May 20, 2022 | Deportes

Boca y Tigre jugarán la final de la Copa de la Liga

El próximo domingo, el torneo argentino tendrá su último partido en el estadio Mario Alberto Kempes, ubicado en Córdoba.
Boca y Tigre
Como en 2019, Tigre y Boca jugarán una final para definir el mejor equipo de la temporada en Argentina; en aquella ocasión fue la Copa de la Superliga. Crédito: Flipr

El domingo 22 de mayo, Boca y Tigre jugarán la final de la Copa de la Liga a las 16 h en el estadio mundialista de Córdoba, Mario Alberto Kempes. De esta manera, será la segunda final que disputarán los dos clubes tras la que definió la Copa de la Superliga hace tres años, en la que el equipo de Victoria consiguió su primera estrella tras haber descendido. El “Xeneize” irá por un nuevo título tras el empate por la Copa Libertadores.

¿Cómo llegan los equipos?

Los dirigidos por Sebastián Battaglia fueron los primeros en obtener el pase al encuentro decisivo luego de superar a Racing. Vencieron al gran candidato al título desde los 12 pasos en las semifinales. De manera previa, eliminó a Defensa y Justicia en los cuartos con un 2-0 como local. 

A pesar de la finalísima a nivel local, Boca tiene la mente puesta también en lo que será el último partido de la fase de grupos de la Copa Libertadores que, tras empatar contra Corinthians, complicó su clasificación.

Por el lado del “Matador”, llegó a la última instancia tras eliminar a Argentinos Juniors en las semifinales en la serie de penales tras un empate en 1; y a River Plate por 2-1 en cuartos en el Monumental

Si logra coronarse campeón, Tigre alcanzará un récord histórico al hacerlo inmediatamente en el torneo posterior a su ascenso, el cual obtuvo frente a Barracas Central en la final de la Primera Nacional. Será un partido más que emotivo por lo bien que juega Tigre y por lo que significa Boca.

En el torneo que está por terminar, ambos equipos compartieron la Zona B. En el partido que los enfrentó, fue victoria para los de la Ribera por 2-0 en la última fecha, con goles de Darío Benedetto y Luis Vázquez

Boca, en su zona, quedó segundo con 27 puntos, a uno del puntero, Estudiantes. Finalizó con un total de siete triunfos, seis empates y una sola derrota. Por otro lado, Tigre terminó tercero con 20 unidades, fruto de cinco victorias e igualdades y cuatro caídas.

Boca y Tigre
Boca fue el primer clasificado a la finalísima al eliminar a Racing desde los doce pasos tras una igualdad sin goles en los 90 minutos reglamentarios. Crédito: El Territorio

Sobre el cierre del campeonato, el Matador tuvo su guiño de fortuna ya que, de los últimos 12 puntos en juego, solo pudo obtener 1. En la fecha final, pese a la derrota contra Boca, pasó de instancia debido a la derrota de Huracán

El historial entre ambos clubes favorece a los Xeneizes, ya que en un total de 78 encuentros ganó 51 partidos contra 14 de Tigre y 13 empates. 

Boca y Tigre, una historia conocida

En 2019, tanto Boca y Tigre definieron una final que significó el primer título del conjunto de Victoria, tras el triunfo por 2-0, a pocos meses de descender a la segunda división. Además, viene a la mente de los futboleros aquel triangular del 2008 que compartieron junto a San Lorenzo. En aquel entonces, el Xeneize se consagró campeón. 

Hace tres años, el partido decisivo del torneo argentino fue el 2 de junio y también se disputó en el estadio de Córdoba, lo que determinó la primera estrella de Tigre en sus 116 años de historia.

El conjunto por entonces dirigido por Néstor Gorosito había descendido por los promedios, a pesar de una buena campaña. Su premio consuelo fue jugar la Copa Libertadores de 2020.

De aquel recuerdo agridulce en 2019 solo ocho jugadores “sobrevivieron” de ambos clubes. Divididos en cuatro por bando, Carlos Izquierdoz; Jorman Campuzano; Sebastián Villa y Darío Benedetto, que se fue y volvió, por el lado del Xeneize. Por el lado de Tigre están Gonzalo Marinelli; Sebastián Prediger; Lucas Menossi y Martín Galmarini.

Un récord histórico

Si Tigre grita campeón el próximo domingo, podría igualar un récord que data de 1987, de la mano de Rosario Central. En aquel entonces, tras dejar la Primera B Nacional en 1986 como campeón, al año siguiente repitió en la Primera División

Boca y Tigre
Tigre obtuvo su pasaje al encuentro definitorio al superar, por la tanda de penales, a Argentinos Juniors tras empatar en uno durante los 90 minutos. Crédito: TotalNews Agency Argentina

El “Canalla”, en una temporada de 38 fechas, logró una excelente performance que culminó con el campeonato tras haber ascendido unos meses antes. Por lo que el Matador puede repetir dicha hazaña a solo seis meses de su ascenso.

Además, en aquella campaña, el conjunto dirigido por el mítico Ángel Tulio Zof sumó un condimento especial a la consagración, le ganó la carrera por el título a su clásico rival, Newell’s, que quedó segundo a una sola unidad.  A pesar del logro del equipo rosarino, hay un antecedente bajo otro formato. En diciembre de 2014, Huracán le ganó 4-1 un partido desempate a Atlético Tucumán y consiguió uno de los 10 ascensos. Unos meses después, en abril, se coronó campeón de la Supercopa Argentina al ganarle la final por 1-0 a River.

Notas Relacionadas