Jul 13, 2021 | Economía

La economista Natalia Motyl analiza la situación actual de jubilaciones

La especialista en política pública y economía advirtió que lo que cobran las personas adultas mayores no alcanza a cubrir las necesidades mínimas.
ANSES otorgará jubilaciones a más de 150 mil mujeres que no reunían la totalidad de sus aportes.
ANSES anunció hace algunas semanas que otorgará jubilaciones a más de 150 mil mujeres que no reunían la totalidad de sus aportes. Crédito: Nancy Robledo.

Natalia Motyl es analista en economía en la Fundación Libertad y Progreso, entidad abocada al estudio de políticas públicas, con sede en Buenos Aires. Es graduada de la Universidad de Buenos Aires y se desempeña como columnista en asuntos económicos en la emisora Radio Concepto.

En una entrevista con Nota al Pie, evaluó detalladamente la situación actual del régimen previsional y los haberes que perciben las personas jubiladas. También, brindó su mirada respecto del anuncio que recientemente realizó el gobierno nacional acerca del otorgamiento de jubilaciones a mujeres que no habían completado la totalidad de los aportes.

¿Cómo están las jubilaciones en el actual gobierno?

A principios de año el presidente Alberto Fernández declaró, ante el tema de jubilados, que habrá un Estado más presente y que no se los abandonará nunca más. De hecho en su campaña dijo que el 10 de diciembre ni bien asumiera iba a recomponer las jubilaciones. Sin embargo, como vemos, del dicho al hecho, hay un largo trecho. Esto lo podemos observar en el deterioro en el nivel de vida de nuestros adultos mayores. El año pasado el gobierno marcó una falsa disyuntiva entre salud y economía. Eso generó un costo para la sociedad que lo estamos pagando hasta el día de hoy. Parte de ese costo, fue afrontado por los adultos mayores que son los más vulnerables de la sociedad. 

¿De qué modo se puede observar la condición en la que están los jubilados? 

Para poder conocer el deterioro del nivel de vida de los jubilados hay que observar la evolución de los haberes jubilatorios y contrastarlos con la evolución de la canasta básica total. Si nosotros hacemos esto, la imagen es totalmente alarmante. Desde el año 2018 hasta finales del año pasado, un jubilado que percibe un haber medio, es decir 28.784 pesos, ha visto corroído su poder de compra de la canasta básica total en un 9.6 por ciento.

¿Cual es la situación de quienes perciben la jubilación mínima?

La mínima está en 20.571 pesos y vio que su poder de compra se ha corroído en un 5.9 por ciento. 

¿Y respecto de años anteriores?

Si observamos una foto más extensa, la situación es más alarmante. Si tomamos el máximo nivel de vida que se alcanzó para los adultos mayores, que fue en el año 2013, y lo comparamos con el presente, la corrosión fue del 49% en los haberes medios y más del 45% en los haberes mínimos.

Lo que percibe una persona jubilada, no alcanza para cubrir sus necesidades. Crédito: puntal.com.ar.

Recientemente, el gobierno anunció un bono de ANSES por un importe de 5000 pesos para agosto. El objetivo del bono es compensar el retraso que sufren los haberes respecto de la inflación. ¿Qué opina usted de ese bono?

Es insuficiente el bono. La inflación se ubica hoy en un 3% mensual. Pero en los próximos meses se va a acelerar. Ya estamos viendo que para fin de año podría incrementarse hasta llegar a un 3.6% mensual. Entonces vamos a cerrar el año con una inflación del 50%. El bono es totalmente insuficiente para solventar los incrementos de precios que van a haber. 

¿Falta dinero en el Estado para poder incrementar las jubilaciones?

El problema no es que falte dinero en el Estado, el problema es el despilfarro estatal. Un  asesor político cobra arriba de los 250.000 pesos por mes sin generar valor agregado a la sociedad. Mientras tanto, un jubilado que trabajó toda su vida, lo que cobra no le alcanza ni para lo básico.

ANSES tiene una línea de créditos para personas jubiladas. ¿Qué opina usted  de esos créditos?

Estoy en contra de los créditos que se otorgan a los jubilados. Muchas veces se terminan endeudando y estamos en un contexto donde la situación económica no mejora. Inclusive se va a recrudecer luego de las elecciones. Entonces el jubilado va a terminar endeudado y va a tener que pagar eso en situaciones de mayor crisis económica. Lo que tiene que mejorar es la situación del país en general. Tiene que haber ciertas señales en materia económica del rumbo que se tomará en los próximos años. Si no hay eso, es poco probable que la situación mejore, y por ende, el poder adquisitivo de los jubilados. Un crédito no soluciona el nivel de vida de los jubilados. Por el contrario, les agrega otra preocupación más.

Natalia Motyl, economista de Libertad y Progreso considera indignantes los importes de las jubilaciones. Crédito: Fundación Libertad y Progreso.

¿Podría explicarnos más en detalle su mirada?

Para ponerlo en esta perspectiva, el año pasado mucha gente por la crisis económica tuvo que conseguir un crédito para poder solventar la crisis de liquidez. Esto le sucedió tanto a las empresas como a las personas físicas. Tomaron deuda pensando que se trataba de una situación momentánea y que este año la situación iba a mejorar. Llegamos a 2021 y la situación no mejoró. Entonces, para pagar las deudas muchos tuvieron que recurrir a vender sus pertenencias, y además se sumaron los intereses.

ANSES anunció recientemente que otorgará jubilaciones a más de 150 mil mujeres que cumplen con la edad jubilatoria, pero que no reunían los años de aporte para acceder a la jubilación. ¿Qué opina de esa iniciativa?

Yo estoy en contra de todas las jubilaciones que se dieron a personas que no habían aportado en toda su vida. Por eso no es sorprendente que el sector privado trabaje más de la mitad del año para pagarle a las 21 millones de personas que no trabajan y solo se dedican a cobrar un cheque del Estado. Las jubilaciones a las amas de casa que en su momento no aportaron, es otra de las políticas populistas de nuestro país.

Veamos en términos más sencillos. Supongamos que existen dos amigas desde la infancia. Una de ellas se casa y es madre de dos hijos, y de modo consensuado con su pareja decide que la mujer se quede en la casa y el marido salga a trabajar. Es un contrato entre ambas partes. Ahora la amiga que no se casó, no tuvo hijos y se dedicó toda su vida a trabajar, le pagan un salario y hace sus aportes correspondientes.

A la persona que aportó con su sacrificio, le corresponde que el día de mañana se jubile y perciba su beneficio. Sin embargo, lo que termina sucediendo es que los que aportaron toda su vida terminan subsidiando a los que no aportaron. Se le quita a la persona que aportó para darle a la que no aportó. ¿Por qué esa amiga que trabajó toda su vida y aportó, tiene que subsidiar a su amiga que decidió en consenso con su esposo no trabajar y quedarse en su casa? Eso no tiene nada de solidario. Y tampoco es justo.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie