Dic 21, 2021 | Sociedad

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos eligió nuevas autoridades

Nota al Pie habló con el copresidente y abogado Guillermo Torremare sobre el trabajo que realizan desde hace casi cinco décadas.
DESTACDA APDH Codigo plural
Guillermo Torremare: “Al inicio de APDH había radicales, peronistas, socialistas, conservadores, demócratas cristianos, ateos, curas, pastores y rabinos. La gravedad en la que se encontraba el país generó esta gran unión”. Crédito: Código Plural.

En su aniversario número 46, La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) eligió las nuevas autoridades de la Mesa Directiva Nacional y del Órgano de Fiscalización. En la copresidencia asumió Eduardo Tavani mientras que Soledad Astudillo y Guillermo Torremare obtuvieron la reelección.

Según un comunicado de la APDH, Pablo Jeger, Norma Rios y Maria Elena Naddeo quedaron a cargo de la vicepresidencia; Paula Topasso asumió como secretaria general y Ana Gonzalez como tesorera.

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos surgió el 18 de diciembre de 1975, en un contexto social y político de amenazas a la vida y a la libertad. Quienes integran la APDH la definen como “un espacio institucional para fortalecer y luchar para defender los derechos humanos y los valores de verdad y justicia”. 

Para conocer la Asamblea desde adentro, Nota al Pie se comunicó con Guillermo Torremare, copresidente reelecto.

¿Qué es la APDH?

Una organizacion que nació con el propósito de enfrentar las violaciones a los derechos humanos en los tiempos del terrorismo de Estado. Fue fundada por personas notables provenientes de distintas culturas políticas y de diversos ámbitos laborales y sociales: había radicales, peronistas, socialistas, conservadores, demócratas cristianos, ateos, curas, pastores y rabinos. La gravedad en la que se encontraba el país generó esta gran unión.

APDH
APDH es una asociación civil que busca garantizar los derechos de todas las personas para que puedan vivir con dignidad. Crédito: prensared

Durante la dictadura recibió denuncias de las atrocidades que se cometían en el país y las difundió en el exterior para que se supiera lo que estaba pasando.Eran épocas en las que había que ser muy valiente para estar en APDH. 

Alfredo Bravo, con quien yo trabajé, fue secuestrado, torturado y estuvo mucho tiempo desaparecido por estar en APDH. Con la recuperación democrática se impulsó la realización de los juicios a los represores. Ese impulso continuó después de las leyes de impunidad del presidente Raúl Alfonsín —con quien la APDH se disgustó mucho— y de los indultos del presidente Carlos Menem, que fueron mucho más graves. Nunca se dejó de reclamar juicio y castigo para los responsables de las y los 30.000 desaparecidos. 

¿Qué se siente haber sido reelecto como copresidente?

En mi caso particular, siempre me dediqué a estos temas, los aprendí y los enseñé. Incluso en tiempos en que no estaban en la agenda política tan fuertemente como lo están hoy. Desde hace seis años integro la Mesa Directiva nacional de APDH y los últimos dos fui Secretario de Asuntos Jurídicos. 


Hicimos un enorme trabajo, participando en varias causas muy trascendentes, como la desaparición de Santiago Maldonado, el asesinato de Rafael Nahuel, además de ser querellante en juicios de lesa humanidad. Este año terminamos el juicio de Monte Peloni, sobre la feroz represión que hubo en Olavarría, Tandil y Azul; se condenaron a prisión perpetua a diez militares y a penas muy altas a otros cinco. Todo eso fue muy bien valorado por las compañeras y los compañeros de la APDH de todo el país y creo que por esa valoración me han reelegido para esta función. 

¿En que hace hincapié la APDH?

En Argentina la idea de derechos humanos está muy ligada a lo que ocurrió durante la dictadura y al proceso de juzgamiento posterior, pero los derechos humanos son mucho más que eso. Derechos humanos son todos los derechos de todas las personas que el Estado debe respetar y garantizar: la vida, la libertad, la salud, la educación, la seguridad, el trabajo. Son todos igualmente importantes.

La APDH promueve el respeto y el cumplimiento de todos ellos y lo hace de múltiples maneras, pero siempre dejando claro que es el Estado quien debe satisfacer esos derechos. Por eso nos quejamos y denunciamos cuando hay abusos policiales, cuando se discrimina, cuando se llevan a cabo políticas que aumentan la pobreza y la desigualdad. No solucionamos ninguno de esos problemas, los señalamos y exigimos que el Estado, que es el responsable, los solucione. En ocasiones, cuando las autoridades no dan respuestas, judicializamos esos problemas y le pedimos al Poder Judicial que obligue al Estado a respetar y garantizar derechos. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto