Ene 11, 2022 | Zona Ambiental

El impacto de la megaminería en la ciudad de Andalgalá

El procedimiento de extracción de los metales por medio de la minería pesada provoca un gran impacto negativo en el ambiente.

La ciudad de Andalgalá se encuentra en el centro norte de la provincia argentina de Catamarca. Dicha ciudad está envuelta en diversos reclamos en contra de la explotación de metales. Crédito: lavaca.org

La ciudad de Andalgalá se encuentra en la provincia de Catamarca y es uno de los ombligos mineros de la Argentina. Hacia el este de esta zona se encuentra la Minera Alumbrera, lugar donde se realiza la explotación de oro, cobre, plata y molibdeno a 3.300 metros sobre el nivel del mar.

En las proximidades del lugar también se encuentra otro proyecto de explotación minera denominado “Agua Rica”, el cual es tres veces más grande y está ubicado a sólo 17 kilómetros de Andalgalá, en las cercanías en donde nacen los ríos que proveen de agua a la región.


Cabe mencionar que a fines de 2020 se anunció la integración de ambas mineras en un mismo proyecto: Minera Agua Rica – Alumbrera (MARA). En consecuencia, les habitantes de Andalgalá levantaron con más fuerza su repudio contra la megaminería.

Una de las principales consecuencias de la explotación de estos componentes en la zona, es que los mecanismos de extracción de dichos metales contaminan el agua. A raíz de ello, les vecines priorizan el cuidado del agua y la salud, y han manifestado que no quieren que continúe la explotación de metales en la zona.

Las megamineras provocaron daños ambientales en la zona, entre ellos: contaminación de suelo, aire y agua. Motivo por el cual, vecines de la Andalgalá reclaman en contra de la explotación minera. Crédito: Martin Vera

Las empresas desperdician hasta 100 millones de litros de agua por día

Según informó la Agencia Tierra Viva, “la Minera Alumbrera tiene un permiso de extracción de 1.100 litros de agua por segundo”, lo cual es lo mismo a 66.000 litros por minuto; o, en otras palabras, a “casi cuatro millones de litros por hora en una zona semidesértica”.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que “una persona requiere, para paliar todas sus necesidades, 50 litros de agua por día”. Sin embargo, el consumo de agua que realiza esta minería para la explotación de estos componentes químicos es el equivalente a 2 millones de personas, por día.

En este contexto, distintas organizaciones sociales denuncian la contaminación de los recursos naturales como el suelo, aire y agua. Así como también, los daños ambientales que genera la explotación minera en la zona.

ara la extracción de minerales y concentrados, se utiliza una solución de cianuro. Este es el proceso hidrometalúrgico más ampliamente utilizado, a pesar de las dificultades y riesgos de trabajar con este producto químico venenoso. Crédito: radioestacionminera.com.ar

Contaminación ambiental 

Desde la agencia explicaron que el producto bruto que obtiene Alumbrera es enviado por un monumental mineroducto, el cual consiste en un caño bajo tierra de 310 kilómetros de largo que pasa desde Catamarca hasta Tucumán.  En él, se transporta un barro con ácido y mineral diluido, de los cuales hubo al menos cuatro derrames del mineraloducto. 

Por otro lado, a inicios de 2000, la Gendarmería Nacional tomó muestras de agua del canal DP2, el cual es un mineraloducto que va de Catamarca hasta Ranchillos, Tucumán.  Allí, la Gendarmería confirmó que “un alto contenido de cobre y sulfatos superan los límites establecidos por la ley 24.051 de Residuos Peligrosos”. 

Por si fuera poco, a esto se le sumó otro estudio, que se realizó en marzo de 2004, donde se confirmó la presencia de cianuro en el agua, el cual es utilizado para la extracción de oro. 

El procedimiento consiste en la cianuración del oro, una técnica metalúrgica para la extracción de oro de mineral de baja calidad. El mismo, pretende convertir el oro en “aniones metálicos complejos”, solubles en el agua a través de un proceso denominado “lixiviación”. Así, este es el proceso más empleado, donde la utilización de cianuro impacta negativamente en el agua y la misma se convierte en un recurso inservible. 

A raíz de esto y tras diversos reclamos, en 2016 lograron prohibir la megaminería en Andalgalá. No obstante, el 24 diciembre de 2020, el Máximo Tribunal falló a favor de la empresa minera y dejó sin efecto la ordenanza de Andalgalá, según revelaron desde la Agencia Tierra Viva.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad