Jun 26, 2022 | Cultura

“Torna Amore”, una comedia romántica que apuesta a volver a amar

Agustín Meneses presenta todos los miércoles en el Teatro El Extranjero esta obra cargada de nostalgia y ternura que conquista de lleno al público. Nota al Pie presenta una reseña de esta pieza bajo la dirección de Sebastián Irigo.
''Torna Amore''
“Torna Amore” es un maravilloso drama familiar donde la protagonista se vuelve la madre de su propia madre. Crédito: @torna.amore_obra

La última obra de Agustín Meneses es una historia corta llena de emociones de principio a fin. Torna Amore invita a la platea a conocer a Vivi, una mujer habitante de un pueblito del interior, que sin darse cuenta se entregó a la monotonía. Entre ser abandonada por su amor y el sacrificio de sus sueños, hoy pasa sus días refugiada en el cuidado de su madre. Pero todo cambia con la llegada de un viejo amor que sin querer la invitará a replantearse su presente. Las funciones son los miércoles a las a las 20:30 h, en el Teatro El Extranjero, ubicado en Valentín Gómez 3378, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). 

Esta atrapante historia comienza con la presentación de una mujer que parece tranquila e insegura, como detenida en el tiempo. Con un aire de nostalgia y desgano, vive sola con su madre, quien presenta ya ciertos detalles de la edad; como desorientarse, confundir tiempos y lugares. Son visitadas por una joven simpática vecina, quien les trae las últimas noticias del pueblo. 

La fiesta anual en la plaza principal va a ser conducida por un ex habitante que regresa luego de 30 años: Emilio. Hoy en día, este es un famoso presentador de la televisión en Buenos Aires. Además, es un viejo e inolvidable amor de la dueña de casa, la cual descubrirá que aún puede amar. 

''Torna Amore''
Esta destacable creación de Agustín Meneses se presenta los miércoles en el Teatro El Extranjero. Crédito: @torna.amore_obra

Desde esta premisa, la trama gana dinámica y sentimientos, acompañada por la música popular justo que enmarca cada escena. Un abanico de situaciones muy divertidas y entrañables. Los personajes que resultan tan naturales, habitarán en un ambiente de tranquilidad e inocencia pueblerina. El protagonista presenta varios giros en la historia, y debe aprender a dejar atrás varias ataduras y mandatos familiares. Una segunda oportunidad de amar golpea a su puerta, y la decisión quedará en manos de Vivi.

“Torna Amore”, una pieza donde todo está en su punto justo

Desde el comienzo de Torna Amore se destaca la originalidad y el cuidado que presenta la escenografía. Con la ingenuidad y la funcionalidad de siempre, José Escobar traslada al público a la zona rural de la protagonista. Con pocos elementos, logra representar el patio, el living y la fachada de esta casita pueblerina. También encargado del vestuario, brinda a cada integrante del elenco ropajes que subrayan sus personalidades. 

La dirección a cargo de Sebastián Irigo es muy democrática. De esta forma, logra que cada artista tenga su momento para brillar durante la historia. Mayra Homar es de esas actrices que nunca falla, pero que además siempre encuentra la manera de reinventarse. En un gran trabajo actoral con el personaje de Vivi, permite que la audiencia descubra poco a poco el interior de su personaje. Así pueden empatizar con todo lo que le sucede. 

Marita Ballesteros está increíble como Gloria, la madre de la protagonista. Con sutiles detalles y mucho respeto, representa a una persona mayor con problemas cognitivos y físicos. Además, maneja de manera destacable las variadas facetas de su personaje. Protagonizará los momentos más tiernos y divertidos, a pura demandas y locas ocurrencias. 

Por su parte, Rubén De La Torre brilla como Emilio; este hombre exitoso que regresa a su pueblo natal. En una de sus mejores interpretaciones, logró captar la esencia del personaje y representar cada momento emocional que sufre el mismo. 

''Torna Amore''
Una historia de amor que transcurre en un pueblo del interior con emocionales y acertadas actuaciones. Crédito: @torna.amore_obra

El resto del elenco son dos jóvenes actores que sorprenden gratamente. Benicio Chendo como Teo, el hijo de Emilio, quien aporta frescura y mucha simpatía en una interpretación sin máculas. Y Malena Resino, quien está estupenda como Marita. En un debut teatral super logrado, luce natural, simple y tierna. Le otorga la cuota justa de ingenuidad a su personaje, además de representar el estilo del interior, tanto en el decir como en la gestualidad. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto