Oct 23, 2021 | Cultura

«Belicosa»: un reggaeton que rompe estructuras

El single del dúo francés Baja Frequencia con la cantante argentina Chocolate Remix se opone al machismo y la discriminación sexual.

El dúo francés Baja Frequencia lanzó su nuevo single «Belicosa» junto a la cantante argentina Chocolate Remix. Crédito: Damien Chamcirkan y prensa Baja Frequencia.

El arte en sus múltiples versiones tiene el poder de conectar a sus representantes y dar lugar a la creatividad. Tal es el caso de «Belicosa» el sencillo que el dúo francés Baja Frequencia estrenó junto a la cantante argentina, Chocolate Remix. Su video se encuentra disponible en YouTube.

Nota al Pie habló con el integrante del dúo, Simón Azuleski, para conocer detalles sobre su nuevo single. «Belicosa» se estrenó luego del lanzamiento del disco que realizó la dupla de la ciudad de Marsella, titulado «Sudamericat». 

Al respecto, Azulezki explicó cómo fue el proceso de realización tanto del single  como del disco. Así relató que «nos fuimos de gira por Sudamérica en 2019 y tuvimos la idea de hacer música con artistas que encontremos en la ruta».

El tour los llevó por Colombia y los hizo desembarcar en la Argentina, donde «Belicosa» finalmente se concretó como realidad. Según detalló: «cuando llegamos a Bs. As. teníamos el contacto de Chocolate Remix y la verdad que el encuentro fue muy bueno».

El entrevistado relató que luego de ese encuentro en la Argentina, él junto a su compañero retornaron a Francia. En ese momento ambos músicos y productores comenzaron a trabajar en la idea de «Belicosa» y finalmente se la enviaron a Chocolate Remix. 

Nuevas corrientes

«Belicosa» es una canción de reggaetón distinta. Se opone a los discursos machistas y de discriminación hacia las diversidades sexuales, algo que la distingue de otras canciones del género. 

Así, Azulezki sostuvo: «El reggaetón es un estilo que nos inspira mucho. Pero nosotros buscamos trabajar con artistas que no usan los códigos comunes en este estilo que es el machismo y cosas así». 

«Tenemos un discurso un poco más político y militante que se busca en el sonido y en las letras. Los artistas con los que decidimos trabajar representan comunidades que no son lo que se ve de manera general en el reggaetón», afirmó. 

El single es un reggaetón comprometido que se opone al machismo y la discriminación sexual que suele verse dentro del género. Crédito: Damien Chamcirkan y prensa Baja Frequencia.

En ese sentido, el músico habló de la decisión de colaborar con artistas que también buscan romper las estructuras de discriminación y del machismo. Así manifestó que «en Baja Frequencia desde el principio trabajamos con quienes tienen un discurso político que coincide con nuestras ideas». 

El entrevistado reflexionó sobre la importancia de cambiar dichas estructuras dentro de la música y del reggaetón. De esta manera, subrayó: «Tiene que ser abierto a todas las mentes y posibilidades. Vivimos en el siglo XXI y no hay espacio para la gente que no sea tolerante con otras personas que son distintas». 

De Marsella al mundo

«Baja Frequencia» tuvo su nacimiento en Francia, de la mano de Simón Azulezki y Luis Goodjiu. Los dos son productores y músicos, Azulezki toca el bajo y Goodjiu es percusionista y baterista. 

Ambos artistas se conocieron en 2010 en el colectivo de DJs Massilia Hi-Fi. Comenzaron a organizar fiestas en Marsella en las que combinaban cumbia fusión y global bass.

Azulezki vivió durante un año en la Argentina (2007-2008) y de esta experiencia se llevó la influencia de la cumbia y de la música latina. Por su parte Goodjiu tenía influjo de la música de México

De esta manera, la incidencia de la cultura latinoamericana hizo que en 2013 finalmente Baja Frequencia saliera a la luz  El objetivo era hacer música que despertara en el público las ganas de bailar.  

A lo largo de estos años, Baja Frequencia se consolidó dentro de la música. Se conformó como una propuesta que combina estilos como el hip-hop, techno y reggaeton, entre otros, rasgo que también se refleja en la diversidad de artistas con los que el dúo colabora. 

Estas características predominan en su single «Belicosa» y principalmente en su último disco, Sudamericat. El álbum de seis canciones es una invitación para el dancefloor con una mezcla de ritmos que van desde el reggaeton hasta el acid y el techno. 

El integrante del dúo, Simon Azulezki, dio detalles sobre el sencillo y de la historia de la dupla. Crédito: Damien Chamcirkan y prensa Baja Frequencia.

Futuro y volver al ruedo 

En cuanto a cómo continuará el trabajo de la dupla francesa, Azulezki dio detalles sobre sus próximos proyectos. «Ahora que salió el disco tenemos un par de fechas para el fin del año», comentó.

En ese sentido, en 2022 retomarán una gira que tenían programada con su disco anterior (The Groove Sessions Vol.5) junto a otros grupos de su sello. Este tour tuvo que ser suspendido a raíz de la pandemia. 

«Vamos a seguir adelantando música nueva también y tenemos varias ideas, pero nada muy definido por el momento. Para el 2023 se vienen los 10 años del grupo y también tenemos varias ideas para festejarlo», afirmó el músico. 

Por último, el entrevistado reflexionó sobre las expectativas que les gustaría cumplir junto a su compañero, en relación a Baja Frequencia. De esta manera, consideró: “me parece que con los 10 años que vienen del proyecto hicimos mucho camino y pudimos cumplir muchos sueños».

En ese sentido, el productor agregó que «lo que queremos es poder seguir haciendo lo que nos gusta. Hacer música y transmitir mensajes buenos y buenas ondas y hacer bailar a la gente».

«Que le podamos dar un poco de alegría al corazón de la gente es lo que nos da energía y las ganas de hacer música. Es hacer una cosa que sirve para un mundo mejor», concluyó Azulezki.

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad