May 5, 2022 | Género & Sexualidad

La justicia estadounidense busca anular el derecho al aborto

En pleno debate sobre la posible anulación del fallo Roe vs Wade, el Gobierno canadiense ofreció a las mujeres estadounidenses acceder al aborto en caso de que la Corte Suprema lo anule.
El día siguiente a filtrarse el documento que apunta a anular el fallo de Roe vs. Wade de 1973, el movimiento feminista salió a manifestarse en las calles. Crédito: San Diego Tribune.

En las últimas horas de ayer, la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos confirmó que el borrador filtrado el pasado lunes por el portal Político es “auténtico”. Se trata de un documento que apunta a revocar el fallo de Roe vs. Wade, el cual en 1973 estableció en dicho país el derecho constitucional al aborto. 

Luego de la viralización del texto escrito y firmado por el juez Samuel Alito, el país protagoniza un gran fervor social. En ese marco, el martes pasado movimientos feministas se manifestaron en las calles y redes sociales donde contaron con el apoyo de distintas personalidades mediáticas que van desde actrices; modelos y políticas como Hilary Clinton (primera candidata a presidenta del país) y la senadora Elizabeth Warren.

El apoyo de Canadá en caso de que la Corte de EE.UU anule el fallo  

En pleno debate sobre la posible anulación del fallo, el Gobierno canadiense hizo público su apoyo al movimiento de mujeres estadounidenses y aseguró que aquellas que no puedan interrumpir sus embarazos en su país podrán hacerlo en Canadá.  

En caso de que se anulara el fallo histórico, el gobierno canadiense se mostró públicamente a favor del aborto y ofreció a las mujeres estadounidenses abortar en su país. Crédito: Télam.

“Si vienen aquí y necesitan acceso (al aborto), es un servicio que les proveeríamos”, declaró la ministra de Familias canadiense, Karina Gould, durante una entrevista. No obstante, el día anterior, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau había defendido el “derecho a elegir” de las mujeres.

Las medidas contra los derechos reproductivos del 2019 en Estados Unidos 

En el 2019, al menos 16 de los 50 estados que tiene Estados Unidos; aprobaron normas  que restringieron el derecho de la mujer a interrumpir el embarazo. El caso más restrictivo es el de Alabama que prohíbe la interrupción del embarazo en casi todos los casos; incluso en violaciones, y pena a quien ejecute el procedimiento con hasta 99 años de prisión.

Ese mismo año, en Georgia, Ohio, Kentucky, Misisipi y Luisiana, impulsaon leyes que prohíben el aborto a partir de las seis semanas; tiempo en el que muchas mujeres ni siquiera advierten su embarazo. No obstante, solo desde 1 de enero al 15 de mayo de 2019 se han impuesto 42 restricciones a los abortos en distintos estados estadounidenses.

De todas maneras, previo a ese año, el acceso al aborto también contaba con ciertas dificultades en Estados Unidos. En 2014 el Instituto Guttmatcher señaló que varios estados no incluían el aborto en la lista de servicios médicos a los que pueden acceder las personas de ingresos bajos.

La conquista del derecho al aborto en Estados Unidos tiene 50 años y fue gracias a la lucha del movimiento feminista. Crédito: Mobi.

La visión de los organismos internacionales

El movimiento global Amnistía Internacional, ​que trabaja para que sean reconocidos y respetados los derechos humanos, destacó que en “veintisiete ciudades importantes del país y gran parte de las zonas rurales ‘son desiertos’ en lo que se refiere al aborto”. 

En ese marco, desde el movimiento apuntan que, tanto el nombramiento de jueces antiaborto que hizo el expresidente estadounidense Donald Trump como el activismo antiaborto, fueron factores claves en las restricciones de la práctica de interrupción voluntaria del embarazo durante 2019.

Por otra parte, si bien el presidente estadounidense Joe Biden se ha pronunciado a favor de mantener el derecho del aborto, luego de las incorporaciones que realizó Trump, existe una amplia mayoría republicana (6 a 3) en el Tribunal. Una investigación realizada por el Instituto Guttmatcher señala que, en caso de anularse el fallo histórico, es “seguro o probable” que en 26 estados se prohíba el aborto.

Por último, este avance de medidas contra los derechos reproductivos no es apoyado por la mayoría de las personas que viven en Estados Unidos. Una encuesta publicada en 2019 por Planned Parenthood Action reflejó que el 77% de les ciudadanes querían que el aborto continuara siendo legal y seguro.

Notas Relacionadas