Sep 16, 2022 | Deportes

Diego Costa vuelve al ruedo tras ocho meses de inactividad

El delantero consiguió nuevo equipo y volverá a la Premier League luego del final de su estadía en el Chelsea hace cinco años.
El “Lagarto” Diego Costa será nuevo jugador del Wolverhampton y podrá retornar a una cancha de fútbol luego de ocho meses de inactividad; debido a que su último partido fue en diciembre de 2021 con la casaca del Atlético Mineiro. Créditos: @Wolverhampton

El mercado de pases cerró en las ligas más importantes del fútbol mundial pero aún hay grandes novedades que sorprenden en todo el globo. El atacante hispano brasileño Diego Costa se convirtió en nuevo jugador del Wolverhampton inglés después de jugar su último partido en enero de este año. De esta manera el ex jugador de la Selección de España retornará a la liga inglesa luego de cinco años. Estuvo en el Chelsea entre las temporadas 2014 y 2017.

“Los Wolves han asegurado el fichaje del experimentado delantero internacional Diego Costa hasta el final de la temporada 2022/2023, sujeto a  autorización internacional”, anuncia la web del club. Además para la presentación del ex jugador del Atlético de Madrid, armaron una producción visual de primer nivel, al mostrarlo junto a tres lobos. Costa viene de quedar libre del Atlético Mineiro de Brasil tras solo jugar un semestre, de agosto del 2021 a enero 2022.


A pesar de todo el tiempo inactivo que tuvo, se entrenó de manera individual en Madrid a la espera de una nueva oportunidad de volver al fútbol de élite. El atacante de 33 años no juega un partido oficial desde diciembre último y está más que motivado de cara a los objetivos de la institución. “Es un club de primera con muy buenos jugadores que saben jugar al fútbol”, detalló el flamante refuerzo en la primera entrevista con su nueva casaca.

Además agregó que “tener la oportunidad de volver a jugar en la Premier League era lo principal”. Por otro lado explicó el motivo de ir con los Wolves: “Cuando el entrenador Bruno Lage me habló de regresar a la Premier League, no lo dudé”. A lo que añadió que “Siempre me gustó y la sigo. Por mucho que disfruté jugando en Madrid, me sentía desanimado, por eso me motivaba volver a la Premier”.

“Encendió ese fuego dentro de mí. Siempre pensé que era la mejor que había, la mejor liga del mundo”, sostuvo Costa sobre el campeonato inglés. Incluso en un principio la federación inglesa dio una negativa para su contratación, aunque una apelación del club permitió cambiar el rumbo. Al final se le dio el visto bueno para que trabaje en Reino Unido. “Tuve el placer de jugar en ella, volver otra vez y en mi opinión, tiene el ambiente, la forma de jugar”, aclaró el delantero.

Con la garganta llena de goles, Diego Costa encontró su mejor versión como jugador del Atlético de Madrid, club en el que consiguió tanto títulos nacionales como internacionales. Créditos: Costa Amadrid

Presentación y elogios

Siempre que una estrella consagrada llega a una nueva institución deportiva, es necesario que los encargados de la operación hablen al respecto. En este caso fue el presidente de los Wolves, Jeff Shi, quien dio a conocer sus sensaciones con el arribo de Diego Costa. Lo primero que dejó en claro es la emoción del nuevo fichaje por parte del club. “Estamos absolutamente encantados de dar la bienvenida a Diego Costa  a los Wolves y de su regreso a la Premier”, explicó el mandatario.

Además sentenció que “Diego, un ganador en serie con una gran experiencia al más alto nivel, traerá algo único a nuestro vestuario y al campo”. Con una puesta en escena arriesgada, el club inglés hizo la presentación oficial del goleador con una llamativa curiosidad. Resulta que Diego Costa fue oficializado con la camiseta naranja junto a tres lobos atados con cadenas y entrenados que recibían órdenes durante la producción.

“Estaba muerto de miedo. Sujetando la cadena no dejaba de pensar: ¿Y si a este lobo se le ocurre saltar encima de mí?” confesó el delantero. También expresó: “La señora que los entrenaba no paraba de llamarlos, les pedía que se movieran un poco y los lobos no hacían nada”. A lo que añadió entre carcajadas: “Cuando vinieron y me olieron el pie, supe que estaba acabado”. Por último cerró: “Entonces me asusté un poco. Eran lobos, no perros. Fue una experiencia genial, pero no muy cómoda”.


Una inicio de carrera algo irregular

El nacido en Brasil nunca tuvo chance alguna en su país para iniciar su carrera, por lo que comenzó de manera profesional en el Viejo Continente. Debutó en la temporada 2005-2006 de la mano del Sporting de Braga, de Portugal, aunque en la siguiente temporada estuvo a préstamo en el Penafiel del mismo país. A pesar de la cesión, su ficha fue adquirida por el Atlético de Madrid, pero debió esperar para su gran debut en el equipo “Colchonero”.

En la temporada 2007-2008 se fue a préstamo al Celta de Vigo de España, y luego al siguiente año estuvo en el Albacete Balompié. En el primero marcó seis goles y en la segunda fue titular indiscutible, y pudo marcar el doble de tantos. Para la campaña 2009-2010 fue comprado por el Real Valladolid dentro de una operación por el arquero Sergio Asenjo para el cuadro de Madrid. De igual modo el “rojiblanco” se quedó con una opción de recompra que utilizó un año más tarde.


En su primer ciclo con el Atlético en la temporada 2010-2011 le ganó la pulseada al argentino Eduardo Salvio por la tercera plaza de extranjeros. De esta manera el “Lagarto” Costa empezó de la mejor forma su recorrido ya que consiguió su primer título en agosto del 2010 al ganar la Supercopa de Europa. Más allá del buen inicio, tuvo pocas oportunidades porque siempre estuvo por detrás de Diego Forlán y Sergio Agüero.

Para la siguiente campaña sufrió una grave lesión que lo dejó fuera de las canchas por seis meses, por lo que perdió la pulseada ante Salvio en esa oportunidad. A inicios de 2012 fue cedido hasta final de temporada al Rayo Vallecano, donde tuvo aceptables actuaciones. A mitad de año retornó al club de la capital española, donde en agosto consiguió su segunda Supercopa de Europa al vencer al Chelsea.

Sus últimos años

En el 2013 inició como suplente de Radamel Falcao y Adrián pero sus buenos rendimientos le brindaron la seguridad del técnico y la titularidad. En mayo de ese año obtuvo la Copa del Rey, donde marcó un gol en el 2-1 sobre el Real Madrid. Para el 2014 Costa conquistó su primer título de liga después de que su equipo empatara en la última jornada ante el Barcelona. En mayo de ese año el Atlético perdió la final del Champions League frente a la “Casa Blanca”.

Tras perder la final del torneo más importante de Europa, la segunda del equipo, Diego Costa fue comprado a mitad del 2014 por el Chelsea inglés. Fue vendido por 38 millones de euros y firmó un contrato de cinco años pero en 2017 finalizó su vínculo con el cuadro de Londres. Con los “Blues” obtuvo la Premier League en 2015 y 2017, y la Capital One Cup en el 2015. Luego de varias polémicas regresó al “Colchonero” para tener su tercer ciclo en el club español.

Con la nacionalidad española, y al no tener partidos oficiales con Brasil, pudo disputar los Mundiales 2014 y 2018 para la “Roja”; aunque en ambas presentaciones la performances del equipo fue decepcionante con eliminaciones en zona de grupos primero y luego en octavos. Créditos: Cadena Noticias  

En aquel entonces el “Aleti” fue sancionado sin poder fichar, por lo que el jugador fue inscripto recién en enero del 2018 y entrenó por cuatro meses sin jugar. A fines de 2020 confirmó problemas personales que encaminaron su rescisión de contrato con el equipo rojiblanco. A pesar de ello se consagró campeón de la Europa League y otra vez de la Supercopa de Europa en 2018. También al anotar dos goles en la liga de ese 2020, se consagró campeón sin ser parte del plantel.

Luego de su partida de España estuvo varios meses sin equipo, pero a mediados de agosto de 2021 fue adquirido por el Atlético Mineiro de Brasil. Firmó contrato hasta fines del 2022 pero su estadía se prolongó hasta enero de ese año. En ese lapso conquistó la liga brasileña y la Copa de Brasil. A partir de ahora tendrá un nuevo desafío en la liga inglesa para defender los colores del histórico club del Wolverhampton.

Notas Relacionadas