Abr 13, 2022 | Cultura

 Martin Bossi regresó a calle Corrientes con las botas bien puestas

Kinky Boots se reestrenó en el Teatro Astral, dirigida por Ricky Pashkus. Nota Al pie dialogó con su director y la actriz, Laura Esquivel.
Martin Bossi junto con Fernando Dente le dieron un colorido musical y actoral a la reconocida obra Crédito: Prensa TP Agencia.

Las cosas buenas se hacen esperar y  en 2020  “Kinky Boots” debutó en Buenos Aires pero suspendieron funciones debido a la pandemia por el Covid-19. Tras dos años de espera, la  segunda temporada arrancó el pasado 8 de abril  a  las 21 horas en el Teatro Astral (Av. Corrientes 1639). 

La obra está protagonizada por Martín Bossi, Fernando Dente, acompañados de Laura Esquivel, Flor Anca, Walter Canella, Gustavo Monje, Sol Bardi, Pedro Velázquez entre otres, bajo la dirección de Ricky Pashkcus. Las funciones se realizan  de viernes a domingo.

Pisando fuerte

El pasado 8 de abril, se vivió una noche mágica. Desde las 19:45  hasta las 20:30 se realizó la Red Carpet  (alfombra roja) donde desfilaron varias personalidades del espectáculo como: Ileana Calabró, Julio Chávez, Federico Bal, Florencia de la V, Jésica Cirio y muchos más.

De una forma espontánea, Ricky Pashkus, cerca de las 19 saludó a varios de sus amigues que lo abrazaron efusivamente. 

“Me siento muy feliz, después de la pandemia celebrar la vida con el teatro”,  reiteró emocionado Paskus, quien también es coreógrafo de la puesta en escena. Además agregó que: “El musical, anteriormente se presentó en España y el 27 de abril regresamos de nuevo a Madrid”.

“Kinky Boots Argentina es maravilloso, Martín Bossi que hace de Drag Queen es increíble, todo esto con la música escrita por Cindy Lauper”, sostuvo a este medio. Asimismo,Pashkus acotó que la obra  es muy inclusiva con mensajes positivos a la sociedad. 

Los protagonistas de la comedia, Martin Bossi, Fernando Dente junto a Ricky Pashkus. Crédito: Melina Maciel.

La gran relación

Por otra parte Laura Esquivel reconocida por  el personaje de Patricia “Patito” Díaz- Rivarola Castro en la novela Patito Feo, audicionó hace tres años pero no quedó y le dieron el  papel a Sofía Morandi pero posteriormente Morandi manifestó que no podía seguir y el sueño para Laura se hizo realidad cuando le avisaron que era la seleccionada para encarnar a Lauren.

Esquivel, quien además es maestra de técnica vocal, tenía una estrecha relación con Ricky Pashkus cuando éste, dirigió Patito Feo en el teatro.

“Emocionada, nerviosa y contenta, me pareció importante audicionar porque es la oportunidad de igualdad posibilidades”, expresó antes del estreno. 

“Mi papel de Lauren tuvo desafíos actorales porque  ella siempre está en actividad permanente, es divertida, fresca”, puntualizó.

Una trama importante

Kinky Boots  es la historia de Charlie Price (Fer Dente) hijo de un zapatero artesano, dueño de una fábrica de calzado que dio trabajo a varias familias del norte de Inglaterra. No se siente atraído por el negocio familiar se fue a vivir  a Londres con su novia Nicola pero la muerte de su padre, lo obligó a volver para el funeral; descubrió que el negocio no es tal y que su padre tenía partidas enteras guardadas por cancelación de pedidos.

Para evitar el cierre, redujo costos y despidió a quince trabajadores, hasta que Lauren (Laura Esquivel), empleada de la empresa (siempre estuvo enamorada de  Price), le dijo que tendría que cambiar el objetivo porque “quejarse no era la solución”. 

Price viajó a Londres  y visitó a un antiguo cliente al que ofreció zapatos almacenados en la fábrica, luego el heredero de la empresa acudió en ayuda de Simón (Martin Bossi), un transformista de nombre artístico “Lola”.  El joven heredero recordó las palabras de Lauren e invitó a Lola a visitar su fábrica para que le mostrara exactamente el tipo de botas que se necesitaban para incrementar las ventas.

Antes del reestreno de Kinky Boots, mostraron mucha emoción Ricky Pashkus y Laura Esquivel. Crédito: Melina Maciel.

Lola y sus amigues, ayudaron a  Charlie y a les trabajadores del negocio para que modernizaran su sentido de estética y diseñaron una nueva línea llamada “Kinky Boots”.

La revolución musical

Kinky Boots  fue escrita por Harvey Fierstein y la letra –música de las canciones son de la cantante, Cindy Lauper, es por ello que a ratos pareciera que su inmortal True Colors, invadiera el escenario. 

Martín Bossi  uno de los mejores imitadores argentinos en su papel de  Lola, tuvo  el desafío de calzar bucaneras de color rojo con taco stileto; una peluca platinada que  a ratos evocó  la  presencia de Tina Turner. 

El actor se desplazó en el escenario con un elenco de grandes estrellas y una de esas es Fernando  Dente,  reveló sus dotes de gran cantante, con esa frescura  con la que encarnó a Charly Price. 

Laurita Esquivel como Lauren, mostró a la chica tímida pero a ratos sensual, sus agudos perfectos demostraron que su voz es su gran herramienta, junto con su impecable actuación.

Más allá de ser una comedia musical, Kinky Boots es una obra inclusiva que menciona a una familia que  critica a su hije Simón porque se viste de mujer. Un Simón que durante el día es boxeador y por la noche luce vestidos apretados y maquillaje exuberante. 

Pero la puesta en escena, no sería lo que es, sin la performance de las Drag Queen que se roban la obra. Un final en que todes terminan con las botas bien puestas. Aplausos interminables, ovaciones y un público de pie que demostró la fidelidad al mundo del excelente teatro argentino.

Para más información ingresar a:

https://www.plateanet.com/teatro/5?teatro=ASTRAL.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie