Ago 13, 2021 | Cultura

Editorial Caravana: un espacio disruptivo, creador incesante de sentidos

Nota al Pie dialogó con dos de les integrantes de la primera editorial de la ciudad de Tres Arroyos.

Editorial Caravana
Inauguración del local de la Editorial Caravana. Crédito: La Rueda Audiovisual.

Un grupo humano conformado por personas de distintas profesiones gestó en el año 2018 la Editorial Caravana de Tres Arroyos; ciudad ubicada a 500 km de Buenos Aires. El domingo pasado se inauguró el local de la misma, en el que habitará la lectura, la palabra y el debate constante. 

Cada une de les integrantes lleva consigo distintas trayectorias personales, pero juntes se aúnan para sentir, pensar, debatir, construir la palabra, la idea; el libro como material que moviliza política y socialmente. A la vez, todes hacen un poco de todo y de manera colectiva habitan este espacio. 

Según Diego Slagter, periodista y uno de les fundadores de la editorial, quien conversó con Nota al Pie, ésta presenta “un manifiesto que está impreso en todos los libros que publicamos”. Allí “reiteramos sistemáticamente que pretendemos ser una usina de pensamiento; y pretendemos ubicarnos en un lugar de conflicto que justamente es la palabra, y es el sentido en el espacio público”. 

Por lo tanto, de acuerdo a lo dicho por Slagter, la idea es “debatir, reunirse, y proponer una mirada alternativa de la forma de publicar; de la forma de editar, de la forma de acompañar a los autores; y de la forma también de representar a sus obras en lo que finalmente después va a ser un libro”.

La convocatoria la realizaron Diego Slagter y Betina Fernández. “El plan era reunir un grupo de personas y pensar esto de producir libros. Llenar también un hueco que sentíamos en Tres Arroyos, en cuanto a lo cultural. Había una necesidad de manifestar en palabras cosas que suceden en la región, sentires; y tener una editorial para que la palabra regional, local, tuviera su lugar”, comentó a Nota al Pie la bióloga y otra de las fundadoras de la editorial, Matilde Zúcaro.

Fabricantes de libros, un sueño posible

Cuando cranearon la editorial, ningune de les integrantes sabía cómo producir un libro. “Si bien algunos escribían y habían publicado, otros dibujaban y demás; cómo era todo el proceso de producción del libro y lo que implicaba lo fuimos compaginando entre todos estos años”, comentó Zúcaro.

El proyecto se dio a conocer en el aniversario 17 de la Radio Cooperativa Indie Rock. Allí se presentó el libro de Diego Slagter, llamado “Juana en la Frontera”. Esa fue la prueba palpable de que una editorial en la ciudad era posible, de que producir un libro de manera independiente se podía llevar a cabo. La novela de Slagter fue el primer libro realizado por la caravana tresarroyense. 

En ese entonces estaban comenzando a darle forma a la misma y se dijeron a sí mismes: “¿Qué hay que hacer? Hay que corregirlo, hay que leerlo; después Diego pensó que podía estar ilustrado y la invitó a Eli Medina, y luego Juan Pablo lo diseñó, y así fue tomando forma”, mencionó Zúcaro.

Se eligió desde el primer momento el tipo de hoja, el tipo de letra, los estilos de dibujos y el papel, que es reciclado. Las tapas también, pero “las mandamos a hacer a una imprenta de la ciudad; porque no tenemos máquina todavía para eso”. 

Asimismo, aprendieron en conjunto a encuadernar. Luego elles imprimen los libros en blanco y negro, “doblamos las hojas, las cosemos; le pegamos la tapa, y le hacemos la terminación”. También con el tiempo fueron comprando máquinas “con subsidios que tuvimos de la provincia”.

Editorial Caravana
Joven buceando en los libros que ofrece la editorial. Crédito: La Rueda Audiovisual.

Una caravana cargada de talleres, cursos y editoriales independientes

La editorial a su vez contendrá cursos y talleres. La idea es que uno de estos exponga el trabajo que les integrantes realizan a la hora de fabricar un libro. Habrá, por ejemplo, un curso de encuadernación para “que se vea cómo es el trabajo”. Si bien será “un lugar abierto a las propuestas de cuestiones en relación a este trabajo”, también se dispondrá el espacio para “otras expresiones artísticas”. 

En el local se pueden encontrar, aparte de libros, “cuadros de artistas de Tres Arroyos, pinturas diversas, fotos; y también hemos invitado a diferentes productores a que tengan acá sus productos como para exponerlos”, aseveró Zúcaro. La mujer trabaja con plantas y seguramente de una charla al respecto, porque “es un espacio abierto a las propuestas que surjan”.

A la vez, en el local, aparte de los libros de la editorial Caravana, se pueden encontrar obras “de otras editoriales independientes de La Plata, Buenos Aires, Tandil, entre otros lugares”.

Cabe mencionar que aparte de la propuesta de cursos y talleres, ya desde hace tiempo, en cada presentación de un libro se hace una puesta en escena “lo más teatral posible. Elegimos un lugar, lo ambientamos, siempre invitamos algún artista músico que nos acompañe, y bueno depende la temática; lo que se nos ocurre”, puntualizó la bióloga.

Una editorial que se expande

Al comienzo la editorial nació por el deseo de querer publicarse elles mismes. Es decir, escritores y artistas plásticos locales, ya que “durante un largo tiempo se vieron imposibilitados de poder publicar”, afirmó Slagter. Con el tiempo, otras personas por fuera de la ciudad “vieron en este espacio de la editorial la posibilidad de autopublicarse; de encontrar los caminos para que sus sueños se hagan realidad”.

Actualmente tienen ocho libros publicados “y más o menos ocho en la cocina por salir. En el transcurso de lo que queda del año los iremos terminando y presentando”, anunció Zúcaro. “Uno de los objetivos principales es cumplir el sueño del escritor que viene con un manuscrito; con un original y que pueda realmente llegar a tener el libro en la mano”, enfatizó la bióloga. 

La obra, les escritores y el equipo de la editorial: un diálogo colectivo

Para “cumplir el sueño del escritor”, se necesita realizar un trabajo “a veces de muchos meses; porque algunos libros pueden necesitar bastante acompañamiento”. Dependiendo del manuscrito, puede que se necesite agregar un cuento o quitar otro, determinar el estilo, el título, si llevará ilustración, etcétera.

Les integrantes del grupo Caravana reciben el material, lo leen y evalúan si están en condiciones de publicarlo, ya que “a veces son temáticas que ninguno tiene conocimiento como para abordarlas. El año pasado nos habían traído un libro de metafísica por ejemplo y dijimos, ¿qué hacemos con esto?”, recordó Zúcaro. 

“Se hacen reuniones periódicas con los escritores, y en ellas, se escuchan cuáles son las pretensiones del escritor o de la escritora. Después nosotros evaluamos si podemos hacer ese trabajo o no. A veces al material le falta bastante. Es una conversación con el escritor de decirle ‘creemos que le falta esto, aquello’. Es un trabajo que se hace en conjunto”, subrayó.

Editorial Caravana
Diversas lecturas habitan el espacio de la editorial. Crédito: Paula Daguerre, Nota al Pie.

Acompañamiento económico a la Editorial Caravana

Caravana es una editorial autogestiva. Aún “no somos oficialmente una cooperativa”, de todas maneras, tuvieron “una reunión o dos ya, con un grupo de cooperativistas y contadores que están acompañando diferentes agrupaciones de Tres Arroyos a tener una personería jurídica”, recalcó Zúcaro. 

Por otro lado, también les acompañan “el municipio, la provincia, de algún modo hay un acompañamiento del Estado; que si bien somos autogestivos, creemos que el Estado tiene una responsabilidad en el desarrollo de la cultura”.

Un semillero de juventud lectora, irreverente, crítica y transformadora

Quienes acompañan en su mayoría a la editorial son les jóvenes, a les que según Zúcaro, “muy fácilmente se les achaca que no leen y me parece todo lo contrario”. Existe un “desmerecimiento y un grado de prejuicio y de violencia que sufren, es bastante persecutoria la cuestión, en un punto; pero cuando generás las condiciones para que se sientan confiados, es realmente maravilloso lo que sucede, admirable”.

Finalmente, Zúcaro reflexionó al respecto de la editorial que “uno a veces dice: lo que estamos haciendo es una locura; pero no, para mí cuando uno realmente hace lo que siente, lo que piensa, las cosas encuentran su camino. A veces no es el imaginado, y el camino nunca es recto, pero se logra”.

Notas Relacionadas

¡RECIBÍ LA MEJOR INFO!

Mantenete al día con las noticias que más te importan

Bienvenido a la actualidad