Feb 2, 2022 | Cultura

Grant Morrison enfrenta a Batman con lo peor de la locura

Sin duda una de las obras más retorcidas de Batman, cuenta la historia de cómo el héroe debió pasar una noche en Arkham Asylum.
edit Asylum 1 2
Grant Morrison se aprovecha del simbolismo del murciélago para darle una impronta de la que dependerá toda la historia. Crédito: Grant Morrison Guion, Dave McKean Arte

Desde el comienzo de su carrera, Grant Morrison fue un escritor particular. En 1989 DC le dio para redactar una historia de Batman en el infame Asilo Arkham. La obra se coronó con el artista elegido para ilustrar las páginas, el portadista de Sandman, Dave McKean. Batman Arkham Asylum se convirtió en la primera obra de Morrison en volverse un éxito de ventas.

En 1986 el evento Crisis en Tierras Infinitas reinició la continuidad de muchos personajes, y sus historias se volvieron más oscuras. A finales de la década, el Encapotado no pasaba buenos momentos. Luego de Year One de Frank Miller (1986) y The Killing Joke de Alan Moore (1988), llegó la historia psicológica por antonomasia.

Year One llegó a contar el origen de Batman, pero al mismo tiempo fue una deconstrucción para entender su accionar. The Killing Joke buscó meterse en la mente de Joker y en cómo el Encapotado lo percibe y lo entiende. En 1988 también salió A Dead In The Family que puso al Murciélago en un estado de crisis total con la muerte de Robin. Ahora llegaba el turno de entrar en su cabeza.

edit Asylum 2 2
El encuadre de McKean sobre los personajes los atrapa completamente, pero también denota quién está en mayor control. Crédito: Grant Morrison Guion, Dave McKean Arte

Una noche en Asilo Arkham

La obra nos presenta un motín en el Asilo Arkham, el instituto para los “criminales mentalmente insanos” de Gotham. Los internos se soltaron y tomaron rehenes. La condición para liberar a los cautivos es sencilla: Batman debe ir a pasar una noche con ellos. El Encapotado accede al pedido, y el viaje comienza.

Joker es solo la antesala de la locura, la cual irá penetrando en la mente de Batman de manera lenta y eficaz. El Payaso insiste con que dentro del asilo están los cuerdos, y el mundo por fuera está loco. Una de las muestras más interesantes se da en los doctores del lugar que han decidido quedarse con los internos.

En paralelo a lo que se vive dentro del instituto, Morrison cuenta otra historia, la de su Fundación. El mismísimo Amadeus Arkham protagoniza la otra mitad del relato. Da a conocer su viaje inverso: cómo se adentra en su propia fantasía terrorífica. El autor nos trae de esta forma, un relato que funciona como una suerte de espejo.

La historia del pasado, y del presente, está unida por un símbolo que representa la locura misma: el Murciélago. Al morir la madre de Arkham, él se encontró con esta criatura alada, como un presagio. Morrison es muy hábil al utilizar los simbolismos para que el lector una las diversas partes.

Según el autor, la única manera de entender la locura, es sumergirse en ella. Así explica también el comportamiento de varios médicos que decidieron quedarse en la institución, cuyos métodos parecían en principio, cuestionables.

El arte de Dave McKean

Si el guión de Grant Morrison sumergía en la locura de Arkham y sus internos, el arte debía mostrarnos lo mismo. Dave McKean fue el elegido para ello. McKean trabajó con DC desde enero de 1989 como portadista de la serie The Sandman de Neil Gaiman. Es un artista muy experimental, que utiliza diferentes técnicas para lograr transmitir su obra.

McKean utiliza el collage como estrategia principal. Dibuja sobre diversas texturas y une diferentes elementos para resignificarlos. Su arte visceral es clave para transmitir lo que sucede desde la perspectiva de los internos del asilo. Por otra parte, la narrativa del descenso a la locura de Arkham se ve perfectamente retratada con una mutación de la técnica.

La combinación del guión de Morrison y el arte visceral de McKean hacen de esta obra, algo muy especial. No es casualidad que Arkham Asylum se haya convertido en el primer éxito masivo de ventas de este autor.

edit Asylum 3 2
Los collages de McKean ayudan a transmitir la sensación de locura de los pacientes del asilo. Crédito: Grant Morrison Guion, Dave McKean Arte

La salud mental y el contexto de la obra

La obra busca explorar a Batman como un hombre enfermo que intenta demostrar que no pertenece a Arkham. Pero al mismo tiempo utiliza concepciones sobre la salud mental que son propias de un tiempo pretérito. Han pasado casi 33 años desde la salida de Arkham Asylum, y el mundo no es el mismo.

El Asilo Arkham representa a una institución que da cobijo a criminales con problemas mentales. Lo que no determina que las condiciones de la mente, o enfermedades lleven a la vida criminal.

Solo al entrar en la narrativa se ve cómo inclusive el personal de seguridad de Arkham suele tener comportamientos abusivos. Esto representa la corrupción del sistema, pero no refleja de forma necesaria la realidad en la que vivimos.

En los cómics, Gotham es la ciudad más corrupta de EE.UU., y el asilo es parte de este paradigma. El pesimismo con el que se describe a los pacientes responde al espíritu de esta ciudad, y se utiliza frecuentemente como una metáfora. Batman no es un héroe como cualquiera, es un hombre que quiere hacer lo correcto a pesar de los malos escenarios.

Más obras de Grant Morrison

El autor escocés es uno de los más reconocidos por su peculiar narrativa. Algunas de sus obras más famosas son:

  • JLA Tierra 2 (2000): Junto al artista Frank Quitely, traen a la nueva continuidad de DC una tierra paralela donde los héroes son villanos y cada miembro de la Liga deberá enfrentar a su contraparte.
  • Los Invisibles (1994): Un grupo de humanos “iluminados” debe combatir una invasión alienígena de la que sólo ellos son conscientes. Un verdadero desafío al lector con una propuesta estructural extremadamente compleja.
  • All-Star Superman (2005): Superman se sobrecarga de energía y se encuentra próximo a morir, pero no dejará este mundo sin realizar las pruebas que lo convierten en el héroe por antonomasia. Una de las historias más bellas del Hombre de Acero.
  • The Authority (1999): Un grupo casi omnipotente de héroes queda atrapado en una realidad alternativa y se ve forzado a enfrentarse con dobles de sí mismos. Una revisión sobre los superhéroes y su lugar en el mundo, previo a Tierra 2.
Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto