Mar 3, 2022 | Internacional

Guerra Rusia – Ucrania, una semana después

Nota al Pie te presenta un repaso de los acontecimientos más importantes del conflicto ruso-ucraniano, al cumplirse una semana del estallido bélico.
Una semana del inicio de la guerra Rusia - Ucrania
Según el Kremlin, en una llamada con el presidente francés, Vladimir Putin declaró que la paz “es posible sólo si los intereses de seguridad legítimos de Rusia son tomados en cuenta sin condición”. Crédito: Total News Agency.

Este miércoles se cumplió una semana del comienzo de la operación militar de la Federación Rusa en territorio ucraniano. El conflicto que Nota al Pie actualiza minuto a minuto puede rastrearse desde el 2014 y se extiende hasta la desintegración de la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en 1991 si profundizamos en el análisis. Sin embargo, por estos días se ha convertido en uno de los hechos bélicos más relevantes del siglo XXI. 

Tras siete días desde el principio de las maniobras militares rusas en Ucrania, la crisis repercutió a nivel internacional, representando una bisagra histórica con fuertes implicancias geopolíticas en el orden global. 

El comienzo del estallido

Una semana del inicio de la guerra Rusia - Ucrania
El presidente ucraniano busca que la Unión Europea acepte la adhesión de Ucrania al organismo regional, algo que genera controversias en el interior del mismo. Crédito: diariousach

El mensaje. En un video emitido por la televisión rusa, el pasado 24 de febrero, Vladimir Putin anunció el comienzo de “una operación militar especial” en Ucrania, algo que, a pesar de la evidente escalada del conflicto, generó no solo preocupación si no también sorpresa en todo el mundo. “El objetivo de esta operacion es proteger a todas las personas que han sido de objeto de genocidio del regimen de Kiev durante ocho años”, indico el lider ruso al referirse a uno de los motivos de la declaracion de guerra.

Reacciones. Tras el inicio del ataque ruso en territorio ucraniano, las potencias occidentales (Unión Europea – OTAN) rápidamente repudiaron la acción militar emprendida por el gobierno ruso. Joe Biden, presidente de Estados Unidos, sostuvo que “Rusia sola es responsable de la destrucción que ese ataque provocará”, relato que fue repetido hasta el cansancio en los grandes medios de comunicación de Occidente

Repercusiones económicas. Desde ese mismo 24 de febrero, las implicancias del conflicto en la economía internacional se hicieron sentir. La operación militar provocó la caída de las principales bolsas económicas de Europa, mientras que, además, el petróleo superó por primera vez en siete años los US$ 100. A su vez, la bolsa de Moscú tuvo que suspender sus operaciones al mismo tiempo que el rublo -aunque luego se recuperó-, tuvo una estrepitosa caída. 

La respuesta ucraniana. Volodímir Zelenski, presidente ucraniano, emitió un mensaje en el que indicó que “el futuro de nuestra nación depende de cada ciudadano de Ucrania. Todos los que tengan experiencia de combate para unirse a la defensa de Ucrania deben acudir de inmediato a los centros de reclutamiento del Ministerio del Interior”. En ese sentido, además, comparó la acción militar ucraniana con el nazismo, paralelismo que también se repitió, por diversos actores internacionales, en reiteradas oportunidades.

Entre la guerra y la paz

En soledad. La OTAN, agresor estratégico en la previa del estallido ruso-ucraniano, anunció la activación de un plan de defensa en su periferia, pero que, sin embargo, no tenía pensado enviar tropas de la alianza militar para defender Ucrania. “No veo a nadie, ¿quien está listo para dar a Ucrania la garantía de una adhesión a la OTAN? Todo el mundo tiene miedo”, recriminó Zelenski luego de la noticia. 

Intermediación. Uno de los primeros actores que se ofreció como intermediario para frenar la guerra fue el Papa Francisco, quien en un acto inusual para un pontífice visitó por iniciativa propia al embajador ruso en el Vaticano con el fin de que prevalezca la paz por sobre la guerra.

La batalla por Kiev. La capital ucraniana se transformó en la sede de los principales combates por mantener su control. Mientras el conflicto se extiende por todas las ciudades del país, Kiev es el objetivo militar más relevante para las fuerzas rusas. Sin embargo, hasta el día de la fecha, sigue bajo control ucraniano a pesar del asedio ruso.

Negociaciones. En un primer momento, un posible acuerdo de paz quedó trunco tras acusaciones cruzadas sobre los motivos por los cuales no se pudo realizar. Finalmente, tras un primer encuentro para un posible “alto el fuego”, la segunda ronda de negociaciones se realizará este jueves en Brest, región de Bielorusia. El mundo, mientras tanto, espera con altas expectativas el encuentro.

Una semana del inicio de la guerra Rusia - Ucrania
Rusia indicó que tomó el control de varias localidades del país, mientras busca hacer lo mismo con Kiev y Járkov, las dos ciudades más grandes de Ucrania. Crédito: Thenewsglory

Economía, libertad de expresión, el rostro de la guerra y el objetivo

Censura. Google, Youtube, Facebook, Twitter e, incluso, muchas de las grandes cadenas que prestan servicio de televisión en el mundo, iniciaron -de diversas maneras- un proceso de censura contra medios de comunicación asociados a Rusia como la cadena Sputnik, ActualidadRT o Russia Today

Profundizar la crisis. Los países miembros de la UE – OTAN buscan, a través de sanciones económicas, agudizar la difícil situación económica rusa. La medida más importante es la exclusión de numerosos bancos rusos del sistema internacional de pagos SWIFT, fundamental para transacciones internacionales. Rusia, como respuesta, activó un paquete de medidas con el objetivo de suavizar los efectos económicos de las sanciones internacionales.

Las consecuencias humanitarias. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó que, a causa del conflicto, un millón de ucranianos tuvieron que desplazarse a países limítrofes. Si bien no existe un consenso sobre la cantidad de muertes -sobre todo porque depende de quien sea que lo informe-, desde el lado ucraniano, a través del Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania, sostuvieron que fallecieron 2.000 civiles desde el inicio del conflicto. Moscú, por su parte, indicó que murieron 498 de sus soldados. 

El objetivo de Putin. La principal exigencia de Rusia para terminar con el conflicto, en palabras del propio presidente, es la desmilitarización de Ucrania, así como también el reconocimiento de Crimea como parte del territorio ruso. La famosa línea roja para Rusia -conflicto de por medio-, quedó clara para todos los actores geopolíticos involucrados en la crisis en Europa del Este.

Compartir:

Seguir Leyendo

Nota al Pie | Noticias en contexto