Jul 12, 2021 | Pueblos Originarios

Comunidad aborigen de Humahuaca rechaza obras en su territorio

La Comunidad de Rodero solicita que no se realicen obras viales ni extracción de laja con petroglifos en territorio sagrado.
Asamblea de la Comunidad Aborigen de Rodero
Integrantes de la Asamblea de la Comunidad Aborigen de Rodero reclaman ante la Municipalidad de Humahuaca por la violacion de su territorio. Crédito: Asamblea Comunitaria de Rodero.

La Asamblea de la Comunidad Aborigen de Rodero, Humahuaca (Jujuy), decidió declarar el paso llamado El Angosto de Rodero como sitio sagrado. El colectivo efectuó esa medida con el objeto de impedir cualquier intervención en el territorio.

El Angosto de Rodero es un paso ubicado en un cerro alto, en proximidad al margen del Río Grande. La zona se encuentra a 27 kilómetros al noroeste de Humahuaca. El sector es rico en piedra laja y por ello existen intereses para explotar ese recurso. Semanas atrás, empleados de Vialidad Provincial de Jujuy concurrieron al sitio con una retroexcavadora. Con las obras se extrajeron lajas que contenían antiguos petroglifos (dibujos grabados sobre piedras) de gran valor arqueológico.

La acción generó indignación en la Comunidad Aborigen de Rodero con la consecuente presentación de denuncias judiciales y reclamos ante entes provinciales y nacionales.

Nota al Pie dialogó con la presidenta de la asamblea comunitaria, Rosa Gonzalez,  para conocer en detalle los hechos.

¿Qué es la Comunidad Aborigen de Rodero? 

Somos una comunidad organizada, tenemos personería jurídica desde el año 1999 y en el año 2013 hemos obtenido la escritura de Título Comunitario sobre este territorio. Se trata de un territorio extenso. Las personas que habitan permanentemente aquí rondan las cien personas. Tenemos a las familias censadas y registradas en la Secretaría de Pueblos Indígenas de la Provincia de Jujuy.

¿Cuál es la historia del lugar?

A principios del año 1900 se instaló el ferrocarril. Para que se pueda instalar, hubo que realizar una obra para dañar una parte del cerro. Lo que se hizo fue generar una apertura para que pase el ferrocarril. Ese paso es El Angosto de Rodero.

Ustedes afirman que ese paso, el Angosto de Rodero es un sitio sagrado. ¿Cómo se llegó a que sea considerado de ese modo por vuestra comunidad?

Desde que se hizo esa apertura, nuestros abuelos nos han enseñado que ese lugar es un “sitio fuerte” o “mal paso” como también se le llama. Los abuelos nos han enseñado que ese sitio debe ser respetado y cuidado porque allí habitaron los antiguos y se los debe dejar vivir. Lo que hay allí, de acuerdo a nuestra filosofía no debe ser tocado, inclusive no debe ser observado.

Ellos decían que ese sitio tenía encanto. Nosotros hemos aprendido a pasar caminando por allí en forma rápida o sin mirar. También tenemos el hábito de esquivar el lugar y optamos por pasar por el río para eludir el sector. En ese sitio hay petroglifos y nunca los tocamos porque así nos enseñaron nuestros abuelos. De ese modo, fuimos incorporando que es un sitio sagrado. En determinadas horas nosotros no pasamos por allí, porque hay energías fuertes que no dejan avanzar. No permiten caminar a quien se atreve a pasar.

Maquinaria trabajando en El Angosto de Rodero
Maquinaria de Vialidad Provincial de Jujuy, trabajando en El Angosto de Rodero, lugar del conflicto. Crédito: Asamblea Comunitaria de Rodero.

En el sitio operó maquinaria de Vialidad Provincial de Jujuy. Esas acciones tuvieron la aprobación del vicepresidente de la Asamblea Aborigen de Rodero, Aurelio Valdivieso.

Sí. Y por eso se lo sancionó porque él se presentó con gente de provincia e hizo un acuerdo sobre El Angosto. Tomó una decisión contradiciendo lo que la comunidad venía demandando y denunciando sobre el daño producido en el lugar. Este señor pasó por encima de la autoridad que es la Asamblea Comunitaria y la presidente de la Comunidad Aborigen de Rodero. Ayer la asamblea decidió sancionarlo por actuar en contra de la comunidad.

Ustedes han declarado “personas no gratas” a la concejal Noelia Quispe y su compañera de lista Luisa Quiroga, quien es una persona aborigen. ¿Qué fue lo que produjo esa determinación? 

Noelia Quispe es concejal del Frente Cambia Jujuy. Luisa Quiroga era su compañera de lista pero no logró ingresar como concejal. En la comunidad nosotros sabemos, por palabras de Luisa, que Noelia Quispe consiguió las máquinas de vialidad para hacer el trabajo en el territorio de Rodero. También sabemos mediante un empleado de Vialidad Provincial que fue Noelia Quispe quien estaba a cargo de las máquinas. Y sabemos que fue Luisa Quiroga, presidente de la Comunidad Aborigen de Chorrillos quien indicó donde se debía hacer la apertura del camino sobre una huella para llegar hasta El Angosto. Allí es donde hacen el mayor daño que es donde están ubicados los petroglifos. 

Ustedes han iniciado una demanda judicial. Concretamente, ¿qué es lo que se demanda en la Justicia?

Nosotros en cuanto vimos lo sucedido, pedimos que la policía intervenga e hicimos la denuncia en la Seccional 15. También nos dirigimos al Concejo Deliberante de Humahuaca, y al área de patrimonio de la provincia. Asimismo, pedimos explicaciones a Vialidad Provincial donde preguntamos por qué ingresaron directamente sin consulta previa a la Comunidad del Territorio de Rodero. Como no tuvimos respuesta de la policía, hicimos la denuncia en Gendarmería Nacional. El tema quedó en la justicia ordinaria y estamos esperando a que la causa pase al Juzgado Federal. Consideramos que la afectación de los petroglifos es un delito federal. A casi un mes de lo sucedido, aún no tenemos respuesta. Nosotros queremos que se esclarezca lo sucedido, que se investigue dónde fue a parar la laja que se llevaron y dónde están los petroglifos que se llevaron.

Presidenta de la Asamblea de la Comunidad Aborigen de Rodero
Rosa Gonzalez, presidenta de la Asamblea Comunitaria de Rodero: “Queremos saber dónde están los petroglifos que se llevaron”. Crédito: Asamblea Comunitaria de Rodero.

Ustedes determinaron que se cierre el Paso del Puente del Pilco. ¿Podría explicarnos qué es ese paso y por qué tomaron esa decisión?

El Paso del Puente del Pilco, es un lugar que está antes de llegar a El Angosto. Ese camino no lo transitan generalmente las personas, porque no hay casas allí. La única casa que hay, su dueña no quiere que llegue el camino. Eso es porque el camino pone en riesgo a todo el sector ya que es un lugar de pastoreo. Nosotros sufrimos inseguridad en el territorio, hace años que venimos padeciendo muchos robos. No alcanza la cobertura que nos manda la policía. La apertura del camino crea riesgos, porque va a exponer al ganado y también a la gente. Por eso la asamblea decidió cerrar el camino que fue abierto por las máquinas de Vialidad. También, lo hicimos para prevenir el saqueo de la laja.

Hay diversas miradas sobre el tema, inclusive hay miembros de comunidades aborígenes que han avalado las acciones que ustedes critican. ¿Cómo se podría resolver este tema y lograr conformidad en las partes intervinientes? 

Creo que a veces no todos respetamos estos lugares. Muchas veces no prestamos atención a lo que nos dicen los abuelos o los padres. Restamos importancia a las historias que nos cuentan y vamos perdiendo nuestra espiritualidad. Y nos pasan estas cosas, donde nosotros mismos vamos destruyendo nuestra identidad, nuestra historia. También estas cosas suceden porque se niegan a aplicar el cuerpo de leyes que amparan a los pueblos indígenas.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie