Jul 8, 2022 | Deportes

Conmebol: noches de frustraciones y sorpresas en la Libertadores y Sudamericana

Las prematuras eliminaciones de River y Boca se suma a la decepción continental de los conjuntos santafesinos. Además, Estudiantes, Vélez y Talleres sueñan a lo grande. Nota Al Pie les trae el mejor resumen de sus desempeños y más
Conmebol
La gran polémica de la noche en el Monumental: ¿fue mano de Suárez en su gol?. Así lo determinó el árbitro Roberto Tobar, apoyado en el VAR, pese al reclamo generalizado de los jugadores de River Plate. El millonario no estuvo fino en la serie y quedó eliminado en octavos de final luego de 6 años. Crédito: Diario Núcleo

Los compromisos de vuelta de los octavos de final de las copas Conmebol Libertadores y Sudamericana han deparado muchas sorpresas para los equipos argentinos. Principalmente, la sensación generalizada de ciclo cumplido para muchos de ellos.

La nota principal de la semana la han evidenciado River Plate y Boca Juniors, quedando eliminados en esta instancia frente a Vélez Sarsfield y Corinthians de Brasil respectivamente. Y con el sorprendente detalle de no haber anotado goles a su favor en los 180 minutos de ambas series.

Además del Fortín de Liniers, Estudiantes de La Plata y Talleres de Córdoba siguen en carrera en la principal competencia continental. Colón ha quedado en el camino de esta Libertadores. Y la misma sensación de desazón ha evidenciado su clásico rival Unión en la Conmebol Sudamericana, cayendo de local frente al Nacional uruguayo.

Esta derrota del tatengue ha arrastrado también a Lanús, quien no pudo quebrar el cero frente a Independiente del Valle. De esta manera, y por primera vez en la historia, no habrá equipos argentinos en cuartos de final de la Sudamericana. 

En las siguientes líneas, Nota Al Pie te trae el mejor resumen de estas jornadas, para estar al detalle de cada compromiso disputado. Y el fixture de lo que se viene para quienes sueñan con la gloria eterna.

Ni con ímpetu, ni con penales

El ciclo de Sebastián Battaglia al frente de Boca Juniors llegó a su fin de manera estrepitosa en los octavos de final por segundo año consecutivo. El Xeneize no tuvo la “suerte” de otras definiciones y cayó por penales frente a Corinthians. Sin embargo, mereció mucho más por lo hecho en los primeros 90 minutos que por lo demostrado en La Bombonera

El equipo de la Ribera careció de vocación ofensiva. Más allá del ímpetu de llevarse la victoria frente a un equipo brasileño que se replegó desde el minuto 0. Para mayor decepción, Dario Benedetto tuvo en sus pies la posibilidad de darles la victoria en la primera etapa del cotejo. Sin embargo, falló su penal al estrellarlo contra el poste derecho.

Finalmente, la suerte del cotejo se definió desde los 12 pasos. Y pese a otra gran actuación del arquero Agustín Rossi (atajando dos remates), Boca Juniors desperdició la victoria en el quinto remate de Benedetto. La floja definición de Juan Ramírez terminó por sellar la eliminación tras la definición del brasileño Gil.

La noche santafesina se tiñó de tristeza tras la eliminación de Unión. El Tatengue fue puro coraje, ganas y necesidad, pero impreciso en los metros finales. Más allá de los merecimientos, el equipo de Gustavo Munua careció de variantes para “romper” a un conjunto uruguayo que empezó con los miedos lógicos de querer aguantar el resultado.

Conmebol
Agustín Rossi volvió a destacarse a la hora de los penales, pero no alcanzó. El portero contuvo dos remates en la serie frente a Corinthians, pero no pudo desviar el remate de Gil, quien le dió la clasificación a los brasileños. La frustración de Benedetto es mayor: erró su penal en los 90 y no pudo cerrar la serie al desviar el quinto por arriba de la portería. Crédito: Fotografía Nota Al Pie

El partido se tornó cortado en los primeros minutos, empujado por la obligación del Tate de descontar en una serie que lo tenía con dos goles abajo. En esa rafaga, Nacional se pobló de amarillas en el mediocampo, regulando con el correr de los minutos esa voracidad defensiva y cortando el juego desde la salida de Unión. Eso le privó a los santafesinos fluir en su juego y le hizo cuesta arriba el cotejo. 

El gol de Emanuel Brítez (expulsado sobre el final del match) resultó en una sensación de esperanza entre tanto nervio. Sin embargo, una rafaga de goles por parte de los uruguayos acabó con esas sensaciones, dejando un trago amargo en el 15 de abril, en donde el resultado pudo haber sido diferente.

Entre las ganas de seguir haciendo historia y la polémica del VAR

Talleres sigue en un sueño perpetuo. La T avanzó a los cuartos de final por primera vez en la historia de la Copa Conmebol Libertadores, venciendo merecida y contundentemente a Colón en Santa Fe. Desde el minuto 0, el conjunto dirigido por el portugués Pedro Caixinha mostró las credenciales para llevarse el partido.

El equipo cordobés supo aprovechar las falencias de un conjunto santafesino disminuido tras la partida de varios referentes de su plantilla. Pese a ceder por momentos el dominio del balón, la T fue más eficaz y vistosa en las situaciones de gol, cortando el juego en los momentos justos y privando a los locales de generar chances en los 90 minutos.

Los primeros minutos del segundo tiempo fueron una puñalada para el conjunto de Julio Falcioni (quien dirigió su último partido en Colón) quien se derrumbó tras el gol ya merecido por los cordobeses. A partir de allí, los locales chocaron contra su nerviosismo y falta de vocación ofensiva, padeciendo sobre el final, una derrota dura y difícil de digerir. En Córdoba, la ilusión sigue intacta.

La polémica sobre el final del partido tiño de bronca y decepción la noche en el Monumental. Pese a haber sido superior en los primeros 90 minutos (y un digno vencedor tras los 180 minutos disputados), la victoria de Vélez Sarsfield en la serie pudo haber tenido una conclusión diferente. Sobre todo tras el fallo del árbitro Roberto Tobar en esta Conmebol Libertadores.

La noche en Nuñez comenzó con la misma premisa propia de los equipos de Marcelo Gallardo: aceleración, intensidad y variabilidad ofensiva. Sin embargo, el técnico visitante Alexander Medina supo contener y aprovechar el nerviosismo general para contrarrestar esas intenciones ofensivas y jugar un partido perfecto al contraataque.

El cotejo transcurrió en esa misma línea, sin ideas para River. Y con un Vélez prolijo y certero a la hora de replegarse y contrarrestar en su juego. Sin embargo, un gol anotado “legítimamente” por Matías Suárez (anulado por Tobar tras la intervención del VAR) cortó con toda posibilidad de romper un partido que pudo haber tenido otro rumbo. En Liniers, la fiesta es completa: el trabajo está hecho.

Sin Conmebol Sudamericana, pero con un León hambriento de victoria 

La Copa Sudamericana despidió en la Fortaleza de Lanús al último conjunto argentino en la competencia. Les dirigides por Jorge Almirón, quien dirigió su último partido en el sur, no supieron aprovechar la ventaja deportiva tras jugar casi un tiempo completo con un jugador demás. Esto se produjo tras la expulsión de Jonatan Bauman para los ecuatorianos.

Conmebol
La alegría de Franco Zapiola. El grito desaforado del joven goleador pincharrata se suma a la ilusión de la mitad de La Plata, quien mantiene en vilo su sueño de alcanzar su quinta Libertadores de la mano de Andújar y Boselli (baluartes del título continental de 2009). Crédito:Twitter @Maxi Randrup

En un partido plagado de infracciones y amarillas, el Granate intentó por todas las vías romper la paridad del cotejo. En consecuencia, se encontró a merced de la rapidez en el contraataque de los volantes ofensivos de Independiente del Valle. Pese a la experiencia de José Sand, “Laucha” Acosta (lesionado sobre el final del cotejo) y Diego Braghieri, el cotejo se transformó en un sinsabor de ideas.

Los minutos finales fueron un manojo de nervios. En donde pesó más la necesidad del gol que la inteligencia para cambiar el rumbo de un partido ya delimitado desde sus inicios. Lanús terminó cayendo merecidamente en el global, por no saber capitalizar ni encontrar una identidad real en el campo de juego. El ciclo de Almirón termina de una manera penosa.

El pincharrata es copero. Y una vez más, ha trasladado esos pergaminos en un presente que lo tiene con altas expectativas en esta Conmebol Libertadores de América. Sin sobresaltos, y con ratos de calidad, el equipo de Ricardo Zielinski liquidó en los primeros minutos (y con la expulsión del brasileño Yago Pikachu mediante) las dificultades propias de la serie.

La pelota parada resultó, una vez más, en un arma difícil de controlar para los rivales. Manuel Castro supo capitalizar en dos oportunidades esa variante para acabar con la esperanza de igualar o alcanzar una armonía en este cotejo. Los cambios en la segunda parte le dieron una mayor garantía y fluidez al juego local, quien liquidó las acciones de la mano de Franco Zapiola.

La nota floja de la jornada fue la lesión de Mauro Boselli. Pese a ello, Estudiantes sueña con su quinta Copa Libertadores. Andujar, Boselli y compañía han dado sobradas muestras de carácter y juego en esta nueva edición. El próximo rival será Athletico Paranaense y el camino hacia la gloria, se encuentra cada vez más cerca.

Próximos partidos Copa Libertadores

  • Atlético Paranaense (Brasil) – Estudiantes de La Plata (fecha y horario a confirmar)
  • Vélez Sarsfield – Talleres de Córdoba (fecha y horario a confirmar)

Notas Relacionadas