Ago 29, 2021 | Cultura

“Sola en el bosque”: un libro para infancias sin abuso

La obra aborda la temática de abusos infantiles y adolescentes. Nota al Pie entrevistó a su autora, la escritora y periodista Magela Demarco.

Sola en el Bosque
“Sola en el bosque” aborda la problemática del abuso sexual contra niñes y adolescentes. Crédito: ilustración de Caru Grossi.

El libro “Sola en el bosque”, de la escritora y periodista Magela Demarco junto con la ilustradora y coautora Caru Grossi, aborda la problemática del abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes. Publicado por la editorial La Brujita de Papel, este texto narra la historia de una niña con la presencia de un lobo -disfrazado de humano- que vive en la misma casa.

Esta historia relata los abusos que la menor padece en su propio entorno, hasta que habla y cuando es escuchada, empieza a sanar. Según la Organización Mundial de la Salud, 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños son abusados sexualmente antes de los 18 años. 

En Argentina, de acuerdo a las estadísticas del programa Las Víctimas Contra Las Violencias, entre 2018 y 2019 fueron atendides 2.986 niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual y casi un 80% fueron abusades por miembros del entorno cercano o familiar.

El libro acaba de ser declarado de interés general por la Comisión de Familias, Niñez y Juventudes de la Cámara de Diputades, y está pensado para que sea utilizado en las jornadas de Educación Sexual Integral (ESI).

Nota al Pie dialogó con la escritora Magela Demarco, quien contó acerca del significado que tiene este libro, la importancia de la ESI en las escuelas y el abordaje de esta temática desde lo personal.

¿Qué significa para vos haber escrito este libro? 

Me preocupan mucho las infancias, porque es una etapa en la que estás indefens@ y necesitás del cuidado de los adult@s. No podés cuidarte sola o solo. Y que te pase una situación de abuso o de violencia familiar es muy terrible. Me desespero cuando leo noticias de cosas horribles que les hacen a las niñas y a los niños. 

Este libro es un intento, por un lado, de darles herramientas a l@s niñ@s y a l@s adultos a cargo de niñ@s para poder abordar estas problemáticas. Los libros son puentes de llegada para l@s más peques, son puertas que abren mundos, historias, sensaciones, emociones, que nos permiten resonar con las historias.  Y también es una invitación para que, como sociedad, como ciudadanos y ciudadanas no nos hagamos l@s distraíd@s, no miremos para otro lado.

Sola en el Bosque
El libro acaba de ser declarado de interés general por la Comisión de Familias, Niñez y Juventudes de Diputados. Crédito: foto provista por la entrevistada.

Siempre que hay una nena, un nene o un adolescente siendo abusado o maltratado, hay adultos y adultas que ven algo, que perciben o escuchan algo. Y cómo adult@s somos responsables de l@s niñ@. No solo de nuestr@s hij@s, sino de tod@s l@s niños que están a nuestro alrededor.

En lo personal, recibir mensajes agradeciéndonos la herramienta por parte de psicopedagogas y psicólogas que lo utilizan en sus consultorios, de maestras, mensajes de mujeres que fueron abusadas y nos buscan para poder compartir sus vivencias, señoras de 70 años que nos cuentan que pasaron por esto pero nunca se lo dijeron a nadie y todavía cargan con ese peso, esposos preocupados por sus compañeras que están con ataques de pánico por haber sufrido abuso en sus infancias… que genere todo eso, yo ya me doy por hecha.

En la descripción gráfica del libro aparece un lobo, ese famoso lobo al que une siempre le tiene miedo ¿Qué sentido interpretativo le das? 

En los cuentos clásicos los lobos siempre son sinónimo de peligro. El más famoso probablemente sea el de “Caperucita”, donde el lobo personifica la figura de alguien embaucador, traicionero, peligroso, que se muestra de una manera, pero en realidad es de otra. La diferencia es que en el caso de “Sola en el bosque” el lobo no está afuera de la casa, está adentro del propio hogar de la niña y, por eso, es la misma casa la que se convierte en un bosque. 

La nena no toma ningún camino “peligroso”, el peligro lo corre estando en la propia casa con ese hombre-lobo que se disfraza de otra cosa. De ahí que el comienzo del cuento sea: “Cuando todos se van a trabajar, la casa se transforma en un bosque oscuro y peligroso. Y el lobo… está”. 

Me da un poco de pena endilgarles a los pobres lobos (animales) estas características, pero es la forma que encontré para transmitirles a l@s chic@s la idea de peligro, de personas peligrosas.

Sola en el Bosque
“Se trata de darles herramientas a los chicos. Es ayudar a tu hijo, por eso digo que los que están en contra de la ESI, están en contra de su hijo”, relata la periodista. Crédito: foto provista por la entrevistada.

¿Es importante que la ESI tome en cuenta este libro? ¿Creés que es necesario que haya más detección temprana de este tipo de abusos?

Yo creo que sería interesante que desde la Educación Sexual Integral se incorporara esta problemática, porque es mucho más común de lo que se cree. Según la OMS, 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños son abusados sexualmente antes de los 18 años y solo el 10 por ciento de los casos son denunciados. 

O sea, que estamos dando cifras que muy probablemente se encuentren muy por debajo de lo que sucede en la realidad. Y esta es una problemática que se da en todo el mundo, en todos los estratos sociales y en todos los ambientes. En Perú, por ejemplo, una niña o niño es abusado o violado cada dos horas… 

¿Cómo fue trabajar con esta problemática en lo personal? ¿Considerás que quien te lea pueda sentir esa necesidad de desahogo? 

Sí, de hecho, en charlas en colegios con adolescentes, varias chicas contaron que fueron abusadas. Había casos que los colegios ya conocían y otros que no. Pero ellas evidentemente sintieron que ese era un espacio que estaba habilitado para escucharlas, para contenerlas. De hecho, en los colegios que ocurrió tienen aceitados los mecanismos para brindarles contención y herramientas, tanto a nivel informativo, así como sobre los pasos que pueden tomar para hacer las denuncias, lugares de atención psicológica y demás necesidades que puedan surgir.

Magela Demarco
Desde su experiencia personal, Demarco crea este libro para ayudar a otres niñes. Crédito: foto provista por la entrevistada.

El tema de abuso infantil intrafamiliar es un tema muy particular y que aun las mismas familias siguen tapando estas cosas. ¿Qué valor le das a este libro? ¿Por qué es necesario que los niños lleguen a “Sola en el Bosque”?

Me encantaría que todas y todos viviéramos en el mundo de Alicia en el país de las Maravillas. Pero vivimos en este mundo. Nuestras niñas, niños y adolescentes tienen que aprender a vivir, a desenvolverse y desarrollarse acá. Hablarles, según la edad, de estas cosas es cuidarl@s, es ayudarl@s, es darles herramientas. 

Yo tengo 45 años. Cuando era chica en los colegios no se hablaba de esto y en las familias tampoco. Hoy escucho las charlas ESI del colegio de mi gordo, y me pone contenta que se haya evolucionado en este sentido, me deja más tranquila. Por eso para mí fue muy positivo que, en el 2006, durante el Gobierno de Cristina (Fernández) se proclamara la Ley de Educación Sexual Integral, en donde tanto en los colegios públicos como privados y en todos los niveles: inicial, primario y secundario se deban abordar estas temáticas. 

De hecho, a mi gordo le hablo mucho de todo esto. Y cuando salió el libro le conté, adecuado a su edad, lo que a mí me había pasado, y el porqué de mi insistencia en su cuidado personal, del respeto de sus partes íntimas, y de las partes íntimas de las y los demás.

En el 2019, el 80% de las denuncias sobre abuso sexual infantil que se hicieron en CABA fueron radicadas a luego de haber recibido estas clases y talleres de ESI, porque hay muchas nenas y nenes que tal vez sienten que algo está mal, pero se les hace inconcebible entender que ese adulto que los tiene que querer y cuidar es el que les está haciendo algo que les hace mal. A través de las charlas ellas y ellos pudieron verlo. Así que mira si sirven las clases de Educación Sexual Integral.

Asesoramiento sobre abuso sexual

Podés comunicarte con el programa Las Víctimas Contra Las Violencias, del Ministerio de Justicia de la Nación, las 24 horas, todos los días del año y de forma gratuita:
– Línea 0800-222-1717 contra el abuso sexual, grooming y explotación sexual de niñas, niños y adolescentes.
– Línea 137 contra la violencia familiar y sexual.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad