Jun 28, 2022 | Cultura

Corrientes: “Liberdrag”, el club que celebra la diversidad

El segundo espectáculo en la provincia se realizó en el Espacio Cultural Mariño. Nota al Pie habló con Carlos Zalazar Guzmán, ideador de la propuesta, quien se refirió a los desafíos de encarar este proyecto drag en un territorio conservador.
Liberdrag
“A este evento lo veo muy bien. Vamos a tener que expandirnos y hacer más días porque van a aparecer muchas drags”, expresó Zalazar Guzmán, creador del evento. Crédito: Liberdrag.

Pelucas, accesorios, maquillajes y mucho brillo. Canciones emblemáticas, destreza y color. Estos son algunos de los componentes de Liberdrag, el primer club drag de Corrientes. El fin de semana pasado, el club brindó su segundo espectáculo, en esta oportunidad en el Espacio Cultural Mariño, del que participaron nueve artistas. Nota al Pie conversó con Carlos Zalazar Guzmán, creador del evento.

Al respecto, el entrevistado comentó: “Este es un evento único, novedoso, nunca visto en Corrientes’’. “Que haya un club drag me llena de orgullo. Me pone muy feliz saber que esto va para largo y va a crecer muchísimo”, agregó.

En este mismo aspecto, rescató la importancia de apoyar a les artistas independientes y sobre todo a quienes crean un espacio de contención para las personas. 


El joven no sólo es el ideador de los festivales drag, sino que también despliega todo su potencial bajo la caracterización de Isabel, la protagonista de su performance. “Es el conjunto de muchas cosas. Cosas que pasaron a lo largo de mi vida”, aseguró.

Este segundo festival se enmarcó en el mes de la concientización de los derechos del colectivo LGBTIQ+. Según Zalazar Guzmán, “es importante hacerlo. Liberdrag también se une a la lucha y al festejo del mes del orgullo. Apoyamos a todo el colectivo y este es un espacio para que reine la igualdad, el respeto y el amor”.

“Me pone contento saber que dimos el primer paso para que el arte drag siga creciendo”, sostuvo Zalazar Guzmán. Crédito: Sebastián Molina.

Arte Drag

Entre destellos de lentejuelas y las selecciones musicales del DJ Nniol, la noche se convirtió en un verdadero espectáculo. Los aplausos y gritos de aliento coronaron el segundo festival drag que se realizó en el marco del Mes del Orgullo. “Esto nace a partir de la idea de generar espacios para dar a conocer y que se visibilice más el arte drag”, comentó Zalazar Guzmán.

En la provincia de Corrientes, los espacios generados por y para les integrantes del colectivo continúan siendo reducidos. Si bien en el último tiempo hubo una apertura a las propuestas de las identidades disidentes, aún es una materia pendiente en muchos aspectos. 

En este sentido, el joven reflexionó: “Es difícil que acá, en Corrientes, siendo una provincia conservadora, existan estos lugares. Son muy resguardados, por la discriminación y por todo lo que rodea al colectivo”.

El arte drag permite deconstruir los límites de género y poner sobre un escenario mucho más que solo una performance. Los eventos que llevan adelante desde Liberdrag son auto gestionados y demandan mucho trabajo. 

Con respecto a esto, Zalazar Guzmán dijo: “Es un arte muy completo, tiene desde la peluca, el vestuario, la música que se va a interpretar, la coreo, el maquillaje, por eso también genera oportunidades de trabajo para muchos artistas”.

Les espectadores ven solo la puesta, pero detrás de cada presentación hay mucho talento y destreza. “La idea es mostrar diversidad, ver cómo se adapta cada performance, quienes van a estar, y a mí me toca estar un poco en todo”, aseguró el creador del festival. 

También aseguró: “Es un trabajo que me pone muy contento. Este espacio es muy especial, y también hacer una performance, y todo esto me lleva a pensar en cada detalle”.

Zalazar Guzmán dijo: “Creo que no hay que tener más miedo. Hay que animarse a jugar y dejar de tener miedo. Tenemos una comunidad y una familia que nos respalda”. Crédito: Sebastián Molina.

El arte como trabajo

Carlos Zalazar Guzmán estudió el profesorado de Artes Visuales y es dueño de una de las iniciativas más imponentes de la ciudad. El despliegue artístico por el que se caracteriza Liberdrag logra reunir a personas de distintas edades de Corrientes y Chaco

Además, requiere de muchas otras expresiones artísticas, por lo que un evento de estas características también puede convertirse en un motor económico.


“Esto no sólo da mucha visibilidad, sino que también muchas propuestas laborales, porque demanda maquillaje y contratas a un maquillador. Demanda peluquería, una modista, un diseñador o un coreógrafo”, aseguró el artista. Así mismo, hay algunas marcas comerciales que apoyan a la realización de los eventos y colaboran con algunos insumos para las performances.

Para hacer referencia al término drag, hace falta retroceder muchos años en los que se destacan actitudes, peinados, gestos y vestuarios. Sin embargo, en los últimos años, este concepto fue resignificado a partir de la lucha del colectivo LGBTIQ+. 

“Cuando empecé a hacer drag, miraba muchos videos del exterior y me encantaban esos clubes, y entonces dije ‘¡qué lindo sería algún día poder traer o tener esto en Corrientes!”, dijo Zalazar Guzmán.

Este sueño se convirtió en una idea, la idea en propuesta y la propuesta en hecho. Liberdrag, es un club que está abierto a todes quienes quieran participar y aportar. 

Es cuestión de animarse, peinar la actitud, maquillar los prejuicios y coreografiar el desafío. “Todo esto también tiene mucho del teatro, la danza, la mímica. Creo que el drag es bastante completo, engloba muchas cosas”, agregó.

Repercusiones que transforman

Liberdrag lleva dos presentaciones y ambas fueron sinónimos de éxito. En la primera edición las entradas se agotaron en una sola tarde: “Creo que esto se debe a que es un evento novedoso, nunca visto para el público correntino, y la repercusión me llena de orgullo”, aseguró Zalazar Guzmán. 

Cada vez la puesta es mayor y a medida que la voz corre, el público va en aumento. Por el momento, quienes integran el club son artistas de Corrientes y Chaco y cada une de elles llevan al escenario distintas propuestas: desde el carnaval hasta las interpretaciones musicales más conocidas.

El club tiene grandes aspiraciones de continuar maravillando y “estos lugares son los que pueden generar talleres de drag; de maquillajes; de pelucas y también poder decir, ‘bueno, ahora tengo un lugar donde mostrarme’”, agregó el artista. En este sentido, apuntó que todavía hay mucha gente que no se anima a mostrarse, a mostrar su arte y reivindicarlo. 

“Quizás hay muchos que realizan arte drag y lo hacen dentro de las cuatro paredes de su habitación, posteando en las redes sociales o ese tipo de cosas”, comentó. Asimismo, cada vez que un artista drag muestra su arte sobre el escenario, se convierte en referente para otres. 

“Generar este tipo de espacios hace que las personas se animen, y me lo han hecho saber, por eso creo que visibilizarlo ayuda un montón”, concluyó Carlos Zalazar Guzmán.

Notas Relacionadas