Jun 10, 2022 | Sociedad

Se iniciaron obras sanitarias en la Villa 15

Aysa comenzó a trabajar en mayo para proveer de agua potable al populoso barrio porteño, tras la intervención de la Justicia
Obras sanitarias Villa 15
La comunidad de la villa 15 llevó años de lucha para lograr el acceso al agua potable en un sector de barrio Crédito: Barricada TV

Durante el mes de mayo se inició un esquema de obras sanitarias para proveer de agua potable a un sector de la Villa 15, ubicada en el barrio porteño de Villa Lugano. La implementación de este servicio permaneció inoperativo desde hace varios años. Fueron tiempos de burocracia, cortes de calles y reuniones sin buen puerto. 

Finalmente, la justicia ordenó el inicio del servicio sanitario. Una noticia realmente esperada por les vecines del barrio, tras este tiempo de reclamos y lucha. El delegado del otrora “Barrio Belgrano”, Juan Alberto Brítez, describió para Radio La Milagrosa del Barrio de Mataderos el largo proceso de tramitaciones y demandas que llevó a cabo su comunidad.

La voz de todo un barrio

El referente barrial explicó que desde el año 2015 emprendieron un camino de reclamos formales bajo el patrocinio legal del Centro de Acceso para una Justicia Igualitaria y Popular (CEJIP) junto a la Defensoría del Pueblo Porteño. Y en estos últimos tiempos con la empresa Aguas y saneamientos Argentinos Sociedad Anónima (AYSA), que consideraba necesaria la obra.

Además, Brítez señaló que fue creado entre les vecines un grupo de delegades que representan los intereses colectivos de la manzana 32. Luego de varias presentaciones formales ante el Gobierno de la Ciudad Autónoma de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) se inició un proceso. Y finalmente, la obra de infraestructura que distribuirá agua potable en ese sector del barrio.

Por otra parte, la emisora La Milagrosa recogió el testimonio de un abogado de la CEJIP, Leonel Bazán. Este comentó que “esa es la obra que empezó en la segunda semana de mayo. Y se supone, se supone ¿no?, según lo que dice el IVC (Instituto de la Vivienda del Gobierno Metropolitano), que entre cuatro y seis meses debería estar terminada. Y surtir de agua a buena parte de la manzana”.

Obras sanitarias Villa 15
Les vecines organizades y el apoyo de la CEJIP lograron que se garantice un derecho humano fundamental como el acceso a servicios de salubridad e higiene. Crédito: Revista Que

Ambigüedades en medio del reclamo

Durante el año 2020 se realizaron encuentros en la Capilla San Francisco de Villa Lugano cuya primera finalidad fue abordar el problema del servicio de agua. Las reuniones fueron presididas por la Defensora Adjunta del Pueblo de la Ciudad Bárbara Bonelli. En dichos encuentros participaron diversas autoridades de organismos oficiales y sociales.

En esas convocatorias, les vecines, comunicaron el relevamiento de 225 viviendas, 554 familias y 262 tanques existentes. Trece familias no poseían tanques y un total de 73 viviendas recibían agua potable por medio de la ayuda de camiones cisterna. Este servicio lo provee la Unidad de Gestión de Intervención Social (UGIS) del Gobierno Porteño.

Durante el 2019 se inauguró en un sector limítrofe de la Villa 15 un imponente y sofisticado edificio provisto de todos los servicios públicos: el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires. Su construcción y función contrastan de manera paradojal con una barriada desprovista de esos servicios esenciales que constituyen derechos humanos fundamentales.

Las carencias sanitarias en Ciudad Oculta, se veían agravadas por la insuficiencia que representaba la distribución de agua potable por parte de los camiones cisterna. En ese año, se suministraba agua a les vecines dos veces por semana en pleno período de cuarentena. Las condiciones habitacionales, de salubridad e higiene se profundizaban en un contexto de pandemia.

Antecedentes históricos

La urbanización de las distintas villas de la Ciudad representa un avance en aspectos infraestructurales y conectividad para muchos barrios. Sin embargo, las construcciones inconclusas, el poco espacio para la participación vecinal, reubicaciones y desalojos forzosos provocaron una situación conflictiva.

Obras sanitarias Villa 15
Gran parte de les habitantes de la Ciudad Oculta debieron atravesar la cuarentena sin las medidas mínimas de servicios públicos sanitarios. Crédito: AM550

En el año 2018, los habitantes de la Manzana 32 denunciaron en la Red Nuestros Derechos que desde largo tiempo consumían agua contaminada con desechos cloacales. En el 2017 la cátedra de Ingeniería Comunitaria de la Universidad de Buenos Aires relevó la zona, hizo encuestas y pudo constatar que el agua que consumía la comunidad no era apta para uso humano.

La precariedad del diseño sanitario generaba un intercambio de fluidos entre las pocas cañerías y el desagüe cloacal, con resultados contaminantes. Les habitantes de la manzana afirmaban que varias personas contrajeron enfermedades vinculadas al consumo del agua: gastroenteritis, epidérmicas y otras patologías.

Un relevamiento del estado de las redes de agua y cloacas del sector arrojó como resultado que el agua no era bacteriológicamente potable. Para llegar a ese diagnóstico se tomaron muestras de agua para su análisis físico-químico en laboratorio.

En definitiva, fue necesaria una decisión judicial para poner fin a la precarización del servicio de agua y salubridad. Y obligar al estado metropolitano a iniciar tareas urgentes para resolver la situación de una problemática amparada en diversas normas jurídicas de orden constitucional e internacional.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie