Jun 13, 2022 | #Fotogalerías

The Niño’s: cómo calentar la noche en Colegiales

The Roxy fue escenario de MAGIC SHOW, una fecha muy especial para la banda.

La banda conformada por Carlos «el Niño» Khayatte se presentó en The Roxy del barrio porteño de Colegiales con su particular propuesta rockera con marcada influencia del punk. Fotografía: Facundo Esmereles
Pasadas las 23 horas el fresco se toma una pausa seducido por el aliento arrollador de la banda y sus incansables seguidores. Fotografía: Facundo Esmereles
Los artistas compartieron con intensidad la magia que venían sintiendo en presentaciones similares, lo que le dió nombre a la fecha en concreto: Magic Show. Fotografía: Facundo Esmereles
Una noche helada pasa a encenderse con la energía contagiosa que emana de una entrega apasionada de los músicos. Fotografía: Facundo Esmereles.
Varios músicos que han acompañado a el Niño dejaron su huella en el escenario de Lacroze y Alvarez Thomas. Con los cambios y aportes, el show se sintió una interesante mezcla de juntada de amigos con raid musical en vivo. Fotografía: Facundo Esmereles.
Una fecha cargada de dedicatorias, saludos, regalos al público y mucho aroma a pizza. Una combinación tan funcional que hasta parece ensayada. Fotografía: Facundo Esmereles.
Nadie se quedó callado cuando The Niño’s se adueñó del escenario. Fotografía: Facundo Esmereles
Muchos amigos y viejos conocidos del círculo de Khayatte se encontraban presentes apoyando y suscitando los reiterados agradecimientos del artista. Fotografía: Facundo Esmereles.
Difícil atreverse a definir un solo pico de intensidad de la noche, ya que se trata un vaivén constante de emoción, energía y diversión tanto de los artistas como del público presente. Mención especial cuando tocaron «Ultraviolento», un clásico que no necesita presentación. Fotografía: Facundo Esmereles
La intensidad se hizo sentir emanando de cada uno de los músicos. Fotografía: Facundo Esmereles.
El único momento de «descanso» de El Niño fue cuando se rompió una ficha de cable de instrumento. El resto del show se mantuvo en el escenario, tocando, cantando y agitando. Fotografía: Facundo Esmereles .
Aun con tantos cambios, se mantuvo la sinergia significativa que caracteriza a aquellos que se comunican en igual medida verbal y musicalmente. Fotografía: Facundo Esmereles.
Muchos dejaron la comodidad de sus sillas, los platos con comida y los vasos llenos, todo para cantar y saltar con la banda. Fotografía: Facundo Esmereles.
«Estoy en el mejor momento de mi vida, todo gracias a ustedes». Palabras de El Niño que se entrega con fuerza a su público, el cuál no ha salido defraudado. Fotografía: Facundo Esmereles.
Tanto la banda como el público presente dejaron una sensación de satisfacción y realización compartida. Fotografía: Facundo Esmereles.