Jun 10, 2022 | Sociedad

Una persona intersex sufre torturas y traslados carcelarios arbitrarios

El sistema carcelario de la provincia de Buenos Aires no tiene piedad con las personas trans y LGTBIQ.
Aislamiento UP 8 Mujeres Los Hornos fuente andaragencia.com 1
Las condiciones de los servicios penitenciarios son inhumanas. Créditos: ANDAR.

La Comisión Provincial por la Memoria presentó una denuncia penal y un habeas corpus frente a las graves torturas padecidas por Pablo Martínez, una persona intersex alojada en la Unidad Penal N° 8 de Los Hornos. El organismo, que viene siguiendo el caso hace algunos años, debió luego ampliar la denuncia por nuevos hechos de torturas ocurridos al día siguiente.

La situación se agravó con un traslado arbitrario a la Unidad N° 52 de Azul, que desobedeció la orden judicial de no trasladarlo: a la madrugada lo despertaron a los golpes, palazos, arrojándole gas pimienta y agua fría pese a las bajas temperaturas y le rompieron y sacaron gran parte de sus pertenencias.

CPM fuente Punta Querandi
El Centro Provincial por la Memoria es el encargado de llevar adelante el reclamo. Créditos: Punta Querandí.

Cronología de un trato inhumano

La agencia ANDAR es la agencia encargada de producción de información y noticias en derechos humanos de la Comisión Provincial por la Memoria. Desde ANDAR detallaron el reclamo de Martínez y la situación en la que se encuentra. 

“Lo que Pablo (Martínez) deseaba era poder vincularse y mantener contacto con otras detenidas en la unidad, realizar actividades educativas y laborales. Al estar alojado en un sector de aislamiento, que fue designado como pabellón especial para personas trans, tenía pocos momentos donde podía salir de la celda o asistir a talleres y actividades con el resto de la población”.

El convicto solicitó una audiencia con las autoridades del Penal N° 8 de mujeres donde estaba alojado pero la entrevista terminó en una discusión y golpiza penitenciaria. En el comunicado de la agencia detallan que el personal de guardia “lo golpeó en el sector de vigilancia, con palos y dándole patadas por todo el cuerpo”. 

Gravemente lastimado con lesiones visibles, muchos dolores en diferentes partes del cuerpo y orinando sangre, se comunicó con la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) preocupado porque los golpes le hayan producido mayores daños que los que se evidenciaban a primera vista. “Él atravesó procedimientos quirúrgicos como la histerectomía y mastectomía que le requieren cuidados especiales” detallaron.

El accionar de la CPM

El organismo presentó la denuncia ante la fiscalía general de La Plata por estos hechos y rápidamente debió ampliarla cuando Martínez comunicó nuevamente que lo habían golpeado: “Me sacaron mal, pero mal… me despertaron a la madrugada, con golpes y palazos, me tiraron gas pimienta, estoy en patas, me mojaron la poca ropa que pude agarrar”, decía desde el sector de aislamiento. En ningún momento fue revisado por personal de salud ni asistido por sus dolencias.

Dicho traslado, además de ser utilizado como castigo agravando las condiciones de su detención, había sido rechazado por la justicia.  Entre sus principales argumentos, el tribunal tuvo en consideración su condición de género.

“La trayectoria vital de Pablo en las distintas Unidades Penitenciarias de esta Provincia se han visto siempre imbricadas de agresiones, malos tratos, hechos de tortura, vinculados a su condición de género y a la imposibilidad de la administración penitenciaria de poder ofrecerle un lugar de alojamiento acorde a su identidad y auto percepción”, describieron desde la CPM en una de las presentaciones realizadas.

Habeas Corpus

El organismo también interpuso un Habeas Corpus correctivo para que Martínez reingrese a la Unidad 8 donde desea quedarse. “La falta de abordaje pensado desde las particularidades de la población LGBTIQ configura una situación permanente de agravamiento de las condiciones de detención. No hay lugares adecuados para su alojamiento y se suman las violencias que padecen específicamente frente a un sistema penitenciario que carece de iniciativas y dispositivos institucionales para las identidades diversas”, concluyeron desde la organización.

Roberto Cipriano fuente La Banquina
Roberto Cipriano secretario ejecutivo del CPM dialogó en exclusiva con Nota al Pie. Créditos: La Banquina.

Declaraciones desde la CPM

Roberto Cipriano, secretario ejecutivo de la Comisión Provincial por la Memoria, dialogó en exclusiva con Nota Al Pie y aseguró que la situación de Pablo Martínez es crítica. “Se encuentra mal de salud producto de las dos torturas recibidas por los agentes del servicio penitenciario de la unidad 8”.

Respecto al rol de la organización destacó: “Venimos siguiendo el caso hace tiempo. Presentamos la denuncia correspondiente y hasta un habeas corpus para que se tomen medidas de protección sobre su persona”. También señaló que no hay dispositivos pensados para poblaciones intersex, y que las situaciones de discriminación y violencia son cotidianas.

“Las poblaciones trans son las que más sufren las torturas dentro de los servicios penitenciarios”, dijo Cipriano. Por último, señaló: “No hay programas desde el gobierno provincial para prevenir estas torturas o para acompañar a las víctimas”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto