Ago 13, 2021 | Gremiales

SUTE logró la licencia por violencia de género

La firma se consiguió en el marco de las paritarias no salariales y beneficiará a miles de trabajadores

El Sindicato Unidos de Trabajadores de la Educación es el primero en lograr, por paritarias, la reglamentación de licencias por violencia de género. Crédito: Twitter: Laura Espeche.

Este miércoles, en Mendoza, el Sindicato Unidos de Trabajadores de la Educación (SUTE) logró la reglamentación de licencias por violencia de género. 

El convenio se firmó con la Dirección General de Escuelas (DGE), obteniendo los primeros resultados en paritarias no salariales. 

Una gran conquista por parte de SUTE ya que es el sindicato que más afiliades tiene en la provincia mendocina. De esta manera, el acuerdo beneficiará a miles de docentes y trabajadores de la educación pública. 

Pablo Massutti, Secretario de Educación del Sindicato, conversó con Germán Flores de “Radio sin dueño”, en donde declaró que es importante este día ya que es el producto de una lucha. 

“De los acampes, los caravanazos, las movilizaciones, de cada una de las acciones que tuvimos en la calle a pesar de las imputaciones y la persecución. Es el reconocimiento a la organización, a la unidad”, destacó.

Ley de violencia de género

La licencia por violencia de género forma parte de la Ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales. La cual fue sancionada en el mes de marzo del año 2009. 

Este acuerdo garantiza que les trabajadores de la educación, sin importar su situación de revista, nivel o relación laboral, tienen el derecho de acceder a este permiso. 

 Los años de lucha se van reflejando en la conquista de derechos. El miércoles se dio un paso más. Crédito: Twitter: Virginia Pescarmona.

Se otorga la posibilidad de pedir una licencia remunerada (los primeros 15 días), reducción de la jornada y reorganización del tiempo o lugar laboral. Además, se incluye la justificación de inasistencias o faltas de puntualidad.

De esta forma, se creará una oficina específica, reconociendo a la violencia de género como un causal para tomarse licencia, presentando una declaración jurada, sin perder días laborales o que se le descuente de su sueldo. 

Un derecho que abarca a todes les trabajadores de la educación, incluyendo a Servicios Educativos de Origen Social (SEOS) y de toda la DGE.

Mas condiciones y más derechos

Sin embargo, la licencia por violencia de género no fue la única victoria que se consiguió en la mañana del miércoles. La paritaria no salarial aseguró que se podrá iniciar el proceso de titularización para celadoras y celadores y se planificará un cronograma de movimientos en educación media. Un área a la que desde hace ocho años no le brindan ingresos.

Por último, Pablo invitó a les trabajadores a no bajar los brazos y acompañar esta lucha: “Hemos defendido el derecho de los trabajadores y trabajadoras de la educación. Tenemos que seguir avanzando”. 

Por lo que convocó “a seguir luchando, a ganar derechos, a garantizar esto e ir por más, por aquello que nos falta como un salario digno, las condiciones que nos faltan”.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad