Oct 24, 2021 | Sociedad

Guernica: movilización a un año del violento desalojo

A días de cumplirse el primer aniversario de este hecho, les vecines se movilizarán en reclamo por la adjudicación de lotes con servicios

Se calcula que entre los ocupantes del predio se encuentran unas 2000 personas, lo que fue una de las tomas de tierras más grande del país. Créditos: gentileza de organizaciones sociales de Guernica

En la madrugada del 29 de octubre de 2020, en la plena tranquilidad de la noche, se llevó adelante un megaoperativo policial en Guernica, partido de Presidente Perón, Buenos Aires. El objetivo era desalojar a quienes allí se habían instalado, incluides niñes. También se incendiaron chozas de madera y nylon, que improvisaban viviendas.

Un año después, todo sigue igual, sin tener las familias un lugar donde vivir. Es por eso que el próximo lunes 25 de octubre, vecines y organizaciones sociales marcharán al Ministerio de Desarrollo de la Comunidad. Partirán desde la estación La Plata a las 10 horas bajo el lema “Tierra para vivir, adjudicación de lotes ya”. A raíz de dicho encuentro, Nota al Pie conversó con Yamila Rodríguez y Vanina Deluchi, vecinas de Guernica que esperan la adjudicación de un terreno donde vivir.

Toma de tierras

En julio de 2020, unas 1200 familias que vivían en Guernica, ocuparon un terreno de 100 hectáreas, que fue reclamado por sus dueñes y la firma Bellaco S.A. También se habían instalado vecines de otros distritos, como Almirante Brown, Lomas de Zamora, San Vicente, Florencio Varela, Ezeiza y Esteban Echeverría. El Juez Martín Rizzo ordenó el desalojo, que fue pospuesto dos veces por pedido del gobierno provincial.

Del operativo participaron unos 4000 policías, en lo que fue uno de los más violentos desalojos. Los disturbios se sucedieron a unas tres cuadras del lugar, cuando un grupo resistía lanzando piedras a las fuerzas de seguridad, que reprimió con el uso de gases lacrimógenos.

Falsas promesas

Entre diciembre del 2020 y marzo de este año, les vecines desalojades de Guernica firmaron un acta de preadjudicación de lotes más servicios, fijado por el gobierno provincial. El mismo especificaba el compromiso de la entrega de los terrenos en un plazo de 180 días. Por lo tanto, según lo acordado con el Gobernador Axel Kicillof y el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, en julio debería haber comenzado la adjudicación, pero el tiempo de espera ya pasó.

“Prometieron que volveríamos a las mismas tierras de donde fuimos desalojades. Esto demuestra el cinismo del mundo político, judicial y empresarial. Luego de imponer con violencia y 4000 policías un desalojo, nos proponen volver al mismo lugar”. Así afirmaron a través de un comunicado de prensa les vecines y organizaciones sociales de Guernica. “Hicieron cumplir la ley 14.449 de Acceso justo al Hábitat, la misma que hemos propuesto desde los inicios del proceso de recuperación”, agregaron.

“En diferentes mesas de negociaciones, lo que habíamos acordado era que se iban a firmar adjudicaciones de lotes más servicio, definidos por zonas, de manera catastral. Eso no está pasando, los plazos se han vencido. En julio venció la primera tanda, ahora ya la totalidad de las familias están con los plazos vencidos”, explicó Rodríguez. Aclaró que hay dos grupos de personas, las que post desalojo inmediato firmaron esas actas, y las que un tiempo después hicieron firmas colectivas, entre diciembre y febrero.

«En nuestro caso, son 180 familias reclamando y organizándose, de las cuales ninguna ha recibido ningún tipo de adjudicación. Pero a su vez hay otros frentes, como la Asamblea permanente y el Polo Obrero, que acompañan 160 familias cada uno. También hay familias que son independientes, lo que lleva a un total aproximado de 1000 familias que esperan un lote”, detalló.

En julio de 2020, numerosas familias ocuparon un predio en la localidad bonaerense de Guernica. Muchas improvisaron viviendas utilizando nylon y madera. Créditos: gentileza de organizaciones sociales de Guernica

Anuncios electorales

Recientemente, el gobernador provincial, junto con varies funcionaries, anunció en un acto la urbanización de esas tierras. Pero según denuncian les vecines, «las máquinas eran sólo para la foto. Ya no están trabajando en el predio, y las tierras siguen allí”.

«Poco antes de las elecciones del 12 de septiembre, vimos en un acto de campaña a distintos funcionarios de Nación, Provincia, y a la intendenta de Guernica dar una conferencia de prensa sobre los terrenos de Bellaco. Anunciaban que ahí iban a estar situados 850 lotes con servicios para resolver el conflicto desatado por ellos. Ese brutal desalojo a familias que no teníamos un lugar para vivir en distintas situaciones de emergencia habitacional”, expresó Deluchi.

Agregó además que: “Lo más cínico de la situación es que los lotes serán sobre el territorio del que fuimos desalojados, pertenecientes a Bellaco SA. Será aplicando la Ley 14449, la que reclamamos durante los meses que estuvimos ahí. Tenemos relevadas más de 1500 familias con necesidad de que finalmente se resuelva”.

Hacinamiento y alquileres precarios

Frente a la pérdida de la oportunidad de poseer un lugar donde vivir, las familias debieron regresar a donde estaban o buscar nuevos espacios para vivir. “Algunas han logrado alquilar, pero desde el sector informal y precario, sin mediar inmobiliarias, sin tener un respaldo respecto a las garantías”, explicó Rodríguez. Hay familias que han vuelto a las casas de parientes. Otras han hecho alquileres colectivos con otras familias en la misma situación, pagando 3 o 4 familias juntas un mismo espacio. Todo esto conlleva a una situación de hacinamiento.

“También están las personas que, lamentablemente, están en situación de calle. Hay compañeros parando en Constitución, en Temperley, en Guernica, en las calles y en las plazas. Eso no se solucionó. En su momento había paradores, pero toda la violencia que conlleva ir a un parador y la exposición y demás, hizo que muchos decidieron no continuar ahí y volver a las calles nuevamente”, añadió.

Para Vanina Deluchi, “lo más fuerte es que las mujeres y disidencias atravesando violencia de género tuvieron que volver en algunes casos con sus agresores”. “Hay situaciones de familias con hacinamiento, vecines que deben afrontar alquileres en una economía muy difícil de sostener por la falta de trabajo. Algunas personas en situación de calle van parando en casa de distintes vecines solidarios”, comentó.

Historias detrás del desalojo

Aquella violenta madrugada del 29 de octubre sin dudas será inolvidable para cientos de familias, que la rememoran con angustia. Deluchi la recuerda con “una impotencia y tristeza terrible pero también con la fortaleza de seguir organizades. También comprometida a seguir luchando para que finalmente se resuelva el conflicto y todas las familias puedan acceder a la tierra donde construir su vivienda”.

Además, agregó que lo charlado en asambleas es que quieren ser elles mismes quienes construyan las casas, a través de cooperativas. De esta manera se estarían generando puestos de trabajo. “En general estamos bien gracias a las organizaciones sociales quienes nos sostienen, pero a la expectativa y la ansiedad de tener nuestra vivienda”, sentenció.

La madrugada del 29 de octubre de 2020, las familias que estaban ocupando el terreno en Guernica fueron violentamente desalojadas. El operativo fue encabezado por el Ministro de Seguridad de la provincia, Sergio Berni, y duró una hora. Hubo 40 detenides y varies herides. Créditos: gentileza de organizaciones sociales de Guernica

Yamila Rodríguez también fue desalojada, por lo que debió regresar a la casa de sus padres, donde viven también sus 9 hermanes. Cada une tiene sus respectivas parejas e hijes. Por lo tanto, dentro de un mismo terreno viven varias familias. “Recordar ese día todavía nos genera angustia, situación de tristeza, de indignación también porque al parecer también la adjudicación de esos lotes sería en el mismo lugar del que fuimos desalojados”, expresó Rodríguez.

“Fue muy traumático lo que conllevó esa situación, que lleguen los policías entrando por el country, en mi caso yo estaba del lado de La unión. Empezaron a quemar las casillas, también la posta sanitaria”, recuerda con angustia. “Mientras tanto, tratábamos de resguardar a niños y madres solas que entraban en colapsos nerviosos, tratamos de acompañarnos en esa violencia”, agregó. 

“La policía no solo nos estaba desalojando, sino que también nos estaba reprimiendo, lastimando a quienes se les cruzaban por el camino. Hubo una persecución de más de 3 kilómetros de todas las personas que fuimos desalojadas”, denunció.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad