Jun 24, 2022 | Cultura

Carlos Gardel: a 87 años de la muerte del tanguero que siempre vuelve

Este viernes se cumple un nuevo aniversario de la muerte del máximo exponente del tango. En esta nota, un repaso sobre la vida y obra del artista argentino que ganó popularidad en todo el mundo.
facebook carlos gardel Rocio Roig
Desperfectos en la pista hicieron que el avión que transportaba a Carlos Gardel chocará contra otro estacionado al costado. El tanguero tenía 44 años. Créditos: Facebook Carlos Gardel.

Este 24 de junio se cumplen 87 años de la muerte de Carlos Gardel. Perdió la vida en Colombia, cuando el avión en el que viajaba chocó contra otro durante su despegue. En ese entonces, el Zorzal Criollo -como se lo conocía- atravesaba el mejor momento de su carrera. Sin embargo, un desperfecto en la pista acabó con el sueño para siempre.

Mientras vivió, Gardel representó una figura emblemática dentro y fuera de Argentina. Ese que país que su familia eligió cuando llegaron desde el exterior y en el que se nacionalizó en 1923. 

Después de muerto, su fama siguió creciendo de manera desmesurada. Continuó alcanzando records y figurando como una de las voces más importantes de la historia de la música pero, sobre todo, del tango.

Incluso en 2003 su voz fue registrada por la Unesco en Memoria del Mundo, el programa  dedicado a la preservación de documentos pertenecientes al patrimonio histórico mundial.

También estableció el récord de nueve películas filmadas en castellano por la industria europea y norteamericana cuando aún no existían los subtítulos y el doblaje. Otro record fueron las más de mil 1500 canciones grabadas y 900 publicadas que dejó.  

Cabe destacar que fue el compositor de El día que me quieras, considerada la mejor canción romántica en español de todos los tiempos. Además es una de las más versionadas.

Al día de hoy, todo este material artístico protagonizado por Carlos Gardel confirma el famoso mito. Ese que esbozan quienes escuchan su voz: “Cada día canta mejor”, dicen.

Primeros años de Gardel

No existen datos certeros sobre el lugar y la fecha de su nacimiento, pero si hay dos hipótesis al respecto. Una es uruguaya y sostiene que Carlos Gardel nació en la ciudad de Tacuarembó, Uruguay, el 11 de diciembre entre 1883 y 1887. 

radionacional.com .ar2 1 Rocio Roig
En 2003, la Unesco registró la voz de Gardel en el programa Memoria del Mundo, dedicado a la preservación de documentos pertenecientes al patrimonio histórico mundial. Créditos: Radio Nacional.

La segunda hipótesis es francesa y señala que Gardel en realidad nació en Toulouse, Francia, el 11 de diciembre de 1890. Como consecuencia del incierto, cada hipótesis sostiene relatos diferentes sobre su infancia y adolescencia.

No obstante, ambas suposiciones coinciden en que el cantante vivió toda su infancia en Buenos Aires y se nacionalizó como argentino en 1923. 

Además, las dos hipótesis también coinciden en el hecho de que Gardel fue abandonado por su padre y que vivió en Buenos Aires al menos desde 1893, en casas precarias y conventillos.

Tiempo después, con sus primeros ingresos como músico profesional, en 1914 junto con su madre, se mudo a un departamento ubicado en calle Corrientes al 1714.

Sin embargo, el Rey del Tango nunca dejó de conmoverse por el barrio que lo vio crecer. En Gardel, la biografía, su chofer Antonio Sumaje contó que cuando este ya era una estrella solía pedirle que lo llevara a los conventillos en los que vivió. Al respecto, Sumaje mencionó que el cantor se bajaba y quedaba mirando la fachada.

“De pronto, emocionado hasta las lágrimas, volvía a meterse rápidamente en el coche. Y entonces se quedó silencioso por un rato muy largo”, agregó.

Sus comienzos como cantor

Carlos Gardel se crió en el barrio que nuclea los teatros porteños de la calle Corrientes, luego transformada en avenida. Transitar esa zona le permitió desde muy chico estar en contacto con el mundo teatral. Así logró estar en contacto con actores y cantantes. De elles, el joven copiaba los ejercicios de vocalización y otras conductas que fueron fundamentales para su futura formación artística.

Asimismo, durante su adolescencia solía frecuentar bares en los que se mezclaba con payadores. Se dice que esto también tuvo una gran influencia en su estilo y en la elección de su repertorio criollo. 

Con el correr del tiempo, Gardel comenzó su carrera artística haciéndose conocido en las zonas del Abasto, La Boca, Avellaneda y Constitución. Y luego de haber probado suerte en diferentes agrupaciones, en 1913 consolidó su dueto con José Razzano. Ambos compartieron escena hasta 1925, cuando Razzano comenzó con problemas en la voz. 

Por su parte, el Zorzal Criollo regresó de gira a España como solista y logró obtener mucho éxito. Además, fue ahí que grabó su primera serie de discos. De a poco, su figura comenzaba a tener mayor reconocimiento por fuera del territorio argentino.

Y la fama era tal, que el historiador Felipe Pigna señaló que el artista “recibía 15 mil cartas de sus admiradoras por mes”. “Él decía que había aprendido a firmar con las dos manos porque no llegaba con una sola”, asegura Pigna en su libro Gardel.

Pionero del tango-canción

Además de destacarse por ser el primero en hacer cine sonoro, Carlos Gardel también es reconocido por ser el creador del tango-canción

telam 3 Rocio Roig
Carlos Gardel fue el creador del tango-canción, cuando en 1917 cantó y grabó un tango por primera vez. Créditos: Télam.

Según dicen, surgió en 1917 cuando cantó y grabó un tango por primera vez. Se trató de Mi noche triste, un tema musical compuesto por Samuel Castriota y al que Pascual Contursi le puso letra. 

El tango-canción se caracterizó por su composición lírico-musical. En ese sentido, la letra logra responder a las características rítmicas y emocionales de la música y del baile de tango.

La muerte inesperada y “sentir que es un soplo la vida”

El 24 de junio de 1935, en Colombia, el avión que transportaría al cantor desde Medellín a Cali chocó en su despegue contra otro avión estacionado. Producto del impacto, hubo una explosión que mató a 12 de los 15 ocupantes de ambas aeronaves. 

La tragedia fue presenciada por miles de personas que habían ido al aeropuerto para despedir a Gardel. En ese entonces, él tenía 44 años y se encontraba realizando una gira por Latinoamérica que concluiría en Buenos Aires.

Su féretro estuvo acompañado por un largo cortejo fúnebre hasta el cementerio de San Pedro en Medellín. Allí sus restos permanecieron hasta fines de 1935, cuando comenzó el traslado por varios países. 

Finalmente, el cuerpo de Carlos Gardel fue ubicado en el cementerio porteño de Chacarita, el 6 de febrero de 1936.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto