May 31, 2022 | #Fotogalerías

17ma Llamada de Candombe de Tolosa

La 17ma Llamada de Candombe del 25 en el barrio de Tolosa, La Plata se vivió a pura música y color. Nota al Pie estuvo presente y te cuenta los orígenes y el significado de esta celebración.

Durante el evento pasaron 28 comparsas de candombe, las cuales desfilaron y caminaron al ritmo de tambor por varias cuadras – Fotos: Pedro Ramos
Calor, ritmo, color, encuentro, familia y amistad son algunas de las palabras con las que quienes participaron definen el candombe – Fotos: Pedro Ramos
El Candombe es una manifestación cultural originada a partir de la llegada de esclavos africanos, principalmente a Uruguay. Las diversas tribus africanas presentes en la época de la colonia constituyeron así una fusión de danzas, rasgos musicales y prácticas religiosas – Fotos: Pedro Ramos
Los tambores constituyen la esencia de la comparsa. El ritmo del Candombe surge de la denominada cuerda, grupo formado por tres tipos de tambores: piano, repique y chico – Fotos: Pedro Ramos
El tambor es tocado golpeando la lonja con la mano abierta y con un palillo que puede batir también sobre la madera; se cuelga de un hombro mediante una correa para poder marchar mientras se toca – Fotos: Pedro Ramos
La cuerda de tambores, cuyo número puede superar los setenta ejecutantes, se despliega con sus trajes típicos del resto de la comparsa – Fotos: Pedro Ramos
Un estandarte abre la marcha de cada agrupación simbolizando el emblema de la Tribu o Etnia, otros elementos significativos son medialunas y estrellas, a las que se suman gigantes banderas – Fotos: Pedro Ramos
Luego de los tambores, se ubica el cuerpo de baile y los personajes ancestrales. Así, el «Gramillero» representa al brujo de la tribu. Este viste de levita, sombrero de copa, bastón, gafas y barba blanca, y lleva consigo una maleta con hierbas de propiedades curativas – Fotos: Pedro Ramos
Le acompaña la «Mama Vieja», de atuendos coloridos, abanico y sombrilla, que baila lentamente coqueteando con el Gramillero – Fotos: Pedro Ramos
«El Escobero» originalmente guiaba a los tambores durante el desfile con un bastón; hoy baila con una pequeña escoba, dándole movimiento y siguiendo el ritmo de los tambores – Fotos: Pedro Ramos
En La Plata, por ejemplo, hay varios grupos que se juntan a ensayar durante los fines de semana. Este fenómeno se replica en otras ciudades de la región y la provincia – Fotos: Pedro Ramos
La Organización de esta llamada lleva 18 años. Durante los últimos años, y principalmente de la mano de las mujeres y disidencias candomberas, es que se ha avanzando en cambios en la forma de habitar y construir el candombe – Fotos: Pedro Ramos
Han elaborado nuevas normas para que todes puedan disfrutar el evento de manera segura, así como también implementaron un protocolo en caso de violencia física o verbal – Fotos: Pedro Ramos
«Mas allá de ser un especio de encuentro y expresión de la cultura afrouruguaya, emocionalmente hablando, el candombe es el medio por el cual sanamos nuestras almas, generamos lazos y vínculos interpersonales que hacen al desarrollo de nuestro ser, tanto desde lo emocional como desde el aprendizaje de conocimientos», dice Yoni, integrante de Tambores Tintos de la ciudad de Ensenada – Fotos: Pedro Ramos
«El candombe es unión, encuentro de un montón de personas distintas y diversas, que se encuentran para fusionar, cada uno con sus saberes y conocimientos, con ganas, con curiosidad, con generosidad. Surge y se da, en la calle o en un lugar donde todes puedan llegar. Nadie queda afuera. Luego hay una proyección, una construcción. Pero básicamente es fuego, es encuentro y unión. Sin eso no hay candombe», expresa Evita, integrante de Lonjas 932 del Barrio de Tolosa – Fotos: Pedro Ramos