Sep 27, 2022 | Política

¿Qué repercusiones tuvo la reunión entre Alberto Fernández y parte de la CGT?

Tras el encuentro del pasado lunes por la noche, Pablo Moyano amenazó con renunciar a su cargo en la central obrera. Si bien este martes dio marcha atrás, la unidad cegetista se ve debilitada.
Alberto Fernández CGT
En la reunión de la CGT con el presidente se habló del alza de la inflación y la necesidad de mejorar los salarios de les trabajadores. Crédito: Diario El Paso.

El presidente Alberto Fernández se reunió, este lunes por la noche en la Quinta de Olivos, con delegados de la “mesa chica”de la Confederación General del Trabajo (CGT). El objetivo del encuentro fue debatir sobre los pasos a seguir respecto a la discusión paritaria y la conservación del poder adquisitivo; en medio de la preocupación por el alza inflacionaria que no cede. 

Entre los integrantes de la central obrera se encontraban Héctor Daer y Carlos Acuña, pero el secretario general, Pablo Moyano, no estuvo presente. Este fue el detonante para que, en las primeras horas del martes, el secretario general de la CGT plantee su desvinculación de la central obrera.

Esta tarde, luego de una reunión de los gremios que integran la CGT en la sede de Camioneros, el dirigente sindical dio marcha atrás con su renuncia. Sin embargo, las diferencias de Moyano tanto con los cosecretarios del sindicato como con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, siguen en pie.

Este último también participó de la cena del pasado lunes. Además, fueron convocados representantes de grandes gremios, como Andrés Rodríguez de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN); Gerardo Martínez de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y José Luis Lingeri de Obras Sanitarias

Alberto Fernández CGT
Luego de la reunión de Fernández con la CGT, Moyano expresó sus diferencias y amenazó con renunciar a su cargo de secretario general. Crédito: Sonido Gremial.

La reunión

Desde el sindicalismo aclararon que el encuentro del pasado lunes con Alberto Fernández fue a “agenda abierta”. En ella, los dirigentes gremiales volvieron a ratificar ante el presidente su postura de que las paritarias deberán seguir abiertas. 

Desde la CGT crece la preocupación en torno a la constante alza de la inflación acumulada y el salario de les trabajadores. En este contexto, el plan gremial se propone alcanzar la inflación que se prevé terminará el año en torno al 100%. 

Por su parte, Fernández les adelantó que podría implementar un bono de fin de año a cobrar en el mes de diciembre. En medio de la escalada de precios, el Gobierno ya había compartido la posibilidad de implementar un bono de emergencia para todes les asalariades del sector privado. 

Además, el ministro de Economía, Sergio Massa, había dicho al comienzo de su gestión que había que “asegurar un mecanismo que permita la recuperación de ingresos” de les trabajadores del sector privado que ganen entre 50 mil y 150 mil pesos. 

Sin embargo, los dirigentes de la CGT han marcado que, a la larga, esos mecanismos no sirven para que el bolsillo pueda recuperar terreno frente a la inflación. En cambio, prefieren como “mal menor” mantener el esquema actual de “paritarias permanentes”, en el que los gremios negocian actualizaciones cada tres o cuatro meses.

En lo que sí coinciden tanto Gobierno como sindicalistas, es que tanto trabajadores informales, cuentapropistas o monotributistas, irremediablemente se verán superades por el ritmo de los precios.

Alberto Fernández CGT
Moyano considera imprescindible la implementación de un aumento a través de sumas fijas para poder pelearle a la inflación. Crédito: Diarios Bonaerenses.

Los motivos que llevaron a Moyano a evaluar su renuncia

La reunión del pasado lunes con dirigentes de la CGT que conforman los sectores conocidos como Gordos e Independientes, terminó por detonar la crisis que estaba contenida en la central obrera. A partir de allí, Moyano planteó su desvinculación con el sindicato de trabajadores. Si bien este martes dio marcha atrás, quedó expuesta, nuevamente, la débil unidad cegetista.

Cuando en noviembre del año pasado la CGT renovó sus autoridades, Héctor Daer de Sanidad y Carlos Acuña de Estaciones de Servicio (un hombre ligado al gastronómico Luis Barrionuevo) mantuvieron su lugar en la conducción. Pero la incorporación de Pablo Moyano representó la expresión de unidad dentro del movimiento obrero.

Sin embargo, se han expresado diferencias dentro de la conducción con dos temas centrales. En primer lugar, el accionar del Ministerio conducido por Moroni ante la crisis económica. Moyano, junto a MarioPacoManrique del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), quien sigue los mismos pasos, propusieron diferentes medidas de acción directa para “combatir” a los formadores de precios; pero Daer y Acuña se han mostrado en contra de sus sugerencias. 

Otra diferencia tiene que ver con la pérdida de poder adquisitivo de los salarios ante la escalada inflacionaria. Moyano sostiene que es necesario que sigan las negociaciones paritarias; pero a su vez considera imprescindible la implementación de un aumento a través de sumas fijas para poder pelearle a la inflación y favorecer el mercado interno. Por su parte, tanto Daer como Acuña rechazan y plantean a la paritaria como única herramienta válida.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie