Abr 15, 2021 | Educación

Psicología popular, educación universal

Una diplomatura que permitirá desarrollar los vínculos comunitarios en las poblaciones rurales.
UNICAM generando una oportunidad de crecer
Imagen: Universidad Campesina (UNICAM)

La universidad UNICAM del Movimiento Nacional Campesino Indigena, con sede en Santiago del Estero, dio comienzo al segundo semestre de su innovadora propuesta académica. La misma consiste en un programa de estudios en Psicología Social Popular.

Norma Amalia Michi, integrante del equipo que coordina la carrera, explica que “la psicología social nos sirve para poder hacer mejor toda nuestra labor. Nos permite poder pensar en cómo nos relacionamos y analizar los vínculos dentro de nuestros grupos que permitan mejorar la interacción en nuestras comunidades”. 

A su vez, Michi enfatizó que la diplomatura es de gran importancia para poder fortalecer a los jóvenes: “los acompañamos en el proceso de repensar sus vidas”. Afirmó: “son nuestros nietos que se fueron a la ciudad y que esta sociedad ha hecho de ellos, en muchos casos, personas descartables”.

Indicó además que: “esto los ha llevado en algunos casos a consumos problemáticos de drogas y alcohol”. Sentenció Michi: “la Psicología Social y Popular nos ayudará a construir un mejor proyecto de vida para ellos».

Una propuesta emanada de dos entidades educativas

El proyecto formativo es resultante de la conjunción de dos cuerpos académicos: el Instituto de Psicología Social Pichon Riviere de la provincia de Córdoba, quien aporta su trayectoria en la disciplina de su especialidad. A ellos se les suma el cuerpo de docentes del Movimiento Nacional Campesino Indigena quienes incorporan los conocimientos y experiencias de las comunidades rurales. 

Norma Michi ha subrayado que “se han integrando los saberes de ambas organizaciones y hemos construido metodologías educativas propias y creativas para el fortalecimiento comunitario”.

El número de estudiantes asciende a ciento veinte y provienen de diversas entidades campesinas, muchos de ellos pertenecen a pueblos originarios. Norma explicó que “ciento veinte es el número que podíamos responsablemente asumir, han quedado muchos postulantes que no hemos podido incorporar. Están aguardando que exista una nueva cohorte para inscribirse, la cual prevemos ofertar el próximo año”.

Imagen: jovenes estudiando (UNICAM)

Un pensum con orientación popular y comunitaria

Respecto al nombre de la carrera que es Psicología Social y Popular, Norma aclaró que se debe a que “esta es una escuela que recoge la tradición de la psicología social de Argentina. Sobre todo con autores como Pichón Riviere y otros exponentes latinoamericanos que tienen una perspectiva que es pensada por, para y desde el pueblo. Es decir, una perspectiva de clase humilde y trabajadora”.

La diplomatura exige una gran vinculación entre el aula y la vida real. Norma Michi explica que “la comunidad estudiantil durante la cursada va realizando trabajos prácticos asociados con su experiencia y con la aplicación de esos conocimientos en sus territorios. Es muy probable que para graduarse se solicite a quienes cursen la realización de un trabajo final que integre todos los saberes incorporados los cuales deberán ser aplicados en sus comunidades”.

Para garantizar el nexo entre la actividad académica y las comunidades, la formación se desarrolla en modalidad presencial con periodos de encuentro intensivos de una semana donde el alumnado reside en la universidad, y un periodo en el cual regresan a sus comunidades y trabajan en ellas. Ese periodo en la UNICAM se le denomina “alternancia” y es una de las claves que garantizan la socialización de los nuevos saberes incorporados. Sin embargo, dado el contexto del COVID-19 las clases actualmente se están impartiendo bajo modalidad virtual. 

Un espacio académico en los montes para habitar los montes

La Universidad Campesina UNICAM se ubica en el kilómetro 924 de la ruta nacional N°9 del Departamento Ojo de Agua, en Santiago del Estero. Norma Michi sintetizó la historia y concepto de la casa de estudios: “la universidad empieza a ser soñada por los militantes del Movimiento Campesino Indigena, quienes desde los montes santiagueños pensaban que formación podían brindar a futuro a sus hijos”.

“Siempre pensaron en una formación de alto nivel que aspire a que los estudiantes se queden, y no una universidad para irse o para que los expulsen, tal como acontece en otras universidades”. Finalizó destacando que “esta es una universidad para seguir viviendo en el monte, trabajar aquí en el monte con el objetivo de conservar y recrear la propia cultura”.

Compartir:

Notas Relacionadas

Nota Al Pie