Jul 13, 2022 | Cultura

El Hombre Primordial: deconstruyendo mitos y superhéroes, con un toque argentino

El género superheroico es un mundo complejo cuando uno se aleja de Estados Unidos. Pero Mantella y Erramouspe han logrado entrar y triunfar con esta historia que buscar romper tabúes y resignificar este universo
El Hombre Primordial
Ya desde la portada, donde se vislumbra parte del pecho del protagonista con el Aleph como escudo, se anticipa el tema de la obra. Créditos: Historia de Mauro Mantella, dibujos de Germán Erramouspe

El Hombre Primordial es una obra que se ubica dentro del género de superhéroes. De la mano de Mauro Mantella (Fantaciencia) y Germán Erramouspe (The Butcher Black Bottom) llega esta obra que entra de lleno en el mito religioso. 

Desprovista de referencias directas en el argumento, esta historia lleva dentro el ADN argentino, cuestiones que solo les lectores más acérrimos identificarán. Y que les ajenos a estas referencias, disfrutarán.

Mauro Mantella es un autor que busca ir más allá de la historia que narra. Versado en los temas que trata, hila sus escritos en base a los elementos que elige utilizar creando mundos sólidos. 

En esta ocasión, crea un mundo donde resignifica conceptos religiosos ligados al cristianismo. Conceptos como la discriminación y el abuso se mezclan con la ciencia ficción más pura.

El Hombre Primordial marca el debut de Germán Erramouspe. Su trazo y composiciones de corte cinematográfico, evidencian el tremendo talento de su arte. Este trabajo le valió la entrada a la industria internacional, trabajando con destacados autores como Simón Spurrier, David Hine y Justin Jordan

Conozcan al Super Héroe

Max Redland no lleva una vida fácil. El joven fue abandonado por sus padres en un orfanato debido a tener Síndrome de Down. Abusado por un enfermero del instituto. Discriminado por el mundo.

Tiene solo una amiga, Sofía, quien se ha convertido en compañera de departamento. Cuando Max se entera que el HIV que contrajo gracias al enfermero se activa, se convierte en una suerte de superhéroe.

Esta transformación hace estallar el edificio dejando muchas víctimas. Ahora Max puede volar, y tiene superpoderes semejantes a algunos de sus ídolos de los cómics.

El Hombre Primordial
Con este plano se revela a les lectores el rostro del protagonista de la historia. Una introducción que anticipa la potencia que tendrá con el correr de sus páginas. Créditos: Historia de Mauro Mantella, dibujos de Germán Erramouspe

Con el correr de las páginas descubriremos que no fue la enfermedad la que activó esta forma de Max, si no algo más profundo. Una mujer que dice llamarse Eva se hace presente y comienza a explicarle lo que sucede con él.

El villano de la historia será un hombre llamado Stan Downson, un líder religioso que busca reconvertir el mundo y así concretar una vendetta personal. Max deberá atravesar un infierno de revelaciones y mentiras para poder salvar el mundo, pero ¿podrá hacerlo?.

El Hombre Primordial: deconstruyendo el mito

Tradicionalmente, los superhéroes son mitos que se deconstruyen y vuelven a armarse para ser adaptados a los tiempos actuales. De esta forma buscan traducir las problemáticas del mundo actual de forma metafórica. 

Sirven para entretener, pero también para reflejar verdades del mundo con las que los medios más directos no quieren enfrentarse. En este caso, el superhéroe  no es más que la figura del remanente de Dios sobre la tierra: Adán, el primer hombre (primordial). 

Toda la historia se apoya sobre la cosmogonía cristiana en base a la creación. En el caso de Argentina, esto es de identificación inmediata. Desde la llegada de los españoles, la iglesia católica se ubica como centro teológico regional.

La reinterpretación de los personajes del evangelio (admitidos y apócrifos) es la clave para hablar sobre el mundo, y problemas de carácter personal. 

Enfrentar el concepto de justicia divina contra la visión de aquel que ha caminado la tierra es uno de los conflictos más grandes respecto a la fe. Mantella aquí trabaja esto de forma exquisita.

La experiencia visual

El debut de Germán Erramouspe es un portazo a través de la entrada más grande posible. Los trazos del dibujante salteño no solo cumplen con cada pedido de Mantella, si no que logran el aspecto cinematográfico que se necesita. 

Esta historia es enorme, y las composiciones de Erramouspe cumplen al pie de la letra con esta característica. En este caso, Erramouspe utilizará alto contraste casi en forma constante, reservando el uso de grises solo para secuencias de recuerdos. 

El Hombre Primordial
Las composiciones imponentes y las referencias religiosas logradas entre la historia y las ilustraciones crean la experiencia definitiva. Créditos: Historia de Mauro Mantella, dibujos de Germán Erramouspe

Este recurso narrativo permite una fluidez de la narrativa ágil. El trabajo de escorzos y posturas no solo busca relacionarse con los superhéroes, si no, con la religión también.

Mediante estos aspectos, junto a la simbología que Mantella propone, es que se ve adaptado el estilo superheroico de forma perfecta y funcional. Sin embargo, aún queda por mencionar la cuestión de la identidad.

Argentino, sin decirlo

Mauro Mantella es muy consciente del lugar del superhéroe en el mundo, pero también en Argentina. Por lo que de forma astuta decidió que esta historia no busque tener una ubicación geográfica específica. No hay nombres de ciudades, ni datos referenciales turísticos. 

Sin embargo, les lectores argentinos identificarán detalles en las viñetas que refieren directamente a nuestro país. El desarraigo geográfico es clave para poder contar esta historia en Argentina. 

Nuestra cultura identifica este tipo de relatos como algo netamente foráneo, y esta forma de contar los sucesos reduce la distancia cultural. Todo esto sirve también para poder introducir todos los elementos necesarios para que el relato se tome con seriedad. 

El Hombre Primordial tiene sexo, violencia, religión, política y relaciones interpersonales a nivel divino y terrenal. Todo seteado para hacer una deconstrucción del mito a la altura de lo que Alan Moore realizó en su Miracle Man.

El Hombre Primordial fue publicada originalmente en la revista Bastión Unlimited en 2005 por Gárgola Ediciones. En 2017 Rabdomantes Ediciones recupera la obra de seis números, y la publica en formato integral para comodidad del lector.

Notas Relacionadas