May 15, 2022 | Cultura

Backstreet Boys y NSYNC, un auge del retro 90s

A raíz del concierto conjunto que realizaron en 2021, quedó una invitación abierta a que Justin Timberlake participe en nombre de Nsync. Además, Nota al Pie repasa cómo fue el evento y el porqué de la rivalidad de las boybands.
En la entrevista que Carter dio para CNN agregó “Entonces, ¿cuál es la pregunta, es posible? Absolutamente posible». créditos: Collage Nota al Pie.

En el marco del Back-Sync, un concierto llevado a cabo en junio de 2021 por miembros de ambas boybands en la ciudad estadounidense de Los Angeles, California, este encuentro conformado por  Nick Carter y AJ McLean (Backstreet Boys) y Joey Fatone y Lance Bass (NSYNC) tuvo en su momento un alto impacto entre les fans de los distintos grupos. Aun así, se sintió en el evento la ausencia del cantante Justin Timberlake.

Por tal motivo, Carter realizó una invitación abierta para Timberlake en aquel entonces. Sin embargo, aún no hay respuestas del vocalista de la banda “rival” de los Backstreet, y se dice que quizás haya un no como respuesta. Asimismo, comparten una canción hecha especialmente para la película de zombies Dead 7In the End” (Nada podrá salvarnos), estrenada en 2016, en la que participan Nick Carter, AJ McLean y Howie Dorough (miembros de los backstreet).

Backstreet Boys & NSync – In The End – para la pelicula Dead7

¿Hay posibilidades de un reencuentro en 2022?

Por otro lado, en una entrevista para CNN este año, Nick Carter luego de que le preguntaran sobre si alguna vez habría una gira combinada entre ambos grupos dijo: “lo hicimos, fue una gira de New Kids on the Block y Backstreet Boys, se llamaba NKOTBSB y fue genial ver a los fanáticos por ahí, obteniendo algo que pensaron que nunca volvería a suceder. Dos generaciones uniéndose”. También hizo mención sobre que, “pensamos que un combo NSYNC, Backstreet, tal vez Spice Girls, simplemente sería como el pináculo, el límite de un buen momento en la vida de las personas y simplemente traer nostalgia de vuelta”. 
Sin embargo, para los miembros de ambas bandas que se reunieron en el encuentro de 2021, la idea de estar todos juntos después de una rivalidad tan fuerte les parece raro, incluso para les fans. De hecho, Aj Mclean integrante de los Backstreet declaró para la revista Variety; “Esto ha estado sucediendo desde hace un largo tiempo” y también hizo mención de que el mundo está esperando que realicen algo juntos. Asimilando incluso que su público ya haya crecido y que sea normal que se idolatren a los grupos por igual.

LA RIVALIDAD DE LAS BOYBANDS

Se sabe que ambas bandas no son las primeras boybands en existir en la industria musical. Pero lo que resalta a los grupos entre sí, sin dudas, es la revolución que causó en los jóvenes de los noventa y como sus famas crearon una rivalidad entre Backstreet Boys y NSYNC; generando hasta la dinámica de que banda tenía a los miembros más atractivos o las coreografías más llamativas.

Esta rivalidad fue generada al mismo tiempo por un plan de marketing del creador y manager de ambos grupos, Lou Pearlman. Quien tenía la idea de querer que el concepto de las boybands se monopolizaran. Engañando con mentiras a los Backstreet, creando en ellos el pensamiento de que eran totalmente únicos. Claramente no era así, ya que poco tiempo después descubrirían que a sus espaldas un grupo similar a ellos perseguía el mismo objetivo. 

Uno de los cantantes de los backstreet recalco lo que fue estar con la banda rival: “Nosotros cinco (BSB) aún funcionamos, pero la sensación es diferente. Es como haber estado en una relación por mucho tiempo, te tomas un descanso, conoces a alguien nuevo, es fresco y emocionante”. créditos: wonderwall.com

Por supuesto que todo lo que los Backstreet declinaban ahí estaba NSYNC para tomarlo y hacer de ello algo propio, como por ejemplo las presentaciones o giras, generando un conflicto obvio entre ambas, los cuales terminaron afectando de manera individual a los miembres y creando rivalidad en los fans también.

Sus diferencias se veían reflejadas incluso en el vestuario; la primera banda (Backstreet Boys) vestían de manera más adulta con toques oscuros y creando letras melódicas.

Pero luego la segunda banda (Nsync) debía reflejar la juventud vistiendo con un estilo más urbano utilizando ropa de equipos de basketball, y establecían una música más enérgica y “ruidosa”. 

Back-Sync: un evento para les fans

Este evento llevado a cabo en junio del 2021, estuvo integrado por cuatro de los diez participantes de las bandas; días anteriores se habían reunido en la casa de uno de los integrantes de NSYNC para ensayar su canción más famosa en cuanto a coreografia y cancion “Bye, bye, bye”. Difundiendo sus ensayos en redes sociales, generaron que al momento de comprar las entradas, se agotaran en poco tiempo. 

Un concierto creado por Lance Bass y Joey Fatone, de Nsync, y AJ McLean y Nick Carter, de Backstreet Boys, estuvo orientado a un show a favor de la comunidad LGBTQ+. No obstante, decidieron llamar a la nostalgia con temas fundamentales en las carreras de cada banda como: «I Want It That Way» y «Bye Bye Bye». 

Incluso, Aj Mclean para la entrevista con Variety recalcó el hecho de que Justin Timberlake sería más que bienvenido de participar si quisiera en las funciones que se den con el nombre de Back-Sync, «Cuantos más, mejor. Los fanáticos todavía quieren una gira de Backstreet y NSYNC, pero tenemos que ser los 10. Es la única forma de hacerlo funcionar» agregó el artista. 

Aj Mclean cantante de los backstreet resaltó: «Cuantos más, mejor. Los fanáticos todavía quieren una gira de Backstreet y N’Sync, pero tenemos que ser los 10. Es la única forma de hacerlo funcionar». créditos: poppincante.com

Los mismos cantantes que iniciaron este proyecto mencionaron que, esto es el inicio de muchos otros que se harán en conjunto y esperan poder contar con la participación de ex miembros de NSYNC junto con miembros actuales de los Backstreet para poder llevar a cabo un “supergrupo”.

Además, el concierto tocó temas como estar a favor de la comunidad LGBTQ+, realizando una donación de un millón de dólares en formato de criptomonedas para el Proyecto Trevor, el cual su misión es difundir y salvar las vidas de las personas de esa parte de la población. Este es un tema que según el director del proyecto, Amit Paley hizo hincapié en que “Al menos una persona LGBTQ intenta suicidarse cada 45 segundos en Estados Unidos”.

Notas Relacionadas