Oct 13, 2021 | Cultura

“Un fueguito, la historia de César Milstein” en Tecnópolis

Se proyectará el documental el sábado 16 de octubre a las 16hs, acompañado con música en vivo
Se celebra el Año Milstein con una serie de actividades que difunden la importancia de su legado. Crédito: Pulpofilms

En la actualidad, se cumplen 70 años del retorno del doctor César Milstein a la Argentina. El científico bahiense recibió en 1984 el Premio Nobel de Medicina y su labor es un ejemplo, en especial hoy, en una época donde la salud es prioridad. Para celebrarlo, el Gobierno Nacional declaró el 2021 como el “Año Milstein”. Como parte del homenaje, se presentará en Tecnópolis el documental “Un fueguito, la historia de César Milstein”, dirigido por Ana Fraile. El largometraje contará con el acompañamiento musical en vivo de la Camerata Bariloche y con la conducción de Martín Fraile. Las entradas pueden adquirirse online en la web de sitio, https://tecnopolis.gob.ar/entradas/

El documental es del 2009, y rinde tributo a César Milstein, el último Premio Nobel argentino. Una atrapante cinta donde se construye la imagen de un científico que se desempeñó en instituciones estatales, sin relacionarse con los laboratorios privados. En la película, la vida de Milstein es narrada por personas de su entorno, su compañera, sus colegas científicos y amigos. En una biografía de carácter intimista, con diferentes testimonios y material de archivo, y sumando sus propias filmaciones y escritos. La historia de vida de una eminencia científica, quien ha brindado un gran aporte a la medicina, la biología y la inmunología. Se exponen así,  sus viajes, hallazgos, alguna disputa con la ciencia y lo importante de tener curiosidad y aprender en la vida. Pero, sobre todo, lo importante de tener pasión y vivir la vida, como un fueguito.  

Trailer del documental

El Origen Del Documental 

El disparador del film fue una conversación durante un viaje a Cambridge,  entre Milstein y Ana Fraile, su sobrina nieta. Decidieron crear una película sobre ciencia, pero solo pudieron trazar la idea, ya que el doctor murió el 24 de marzo de 2002. Entonces Fraile se unió a Celia, la compañera de toda la vida de Milstein, y la idea se transformó en un documental honorífico. Así, Fraile, ensambló la palabra y acción del erudito, en un proyecto que contó en un 40 % con la financiación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. La principal meta del film sería  contagiar el espíritu inquieto del Nobel y revelar en qué medida la ciencia se relaciona con lo artístico, con la aventura y con la vida misma.

Así nació, “Un fueguito, la historia de César Milstein”, donde las fotografías de viajes e investigaciones naturales exponen su pasión y curiosidad por lo desconocido. Antes de su estreno en el 2010, el documental fue exhibido en los auditorios de las universidades de Cambridge y Oxford y también en Wellcome Trust, en Londres. Y luego, se la declaró de Interés Nacional por la Secretaría de la Presidencia de la Nación Argentina.

La Camerata Bariloche en elegante equipo, dará marco musical a la presentación en Tecnópolis. Crédito: Télam.

La presentación de Tecnópolis contará con la musicalización de Dmitri Shostakovich, Robert Schumann, Gustav Mahler, Piotr Tchaikovsky y Béla Bártok, entre otros. En conjunción, las imágenes y la música, más la ciencia como base, celebran la vida del maestro. 

Sobre César Milstein

Milstein nació en 1927, en la ciudad de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires. Cursó en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde se recibió de químico. Un lustro después sería nombrado  por concurso en el Instituto Nacional de Microbiología Carlos Malbrán. Luego, por medio de una beca, viajó a Inglaterra  y trabajó en el laboratorio que dirigía Frederick Sanger, y otro centro médico en Cambridge. De regreso al país, fue director del departamento de Biología Molecular del Instituto Malbrán

El sábado 16 de octubre a las 16hs en el Microestadio se expone “Un fueguito, la historia de César Milstein”. Crédito: Pulpofilms

De vuelta a Europa en 1961, sus descubrimientos revolucionaron el campo de la biotecnología. Tras 22 años de trabajo, fue nombrado jefe y director de la división de Química de Proteínas y Ácidos Nucleicos del laboratorio de biología molecular del Consejo de Investigaciones Médicas en Inglaterra. Y en 1984, es galardonado con el Premio Nobel en la categoría de Medicina y Farmacología por sus teorías del sistema inmunológico. Aunque cosechó muchos adelantos e investigaciones, el genial investigador nunca patentó sus descubrimientos; pensaba que estos eran patrimonio de la humanidad. Su labor no pasaba por lo económico, sino por la curiosidad y el valor de incrementar el interés científico. El maestro falleció a causa de una enfermedad cardíaca el 24 de marzo de 2002. 

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie