Ago 19, 2021 | Sociedad

Día Internacional de las luchas de las personas en situación de calle

Esta fecha busca visibilizar la problemática habitacional y la lucha por la recuperación de sus derechos.

Personas en situación de calle
Según el censo realizado en el año 2019, hay más de 5000 personas en situación de calle. Crédito: Marca Informativa.

Esta fecha se celebra en conmemoración a la “Massacre da Sé”, ocurrida en San Pablo, Brasil, el 19 de agosto de 2004. Ese día, 15 personas en situación de calle fueron atacadas durante la noche, mientras dormían. Como consecuencia, siete personas perdieron la vida y ocho quedaron gravemente heridas.

Durante este día, en toda Latinoamérica y el Caribe se realizan diferentes acciones para visibilizar la problemática habitacional y la desprotección social y legal en la que se encuentran las personas en situación de calle.

Según el Segundo Censo Popular realizado en 2019, son 7.251 personas las que viven en situación de calle. Según informa el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), de ellas, 5412 no tienen acceso a paradores, ni a establecimientos con convenio con el Gobierno de la Ciudad, es decir que duermen en la vía pública. 

El 80% son varones, el 19% son mujeres y el 1% declara ser travesti o trans. 871 son niñes y 40 son embarazadas. Muchas mujeres dijeron haber sufrido violencia ellas o sus hijes como explicación para haber dejado sus casas y la realidad de no encontrar ninguna respuesta estatal de acompañamiento para las sobrevivientes de violencia por motivos de género.

El 56% de las personas que contestó el censo sufrió algún tipo de violencia institucional en su encuentro con miembros del Estado, desde policías hasta personal de hospitales.

Nota al Pie entrevistó a voluntaries de diferentes organizaciones sociales para conocer su experiencia en las recorridas nocturnas.

Asociación civil Ni una persona más en la calle

La Asociación civil Ni una persona más en la calle es una organización sin fines de lucro, sin vínculos con partidos políticos ni cultos religiosos. Comenzó en 2012 con un grupo de vecinos que se juntaba para asistir a personas en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. Desde el año 2017 formaron una Asociación Civil.

Mariel Arias es la actual Presidenta de la Asociación, y comenzó siendo voluntaria en 2015. Primero donaba artículos de higiene personal y luego se sumó a las recorridas. Explicó que estos elementos son fundamentales porque muchas veces los hombres no consiguen trabajo; e incluso no se les permite el ingreso a los baños de una estación de servicio porque no están prolijos.

Personas en situación de calle
Les voluntaries coinciden en que a las personas en situación de calle, la soledad les golpea muy fuerte. Por eso elles continúan saliendo al encuentro del otre en cada recorrida. Crédito: Defensoría del Pueblo de Oberá.

Su motivación para sumarse fue el hecho de poder ayudar y orientar a la gente que se encuentra en una situación de vulnerabilidad total. No solamente reparten viandas, sino que les asisten en la realización de trámites, como por ejemplo tramitar el DNI, un subsidio habitacional, un subsidio por discapacidad, una pensión no contributiva. También en la confección de un currículum, y conseguirles ropa y calzado para las entrevistas laborales.

Comentó que “la problemática que lleva a una persona a vivir en situación de calle tiene que ver con rupturas de vínculos familiares, con consumos problemáticos, con pérdidas de trabajo y/o de viviendas. Muchas veces los hombres se quedan solos y terminan en la calle”; y enfatizó: “Ninguna persona, jamás, tiene ganas de vivir en situación de calle, nadie lo elige”.

Una de las experiencias que más la conmueve fue el caso de una señora que asistieron de 2015 a 2018, que padecía una enfermedad terminal. En el último tiempo lograron que viva en un hogar, donde estaba acompañada por enfermeres. De esta manera, su último mes y medio de vida conoció otra realidad, muy distinta a la que se había acostumbrado en la calle, “donde estaba lastimada e invisibilizada por nuestra sociedad”. 

Fundación Sí

Entre otras actividades, Fundación Sí, liderada por Manuel Lozano, realiza recorridas nocturnas todos los días del año, no sólo en Capital Federal sino en otros puntos del país.

Alexis Bellsola decidió sumarse a las recorridas nocturnas luego de su viaje a África, “porque quería hacer algo más por la gente de mi país”. Allí vivió en persona el hambre y la destrucción de todo un pueblo, y reflexionó que en Argentina hay más comida pero mal distribuida. Como no contaba con los recursos suficientes para hacer todo él solo, decidió unirse a la Fundación Sí.

Una de las tantas historias de vida que conoció en las recorridas es la de una mujer de casi 50 años, aferrada a un conejo. Su mamá había fallecido por COVID y su papá también por la depresión en la que se sumergió. Como ella no trabajaba porque siempre había dependido de elles, perdió el lugar donde vivía y quedó en la calle. 

Lo único que tenía en ese momento era a su mascota. No podía ir a ningún refugio porque no se aceptan animales. Alexis le ofreció que un voluntario transitara al conejo para que ella pueda ir a dormir bajo techo. Continuó su recorrida y regresó para llevárselo, pero el conejo había muerto. Ella ya había quedado sola, y lloraba desconsolada. Le pidió si por favor podían darle sepultura, así que lo enterraron en un cantero. “Fue una situación que me afectó mucho, esa noche no pude dormir pensando en que había quedado totalmente sola”.

Después de tantas recorridas realizadas, Alexis define a las personas en situación de calle como “patrón calle”. Explicó que “por lo general tienen una infancia terrible, una cosa truncada por violencia, drogas, abusos, muertes. Hay una carencia afectiva muy grande y después no encuentran la solución. Esa falta de amor inicial les repercute toda la vida”.

Personas en situación de calle
En las recorridas, aparte de viandas y bebidas, entregan artículos de higiene personal, ropa, abrigo y calzado. Además, entregan algo que no puede comprarse con dinero: un abrazo y una escucha. Crédito: Radio Universidad.

Agregó que “desde la Fundación se les da la opción de la asistencia psicológica pero la calle es más fuerte, es una fuerza invisible que los atrapa y los mantiene ahí, son destinos que pagan realmente con una cuota de sufrimiento increíble. Están luchando contra eso día a día”.

Destacó que “la mejor experiencia para una recorrida en la calle son los días festivos, en especial la Navidad. Se sienten muy solos; y que les caigan 4 o 5 voluntarios con empanadas y bebidas, y armen una mesa en la vereda, para ellos es realmente conmovedor. Se les llena el alma de alegría. Se le ve en el brillo de los ojos”.

Amigos en la calle 

Es una organización que realiza recorridas nocturnas los días viernes en la Ciudad de Buenos Aires. En Amigos en la calle entregan más de 500 viandas de comida, jugo, café y algo dulce. También ropa y artículos de higiene personal.

La organización está formada por 120 vountaries aproximadamente, cada une con una tarea en particular. Les de cocina se encargan en preparar las viandas; les de logística son aquelles que les alcanzan los insumos a los voluntaries de cocina, luego retiran las viandas y las acercan a quienes las reparten. Por último, les voluntaries de calle son les que asisten personalmente, entregan las viandas, donaciones de ropa y de cuidado personal.

Virginia Bilyk forma parte de Amigos en la calle desde hace dos años. Se sumó porque “sentí la necesidad de hacerlo porque nos necesitan. Tenemos que acompañarlxs y ayudarlxs en lo que podamos. Tenemos que tener empatía hacia la otra persona, y más en esa situación”.

Comentó también que están muy agradecides con la gente que ayuda donando, ya que sin su ayuda todo esto no sería posible. “Las fechas en particular como los días festivos, por ejemplo Navidad, día de la niñez, día del padre, madre son muy emocionantes. Y también festejamos los cumpleaños de cada unx”, contó. Y finalmente sostuvo con amor y entrega: “No están solxs, los acompañamos en cada momento”.

Acción PSC (Acción Personas en Situación de Calle)

Es una iniciativa vecinal organizada para reconocer y ayudar a vecines de Ciudad de Buenos Aires en situación de calle. El objetivo de Acción PSC es poder conformar una red de contención comunitaria frente a la problemática habitacional. Para esto, realizan visitas nocturnas regulares a les vecines en situación de calle de los barrios porteños. Mediante el acompañamiento, generan un vínculo sólido en el tiempo.

Preparan comidas elaboradas teniendo en consideración el aporte de nutrientes. El alimento es su primer gesto de reconocimiento, al que le agregan postre, agua y otros productos. También facilitan el acceso a ropa de abrigo y frazadas todo el invierno, y entregan viandas calientes en los meses de frío. Además, trabajan para ofrecer oportunidades a aquellas personas que así lo deseen para que puedan superar la situación de calle.

Cecilia Martin es voluntaria hace cuatro años. Fue convocada a participar del 1er Censo Popular de Personas en Situación de Calle en la Ciudad de Buenos Aires. Con otres voluntaries censaron su barrio, Monte Castro, en la comuna 10. 

“A partir de esa experiencia, con los compañeros nos surgió la necesidad de continuar alguna tarea, ahora que ya conocíamos a nuestros vecinos. Desde ese momento hemos salido de forma ininterrumpida con 2 recorridas semanales”, comentó Cecilia.

“Conocí mucha gente, de todo, hombres, mujeres y niños, algunos muy callados y otros que necesitaban hablar, ya que de los males que los hostigan, la invisibilidad es de los peores”, explicó. 

Además, reconoció que el acercarse y saludarlos por su nombre tiene mucho valor en lo simbólico. También lo es el hecho de que puedan contar sus historias, la mayoría muy tristes.

“Recuerdo con mucho cariño un joven que en una recorrida nos dijo que esos 3 minutos que pasábamos con él, eran como 6, o sea el doble, estuvimos conversando mucho y hasta nos cantó un rap de su autoría, fue muy emocionante”, contó.

Servir un plato más

A través de la iniciativa Punto Plato, entregan viandas a personas en situación de calle. Consiste en la colocación de un cajón modesto, de madera, pintado de blanco, instalado en la vereda de manera visible, que invita a servirse y sumarse. Al estar fijos, se pueden dejar viandas en cualquier momento, todos los días de la semana.

Servir un plato más es una propuesta que invita a que cada ciudadane pueda cocinar un plato más y dejarlo en un envase descartable en uno de los Punto Plato, con cubiertos, si es posible también.

Actualmente, los Punto Plato están ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, pero buscan llegar a todo el país, por lo que solicitan voluntaries para comenzar esta acción en otros distritos, ya que la calle no es un lugar para vivir, y tampoco para morir. Para conocer dónde hay uno disponible, hacer click aquí.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad