Jul 21, 2022 | Sociedad

Crimen de Lucas González: detuvieron a otra Policía de la Ciudad

Se trata de Teresa María Luján Scorza, una agente porteña que formó parte de la brigada que asesinó al joven de 17 años en noviembre de 2021. La causa fue elevada a juicio oral.
Lucas González
Dalbón, abogado de la familia González, destacó la remoción del juez Del Viso, denunciado por prevaricato y mal desempeño. Crédito: Diario Uno.

Este miércoles se conoció la decimoquinta detención por la muerte del joven futbolista de Barracas Central, Lucas González, asesinado por una brigada de la Comisaría Vecinal 4-D de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en noviembre de 2021. La oficial Teresa María Luján Scorza, quien participó del operativo en el que balearon a Lucas González, fue detenida por torturas psíquicas a Joaquín; uno de sus tres amigos con los que volvía del club.

Nueva detenida en el caso Lucas González

Teresa María Luján Scorza es una oficial que trabajaba en la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad cuando el joven de 17 años fue baleado. El fiscal a cargo de la causa, Leonel Gómez Barbella, solicitó su detención a partir del procedimiento irregular ocurrido en noviembre de 2021 por el homicidio de Lucas González y la tentativa de homicidio de los tres amigos. 

En ese marco, la Justicia dispuso la inmediata detención de Scorza y la prohibición para salir del país. Además, la procesada será indagada en las próximas horas. El 18 de diciembre del año pasado, el juzgado no hizo lugar al pedido de detención de la oficial, considerando que no había elementos suficientes que probaran su eventual participación en los hechos investigados.

Lucas González
Dalbón junto a los padres de Lucas: Cintia López y Héctor González. Crédito: www.losandes.com.ar

Caso Lucas González: encubrimiento y torturas psíquicas

Scorza es procesada por “encubrimiento agravado por la condición de funcionario público y por ser el ilícito precedente especialmente grave en concurso real con privación ilegal de la libertad calificada al tratarse de un funcionario público que actuara con abuso de sus funciones y por haber cometido torturas”. Asimismo, desde la fiscalía agregan que aplicó “sufrimientos psíquicos” al joven mientras estaba ilegalmente detenido.

También está procesada por haber alterado, junto a los demás detenidos, los rastros y pruebas del delito que cometieron Juan José Nieva, Fabián Andrés López y Gabriel Alejandro Isassi; los tres imputados de ser los autores del hecho. La Justicia probó que se colocó en el auto de las víctimas un arma de utilería para aparentar que se había tratado de un “enfrentamiento”.

Joaquín Zuñiga Gómez, amigo de Lucas, fue víctima de abuso y violencia policial ejercido por Scorza. De acuerdo a su testimonio, la oficial le preguntó “dónde tenía la droga” y lo acusaba de chorro. Además, mencionó que mientras estaba esposado boca abajo, Scorza le colocó el dedo en su propio teléfono para rastrear a otro de sus amigos. “A estos villeritos hay que darles un tiro en la cabeza a cada uno. ¿Dónde tenés la falopa? ¿Dónde está el arma con la que mataste a tu amigo?”, le interrogaron les policías ahora acusades.

Lucas González
Lucas recibió dos disparos que produjeron su muerte al día siguiente en el Hospital El Cruce de Florencio Varela. Crédito: Noticias Argentinas.

¿Cómo avanza la causa?

Hasta el momento, son 14 los procesados por el crimen de Lucas González, quienes esperan la elevación a juicio oral del caso. Sin embargo, la causa tuvo distintas etapas. El 8 de marzo cambió de juez de instrucción, Martín del Viso, denunciado por la familia de Lucas por prevaricato y mal desempeño de sus funciones, al rechazar pedidos de detención del fiscal Gómez Barbella. Y fue reemplazado por Paula Verónica González.

El 27 de mayo, los -hasta ese entonces- catorce policías detenidos fueron imputados por “homicidio agravado” y “encubrimiento” y la causa se elevó a Juicio Oral.

Gregorio Dalbón, abogado de la familia González, celebró la detención de Scorza en sus redes sociales. “La misma lo discriminaba por su color de piel. ‘Negro de mierda’ le decía a Joaquín. Todo llega”, escribió. 

El fiscal Gómez Barbella pidió la detención y la jueza Paula González ordenó llevarla adelante. Aunque el juicio aún no tiene fecha pautada, la familia de Lucas está más cerca de que se haga justicia. “Quien los había humillado, discriminado e insultado, está presa”, sentenció Dalbón.

Notas Relacionadas