Feb 25, 2022 | Zona Ambiental

El pueblo de Andalgalá camina contra la megaminería

El miércoles un grupo de vecines de Andalgalá comenzó una larga caminata hacia la Ciudad de Buenos Aires. El destino final son los tribunales de Comodoro Py. Consideran que allí “se encuentran durmiendo nuestros derechos, en el Poder Judicial de la Nación”. Según un comunicado, “ahí están algunos de nuestros reclamos por la Vida, el […]
asamble el algarrobo
El miércoles 23 de febrero, un grupo de 5 vecines del Andalgalá, Catamarca, comenzaron a caminar con destino a la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo es luchar por la constitucionalidad de una ordenanza municipal que prohíbe la megaminería en dicha localidad. Crédito: Asamblea El Algarrobo.

El miércoles un grupo de vecines de Andalgalá comenzó una larga caminata hacia la Ciudad de Buenos Aires. El destino final son los tribunales de Comodoro Py. Consideran que allí “se encuentran durmiendo nuestros derechos, en el Poder Judicial de la Nación”. Según un comunicado, “ahí están algunos de nuestros reclamos por la Vida, el Agua y nuestra Autodeterminación”.

Nota al Pie dialogó con Rosa Farias y Eliana Guerrero, integrantes de la Asamblea El Algaborro. Esta agrupación ambiental ha sido clave en la lucha contra la minería a cielo abierto en Aldalgalá, en sus 12 años de lucha. En estos momentos se encuentran en Chilecito, provincia de La Rioja.

Motivos de la movilización

Entre los motivos de esta movilización, la defensa de la Ordenanza Municipal que prohíbe la megaminería en los Nevados del Aconquija es el principal. Además, exigen la clausura del yacimiento Agua Rica, que ahora forma parte del nuevo Proyecto MARA. “En Comodoro Py, los vecinos y vecinas de Andalgalá denunciamos la existencia de glaciares y ambientes periglaciares, con todos los documentos científicos tanto del Estado como otras ONG”, agregaron.

También piden por justicia para “que se cumpla la ley de protección de glaciares y se condenen a los integrantes de YMAD por el ilegal acuerdo entre empresas mineras y el gobierno para destruir nuestro territorio, nuestra salud y nuestros derechos”.

Durante el trayecto no estarán soles, ya que se unirán diferentes asambleas y organizaciones. Pasarán por las provincias de La Rioja, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires hasta arribar el día 2 de marzo a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Proyecto Integrado MARA (Minera Agua Rica Alumbrera)

Este nuevo proyecto de megaminería consiste en la fusión de la minera Bajo de la Alumbrera, que funcionó en Catamarca desde el año 1997 hasta el 2018, con el Proyecto Agua Rica, un depósito de cobre, oro, plata y molibdeno a gran escala. Es operada por la compañía canadiense Yamana Gold.

Roberto Luna FB
A pesar de la ordenanza que prohíbe la megaminería, en el cerro de Nevados de Aconquija ya se están realizando perforaciones, lo que encendió la alarma y la preocupación de todes les vecines que luchan contra el extractivismo y la contaminación ambiental. Crédito: Roberto Luna (FB).

“Con el yacimiento Agua Rica esperando ser puesto en valor, y las instalaciones de Alumbrera en una etapa de cuidado y mantenimiento, avanzamos en el diseño de un proyecto minero de vanguardia a nivel mundial, que permitirá reutilizar, optimizar e integrar para desarrollar, reduciendo significativamente la huella ambiental”, sostienen los responsables de MARA. Además, afirman que los minerales que extraerán son “de uso diario y elementales para el desarrollo de la electromovilidad y la generación de energía sustentable”.

 “Como el proyecto Agua Rica no avanza, justamente porque Andalgalá tiene un amparo ganado en el año 2016 que no le permite seguir, una de las estrategias comerciales fue juntarse con lo que queda del proyecto Alumbrera y así fundaron MARA”, explicó Farías. “Hablan de minería responsable pero las instalaciones de la empresa minera Alumbrera tiene más de 25 años, ya serían obsoletas. Además, por ejemplo, el dique de colas ha estado perdiendo durante los últimos, por lo menos, 10 años”, agregó. 

Una parte de Alumbrera es lo que se denomina YMAD (Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio). Además de estar integrado por empresas, también participan el gobierno nacional, provincial y la Universidad de Tucumán.

El recorrido de la resistencia

Por la tarde del miércoles 23 de febrero, un grupo de 5 personas partió caminando desde Andalgalá con destino a la Ciudad de Buenos Aires. Las primeras paradas fueron en Belén y en Famatina, también en Catamarca. En estos momentos se encuentran en la localidad de Chilecito, en la vecina provincia de La Rioja

Pretenden arribar a San Roque, en Córdoba, mañana por la mañana para continuar viaje hacia la capital de dicha provincia. Posteriormente tienen pensado seguir el camino hacia Rosario y San Lorenzo, en Santa Fe. Más tarde será el momento de hacer paradas en San Nicolás y en Ramallo, en la provincia de Buenos Aires para finalmente arribar a la Ciudad de Buenos Aires.

En este recorrido no estarán soles, ya que se unirán diferentes organizaciones y asambleas en lucha contra el extractivismo. En cada parada hay diferentes propuestas. Por ejemplo, en la ciudad de Córdoba van a visitar un centro cultural donde hay un árbol de algarrobo centenario y en Famatina realizaron una ceremonia ancestral. Una vez que pisen suelo porteño, van a llevar adelante diversas actividades como radios abiertas, mesas informativas y conferencias de prensa. También participarán otras organizaciones y organismos de derechos humanos.

Pedido de justicia

El pueblo de Andalgalá tiene causas tanto en la Corte Suprema de Justicia como en los Tribunales de Comodoro Py. “Estas causas deben resolverse para que no se sigan perforando los cerros. Defendemos la ordenanza municipal que prohíbe la megaminería en la cuenca alta del río Andalgalá. Está en peligro debido a que el gobierno provincial, en conjunto con la justicia, la declararon inconstitucional en diciembre del 2019 y hoy en día está en la Corte Suprema, por eso se recurre a ese lugar”, aclaró Farías. Cabe destacar que fue la minera Agua Rica quien interpuso la acción de inconstitucionalidad frente a la justicia.

“Nuestro objetivo principal es exigir la constitucionalidad de nuestra ordenanza municipal 029/2016. Allí se declara la prohibición de la megaminería a cielo abierto para que no siga contaminando ni afecte a nuestro cerro de la Aconquija. Consideramos que es urgente que el estado nacional se haga eco de esta de esta cuestión y que tome cartas en el asunto”, expresó Guerrero.

DESTACADA asamble el algarrobo3
Desde hace 12 años, la Asamblea El Algarrobo lucha por defender el agua de la megaminería a cielo abierto, ya que sin agua no hay vida. Crédito: Asamblea Al Algarrobo.

El objetivo es llegar hasta la Corte Suprema de la Nación y Comodoro Py, donde presentarán un petitorio que están firmando vecines de los distintos puntos que recorren. “En el petitorio se exige la constitucionalidad mencionada y se hace hincapié en la protección tanto de nuestros derechos humanos como de los derechos ambientales, que están protegidos por el “Acuerdo de Escazú” en donde hay una ley nacional que nos ampara”, agregó.

Si bien no consideran que peligre la ordenanza municipal que prohíbe la megaminería en Andalgalá, consideran que lo que está peligrando en este momento es la situación de los glaciares. “Precisamos con urgencia que se haga un monitoreo y sobre todo una protección de nuestros glaciares. Hoy por hoy hay máquinas en nuestro cerro, en Nevados del Aconquija, donde están efectuando perforaciones que están fuera de lo permitido”, denunció Guerrero. Aclaró, además, que esto no fue declarado en ningún informe de impacto ambiental.

El impacto de la megaminería

Según Guerrero, el impacto ambiental de la minera Alumbrera no solo afecta a Andalgalá, sino que también a localidades vecinas, como Belén. “Alumbrera es totalmente nocivo y ha generado un déficit completo con respecto a la economía de nuestro departamento. También ha generado conflicto social que fue retroalimentado por Agua Rica. En el proyecto MARA se siguen manoseando y avasallando nuestros derechos humanos, contra todas las leyes y contra todo lo que nosotros luchamos justamente para que se protejan”, sentenció.

La fusión para crear MARA les parece toda una trampa para evadir leyes y normas que están siendo violentadas en todos sentidos, sobre todo porque consideran que no existe licencia social en Aldalgalá.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto