Sep 6, 2022 | Política

Libres del Sur llegó al millón de firmas para el congelamiento de precios y tarifas

Nota al Pie dialogó con Daniela Gasparini, secretaria general del partido, y Tomás Battaglino, responsable nacional del movimiento estudiantil Sur.
Libres del Sur
“Es muy importante que podamos cerrar esta campaña superando las expectativas y presentando este proyecto de ley en el Congreso”, refrendó Gasparini. Créditos: Federico Groba.

A solo dos semanas del cierre de la recolección de firmas, Libres del Sur llegó al millón. Hoy instalaron 100 mesas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y varias más en todo el país. Se superaron las expectativas y ya tienen el aval para presentar el proyecto ante el Congreso de la Nación. Ahora, solo resta redactar el escrito a la espera de su tratamiento.

Nota al Pie estuvo presente en los diversos puntos que el movimiento situó en Florida y Plaza de Mayo. “Estamos acá, precisamente con cien mesas en el centro porteño. Y ya hay un millón de firmas para congelar los precios de la Canasta Básica y las tarifas de luz y gas”, ratificó Daniela Gasparini, secretaria general de Libres del Sur.

El proyecto propone el estancamiento de precios y tarifas por el período de un año. Una vez superado el medio millón de firmas, el movimiento logró el mínimo necesario para presentar el proyecto de ley. El objetivo es claro. La secretaria general reafirmó que “la gente está realmente mal porque no les alcanza la plata; y no llegan a fin de mes”.

Libres del Sur
Libres del Sur desplegó numerosos stands a lo largo de toda la Avenida Florida con el propósito de recolectar aún más firmas. Créditos: Federico Groba.

El proyecto de Libres del Sur toma forma

El trabajo de Libres del Sur continuará dos semanas más en todo el país. El objetivo es recaudar la mayor cantidad de firmas posibles para lograr un cambio positivo en el control de precios y tarifas. Por ello, la propuesta avanza a paso firme. En este sentido, Gasparini anticipó que “esperamos llegar a dos millones en las próximas semanas. Porque el proyecto debe discutirse”.

Por esta razón, la búsqueda por presentar esta iniciativa popular tuvo una gran convocatoria hoy en el centro de la Ciudad de Buenos Aires. “Poder venir a Plaza de Mayo significa poder mostrarle a los vecinos y a la gente de todo el país que camina por acá, todo el trabajo que hemos hecho para juntar este millón de firmas”, certificó Tomás Battaglino, responsable nacional del movimiento estudiantil Sur.

Libres del Sur
El movimiento extendió sus carteles en cada intersección de las calles, con el objetivo de visibilizar el trabajo a los transeúntes y vehículos que circulaban por el centro porteño. Créditos: Federico Groba.

El esfuerzo de estas semanas deparó en el cumplimiento de las metas establecidas. De este modo, el siguiente paso será presentar el proyecto de ley en el Congreso. “Muy pronto haremos la presentación que, en términos históricos, es muy importante. Porque daremos forma a un proyecto ante esta situación económica tan dura como la que estamos viviendo”, concluyó Battaglino.

Un reclamo con múltiples voces

Las principales autoridades, les militantes y les firmantes coincidieron en el impacto de la inflación y el aumento de precios. En consecuencia, el proyecto de Libres del Sur tomó este reclamo para poner el tema en agenda; y someterlo a debate nacional. 

“La situación es bastante complicada, tanto para los sectores populares, medios como la clase trabajadora y los jóvenes”, resaltó Gasparini. De acuerdo con la secretaria general esto se debe a que “hoy el Salario Mínimo, Vital y Móvil no alcanza; y la Canasta Básica tampoco. Por eso la gente está enojada”. 

Asimismo, les militantes alzan sus carteles, comunican por altoparlante y convocan a firmar. Cada une sufre en carne propia el aumento de precios, el ajuste y el alza de las tarifas. 

Mirta, al frente de su puesto a metros del Cabildo, remarcó que “la plata no alcanza”. Sobre su situación, comentó: “No tengo un salario como corresponde. Tengo tres hijos y me tocó ir a los comedores; porque los precios están muy altos”. Además, explicó que “la inflación es muy fuerte. Yo tengo que hacer un montón de casos para darle de comer a mis hijos”.

Mientras tanto, les firmantes se acercaban a conocer la propuesta y brindar su apoyo al congelamiento. Uno de ellos, Marcos, de Avellaneda, afirmó que “la gente vive una realidad angustiante. No todos tienen las mismas necesidades, y sería justo congelar los precios”.

Notas Relacionadas