Abr 23, 2021 | Cultura

Entre el Eternauta y Héctor Oesterheld

Ideología, militancia, escritura y legado de Hector Germán Oesterheld.
Hector Germán Oesterheld. Foto: Ministerio de Cultura de La Nación.

El 27 de abril de 1977 fue secuestrado y desaparecido en La Plata, el creador de memorables historietas como el Sargento Kirk, Bull Rocket y El Eternauta, entre otras obras que revolucionaron la forma del género y marcaron la infancia de muches logrando traspasar las diversas generaciones.

En un diálogo en profundidad con Quique Alcatena, historietista e ilustrador argentino, Nota Al Pie pudo comprender qué simboliza la figura de Oesterheld y qué aportes convirtieron en tan famosas las obras del guionista. 

Desde la perspectiva del creador de “Barlovento” y “Acero líquido”, “la figura de Oesterheld para los historietistas argentinos es fundacional” ya que el aporte que el guionista realizó “marcó un tono a lo que se ha llamado la “historieta adulta”, para siempre. De alguna u otra manera todos los guionistas que han venido después han tomado de él, como un referente insoslayable.”

Prosiguiendo con esta argumentación Alcatena sostuvo que uno de los grandes aportes del autor a las historietas fue darle una “vuelta de tuerca al género de aventura”. Lo dota de una sensibilidad y profundidad que no era común en aquella época” ya que marca las percepciones y sentimiento de todos los personajes”.

Enrique Alcatena. Foto: Arte y coleccionismo.

La percepción humanista y el Eternauta

Frente a esta lógica de sensibilidad y humanismo que caracterizan las obras de Hector Oesterheld,  Quique explicó a Nota Al Pie que “el tono de enunciar un poco más el corazón de los personajes, tanto de los héroes como de los villanos. Fue algo completamente inédito en nuestro país” y lo distintivo de las obras del guionista argentino.

Por otro lado, también agregó que la cuestión humanista en su sentido más amplio y más noble del término está presente “en muchas historietas bélicas que él (Oesterheld) escribió, donde ya no eran héroes intachables o la fuerza del Eje monstruos espantosos sino que muestra tanto en uno, como en otros un rasgo de humanidad”

En el caso de El Eternauta, obra creada por Hector Oesterheld y reconocida a nivel mundial, que cuenta la historia del  viajero del tiempo, Juan Salvo, conocido como El Eternauta que se presenta ante un guionista de historieta y le cuenta que es sobreviviente y miembro de la resistencia de una invasión extraterrestre vivida en Buenos Aires.

 También se puede percibir este distintivo de humanidad ya que la trama encarna la idea de un héroe colectivo que lucha contra la invasión que traía odio, temor y muerte. 

Rastros de la ideología y la militancia

A partir de una lectura amplia de las obras de Héctor Oesterheld se presenta al lector diversos escenarios cargados de evocaciones humanistas que generan múltiples interpretaciones.

En la historieta El Eternauta, el autor logra plasmar en la ciencia ficción su ideología y perspectiva con respecto a la realidad mundial de mediados de siglo XX, dos enfrentamientos bélicos mundiales, genocidios y La Guerra Fría resultado de la disputa por el poder y  la imposición de un nuevo orden mundial.

Como lo destaca Alcatena, “El eternauta devino en una historieta que trascendió el género de la ciencia ficción, sobre todo en su segunda escritura que se realiza a fines de los 60’, no ya con Francisco Solano Lopez, para la revista Gente” según Quique, “El tono ya había cambiado, ya había un Oesterheld muy politizado, decididamente de izquierda”.

“La segunda versión ya es decididamente una denuncia no tan velada a la forma en que las grande potencias del norte interfieren en los países del sur. Se transforma en una gran metáfora de resistencia al invasor no del espacio sino de nuestro planeta”. 

Esta interpretación y aclaración de tiempos que que realiza Quique Alcatena cuando hacen alusión a las distinciones entre una primera y una segunda escritura.  Se debe a la evolución de los ideales y la militancia del autor de El Eternauta.

Por aquél entonces la perspectiva ideológica de Oesterheld se basaba en una concepción y mirada anticolonialista, antiimperialista y anticapitalista, que creció con el correr de los años hasta que finalmente en 1970 se unió a Montoneros, sus hijas Estela, Diana, Beatriz y Marina ya pertenecían al movimiento.

Foto: Ministerio de Cultura de la Nación.

Desaparición y censura

En 1976 se lleva a cabo en Argentina, el último golpe cívico militar que se autodenominaba “Proceso de Reorganización Nacional”. Este régimen dictatorial  buscaba instaurar un nuevo orden económico y social para el pais, por ello implanta el terrorismos de Estado, que consistía en la privación de la libertad, tortura y desaparición de los que la Junta militar llamaba “enemigos de la patria”. 

El “enemigo de la patria o enemigo interno” a los que la dictadura hacía alusión, eran todos aquellos que expresaran una oposición ideológica y política al golpe. Las censuras, persecuciones, secuestros y torturas eran característicos de la Argentina de aquella época dejando en la historia del país treinta mil víctimas desaparecidas.

Las ideologías manifiestas en las obras de  Oesterheld y su afiliación a Montoneros llevó a que él y su familia tuvieran, durante el gobierno de facto, que pasar a la clandestinidad. Finalmente, el 27 de abril de 1977 el autor es secuestrado y desaparecido en La Plata. Durante el mismo periodo histórico habían secuestrado a sus cuatros hijas, dos yernos y dos nietos.

Según la recopilación de testimonios, Hector Oesterheld, pasó por los centro de detención clandestinos de la Matanza como “El Vesubio”, “Sheraton” y también por Campo de Mayo.

Se cree que en 1978 fue fusilado en Mercedes. El paradero de sus restos continúa desaparecido convirtiéndose de esta forma en uno de los tantos artistas censurados y desaparecidos durante la última dictadura militar como Rodolfo Walsh, Paco Urondo, Haroldo Conti, entre otres.

A 35 años de este hecho, la obra El Eternauta, volvió a ser censurada en el 2012, cuando Mauricio Macri prohibió la utilización de esta historieta en  las escuelas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ya que para el ex jefe de gobierno, era una representación de la imagen de Néstor Kirchner su opositor político usando el término «Nestornauta».

El Eternauta en Netflix

Luego que en el 2015 se lanzara en Estados Unidos «The Eternaut», nombre que recibe la obra de Oesterheld en su edición en Inglés, la plataforma de streaming formuló la propuesta para adaptar la historieta de Oesterheld a una serie que dirigirá  el cineasta argentino Bruno Stagnaro.

Tras varias negociaciones entre los representantes de Netflix y los herederos de Héctor Oesterheld y de Francisco Solano, se determinó que las grabaciones se llevarán a cabo en Buenos Aires y en castellano.

La producción la realizará K&S Films y Martín Mórtola Oesterherd, nieto del escritor, participará de la propuesta como consultor creativo.

Se estima que la serie saldrá al aire entre fines del 2021 y principios del 2022.

De cara a todo esto se ha de observar que la obra El Eternauta de Héctor Oesterheld tuvo un impacto a nivel global y una trascendencia generacional que la dictadura no pudo desaparecer, ya sea desde la lectura que realiza cada lector o de la resignificación política que algunes le otorgan motivo de la militancia del autor, la importancia de la obra está en el talento del guionista que logró revolucionar el mundo de las historietas en Argentina. 

Por tal motivo Quique Alcatena recomienda disfrutar de obras de Oesterheld como “Sargento Kirk” “Ticonderoga”Mort Cinder” entre otras.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie