Dic 12, 2021 | Deportes

Otro equipo brasileño histórico aterriza en la segunda división

Gremio no pudo salvarse del destino que venía arrastrando hace varios partidos y por más que haya triunfado en su compromiso, desencadenó en la Serie B.
Club brasileño
El desconsuelo de los jugadores tras el pitido final, saber los demás resultados y enterarse de que no hubo salvación. Créditos: Twitter Club Gremio.

Era un panorama más que complicado, debía ganar de local y esperar dos resultados adversos de sus competidores directos. Toda la fecha se jugó al unísono y en el trío que importaba por la zona roja del torneo hubo de todo, penales convertidos y errados, expulsión, golazos, entretenidos partidos y muchas emociones.

Con la imagen fresca y reciente del descenso del Cruzeiro hace dos años, pudo haber descendido otra vez a la tercera categoría pero se salvó, el “Tricolor” salió al campo para jugar frente al campeón. Hace menos de un mes se supo de la consagración del Atlético Mineiro en la liga, y fue justamente el rival a vencer en la última fecha. Siendo una victoria ajustada pero emocionante por 4 a 3 ante su gente, debía esperar una caída del Bahía y de Juventude.

Como era de esperar en un 90%, no se terminó dando el milagro. Bahía si cayó en su partido ante Fortaleza por 2 a 1, empezó ganando encima, mientras que Juventude ganó 1-0 a Corinthians y se salvó. Gremio empezó a controlar el partido con intenciones de quedarse en primera, a tal punto que se puso 3-0 pero al final del primer tiempo se lo descontaron dos veces.

Fue una primera parte destacada por un golazo por bando, uno de tiro libre para el local y uno de afuera del área para la visita. La hinchada en todo momento alentó pero estaba más pendiente con radios y celulares en los demás partidos. Hasta la propia transmisión se quedaba a veces con los gestos o muecas de los aficionados. Tras un cierre dominado por Miniero, la segunda mitad otorgó una gran jugada colectiva con gol para Gremio y otro golazo de pelota parada para el “Gallo”.

Durante el último tramo del primer tiempo se vivió en las tribunas el gol de Bahía y posterior empate de Fortaleza. Ya en la segunda etapa, en la cual para cerrar la jornada emotiva Gremio marró un penal por parte de Miguel Borja, se festejó el segundo gol de Fortaleza desde los 12 pasos. Pero faltando menos de 10 minutos llegó el baldazo de agua fría con el gol de Juventude que se mantuvo hasta el final, en donde hubo además una roja para el visitante.

No es la primera vez

Club Gremio
La afición alentando durante el segundo tiempo cuando sabían que un rival directo estaba haciendo los deberes y su permanencia no era segura. Créditos: Twitter Club Gremio.

La pérdida de categoría es un temor muy grande en el fútbol actual por la paridad que existe en todas las ligas. Gremio no es ajeno a dicha situación porque con la de este año es el tercer descenso que sufre. La primera ocasión fue en 1991 y la segunda en 2004, con el ascenso al año siguiente debido a que se coronó campeón. Hasta ahora Santos, Flamengo y Sao Paulo son los únicos del país sin caer a la B.

Ahora el equipo del argentino, Walter Kanemann, que está lesionado, estará sumergido en una reestructuración deportiva. Junto a otros grandes del país como Cruzeiro, Botafogo y Vasco Da Gama apuntará a ascender dentro de un año. Su traspié se avecinaba hacía varias fechas. Ya que tras la eliminación en Libertadores por el mes abril y la salida de Renato Portaluppi propiciaron que hubiera tres técnicos hasta su descenso.

El primero fue Luiz Felipe Scolari, luego Tiago Nunes y ya el actual Vagner Mancini. Su saldo final resultó ser una docena de victorias, sólo 7 empates y la otra mitad del torneo, es decir 19, fueron derrotas. Este sorpresivo desenlace sacudió al fútbol porque es un tricampeón de América. Y cuenta con jugadores de renombre a nivel continental como Douglas Costas y Rafinha entre los más emblemáticos.

Su principal fuerte no es ganar el Brasileirao, el cual lo obtuvo en dos ocasiones (1981, 1996). Pero si mantenerse en la pelea. Además, recientemente en el 2017 ganó la Copa Libertadores frente a Lanús. En su historia ostenta cinco copas de Brasil, una Supercopa, tres Libertadores, dos Recopas Sudamericanas, una Copa Intercontinental. E, inclusive, el mayor número de torneos estatales en el país con 71 conquistas.

Diferencia entre el Brasileirao y los torneos estatales

Con una estructura similar al de la gran mayoría de los países futboleros, en Brasil desde 2003 se juega con formato de ida y vuelta. Se consagra el que sume más puntos, otorga cuatros ascensos y cuatros descenso, y son en total 38 fechas para cada equipo durante el año calendario (abril a diciembre). En esta temporada acompañaron a Gremio el Bahía, Chapecoense y Sport Recife.

Club Gremio
Les hinchas tristes a flor de piel con el descenso consumado y consciente de que el equipo la próxima temporada disputará la Serie B para volver al lugar que nunca debió dejar. Créditos: Twitter Club Gremio

Desde el año 2006 el torneo se compone de 20 equipos. Y antes del formato de 38 jornadas se disputaba un octagonal entre los 8 mejores posicionados para determinar al campeón. Aunque más allá de los cambios que haya sufrido el campeonato, lo destacable del país es su gran cantidad de torneos estatales debido a su gran tamaño. Para darse una idea de ello, en su territorio nacional caben 17 veces España.

Su confusión por los torneos pasa porque hay uno correspondiente a cada región y duran solo tres meses, previos al campeonato nacional. Los torneos estatales más reconocidos son el Paulista que corresponde a la zona de São Paulo, el Carioca de Río de Janeiro y el Gaúcho de Río Grande del Sur. Así sucede en los 27 estados del país, con ascensos y descensos en cada uno de ellos. Y con la posibilidad de que haya más de dos categorías según el tamaño del territorio.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota al Pie | Noticias en contexto