Ene 22, 2022 | Cultura

The House: La banda sonora fue compuesta por Gustavo Santaolalla y Jarvis Cocker

La nueva película furor de Netflix tiene música siniestra, peculiar y misteriosa. Todo ello acompaña a la perfección la trama.
El argentino es el compositor más buscado del ambiente en Latinoamérica, además de ser multipremiado. Crédito: Indie Hoy.

Gustavo Santaolalla es el compositor de todas las piezas musicales para “The House” la película animada en stop-motion de Netflix. Juntó a Jarvis Cocker realizaron el tema “This House Is” de los créditos finales. El productor trató de “legendario” al argentino en su cuenta de Instagram. 

“Miren esta escalofriante animación para la que compuse la música”, escribió el compositor argentino en sus redes sociales. En total se crearon 38 piezas musicales, con diferentes estilos e instrumentos, cada una de ellas se escuchan durante toda la película que tiene una duración de 97 minutos.  


Santaolalla ya se acostumbró a trabajar para Hollywood. En el 2006 compuso la banda sonora para la película “Secreto en la Montaña”, en 2007 hizo lo mismo para “Babel”. Además ha trabajado en varias series de gran éxito como: “Jane The Virgin” y “Narcos: México y Making a Murderer”.

El productor británico llenó de elogios el trabajo del compositor, además de afirmar estar orgulloso por el resultado final. Crédito: Facebook oficial Jarvis Cocker.

También incursionó en los vídeojuegos y realizó el sonido para «The Last of Us«, el cuál plantea un mundo distópico de terror, acción, aventura y zombies;  pronto tendrá su serie en HBO y el compositor repetirá misma función en la producción live-action. 

La película 

“The House” la película furor en el streaming de Netflix. Con ella espera marcar el terreno para la animación madura y de terror. Crédito: Netflix.

“The House” es dirigida por Emma de Swaef & Marc Roels, Niki Lindroth von Bahr y Paloma Baeza. En 97 minutos relata 3 historias que giran alrededor de una casa que les protagonistas habitaron. Se trata de una familia que vivió a mediados del siglo XIX, una de la actualidad y la otra de un futuro arrasado por los desastres.


Al traer lo viejo a lo nuevo, como el stop-motion, se pueden visualizar las cosas de otra forma. Hay que recordar que está técnica es la animación fotograma por fotograma de cada figura de arcilla, se sacan varias fotos con segundos de diferencia y así se  genera el movimiento. Actualmente ya no es utilizada por diferentes razones: el avance de la animación, el alto presupuesto, los tiempos, entre otras cosas.

Lo que se busco con está animación es crear una atmósfera que atrapará al público y lo tenga sobre su asiento, que lo haga ingresar a un mundo lleno de misterio, intriga e historias cruzadas. Además de mostrar las vivencias de les inquilines a través de la visión de la casa.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie